Actualizado: 18/10/2017 20:02
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Deportes

Cubanos por el mundo

Pura voluntad

Con numerosos títulos mundiales y norteamericanos, Alberto Salazar es una de las figuras más importantes del atletismo.

Comentarios Enviar Imprimir

Alberto Salazar (La Habana, 1958) es uno de esos hombres que se puede señalar como ejemplo de voluntad y perseverancia. Ha estado toda su vida ligado al atletismo, en las especialidades de fondo.

Ganó tres maratones consecutivos en la ciudad de Nueva York, entre 1980 y 1982. En el primero hizo un tiempo de 2:09:41, el más bajo en ese momento en Estados Unidos para un debutante y el segundo mejor tiempo de manera general. Un año después marcó 2:08:13, que habría sido un récord mundial si los organizadores no hubieran detectado que la distancia recorrida era unos 148 metros más corta que la reglamentada. Al final de la carrera, no le avalaron el tiempo.

Su trayectoria deportiva comenzó en el High School de Wayland, en el estado de Massachussets, donde fue campeón estatal de cross country en 1975. De allí pasó a la Universidad de Oregón, en la que consiguió numerosos honores All American. En 1978 integró el equipo campeón de cross country de la NCAA (National Collegiate Athletic Association), y en 1979 triunfó en el campeonato nacional en Estados Unidos. En el campeonato mundial de la misma especialidad, en 1982, terminó segundo, y un año después alcanzó la cuarta posición.

El 6 de julio de 1982, en Estocolmo (Suecia), Salazar logró el récord norteamericano en 5.000 metros, con un tiempo de 13:11.93, y el de 10.000 metros lo conquistó en Oslo (Noruega) el 26 de junio de ese mismo año, con 27:25:61. También en 1982 ganó su único maratón de Boston, cuyo final espectacular es narrado por John Brant en su libro Duel in the Sun.

El cubano ganó la competencia con un vibrante remate final: se desmayó al cruzar la meta y tuvo que ser trasladado al hospital, donde le suministraron seis litros de agua. En 1982, la revista Track & Field News lo ubicó en el puesto número uno en el mundo en maratón, tras ganar las carreras de Nueva York y Boston.

En 1983, Salazar rompió en dos ocasiones el récord estadounidense en 10.000 metros, y se coronó campeón nacional, su segundo título después del de 1981. En 1983 fue también número uno en North American Road Rankings, por su récord en los 10 kilómetros.

Finalizó tercero en las eliminatorias de los 10.000 metros para los Juegos Olímpicos de Moscú, en 1980, y rompió el récord norteamericano bajo techo en 5.000 metros en 1981, con marca de 13:22:6.

El entrenador de Nike

Conocido por su tenacidad en la competencia y su fuerte voluntad para entrenar y buscar metas, Salazar bajó el rendimiento, pues el excesivo régimen que llevaba le causó problemas inmunológicos. En los Juegos Olímpicos de Los Ángeles, en 1984, siendo miembro del equipo olímpico estadounidense de maratón, finalizó en una decepcionante posición 15, pues el calor le afectó demasiado.

Trabaja actualmente para la reconocida marca Nike y sigue conectado al deporte como coach del Nike Oregon Project. Entre sus discípulos figuran Galen Rupp, Joaquín Chapa, Collin Stark-Benz y Richard Smith. Varios de estos atletas tuvieron buenos resultados en el campeonato nacional de atletismo del año pasado. Todo el trabajo realizado por Salazar en Oregón hizo que fuera reconocido en el Salón de la Fama de ese estado en 1997.

El 30 de junio de 2007 sufrió un ataque al corazón, que le funcionó a medias durante 26 minutos. El pronóstico era el peor, pero tras varios intentos los médicos lo revivieron. Días después fue dado de alta del hospital y tras nueve jornadas ya entrenaba a sus pupilos en la pista de carreras.

En 2006, con 48 años, retornó al Maratón de Nueva York, para servir de marcador al retirado ciclista Lance Armstrong durante las primeras diez millas de la carrera.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

Alberto Salazar.Foto

Alberto Salazar.

Últimos videos