Actualizado: 18/10/2019 17:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Deportes

Cubanos por el Mundo

'Reviviendo una era'

El cubano José Humberto Rodríguez, gerente de la Federación de Judo de EE UU, ve en Pekín la oportunidad de conquistar el primer oro olímpico.

Comentarios Enviar Imprimir

El cubanoamericano José Humberto Rodríguez es una de las figuras más reconocidas en el mundo del deporte, no sólo en Estados Unidos, también en otros países. Durante su niñez y juventud se dedicó a la práctica del atletismo y ganó más de una medalla, pero no alcanzó el nivel exigido para integrar el equipo nacional. Sin embargo, ahora tiene en su haber cinco juegos olímpicos y la de Pekín es su sexta incursión con el equipo nacional de judo de Estados Unidos. El gran propósito de Rodríguez es que su escuadra obtenga la primera medalla de oro.

Antes que nada, es preciso significar que este directivo trabajó fuerte durante meses en la preparación de múltiples competencias, incluidos los torneos panamericanos celebrados en Miami, con la mirada puesta siempre en un entrenamiento riguroso de los atletas con posibilidades de representar a la nación. De hecho, la contienda hemisférica resultó un éxito desde todo punto de vista: asistieron los mejores judocas del continente, quienes brindaron un certamen de primera calidad. Muchos de los deportistas buscaban un boleto para Pekín 2008.

En el Hotel Intercontinental de Miami fue la entrevista con José Humberto Rodríguez, director ejecutivo/CEO de judo en Estados Unidos, que llegó a este país con sólo 12 años de edad en la década de los años sesenta, y se fue a vivir a Nueva Jersey.

Rodríguez, que desde hace tres años es el gerente de la Federación de Judo de Estados Unidos, con muy buenos resultados, recordó: "En los Juegos Panamericanos de Brasil ocupamos la tercera plaza, sólo por detrás de Cuba y Brasil, país con el cual estuvimos discutiendo hasta el final el segundo lugar. Esos han sido los mejores resultados en la historia de este deporte. Allí, uno de nuestros judocas, Ryan Reser, estableció récord continental cuando logró el Ippon más rápido que se haya visto en una cita de este tipo: tres segundos y medio".

Pero no es lo único logrado en el judo en los últimos tiempos. También en el verano de 2007, una de sus judocas, Rhonda Royse, consiguió la medalla de oro en el Campeonato Mundial de Río de Janeiro. "Nuestra atleta peleaba con una holandesa en la discusión del título. Ella perdía, y sólo faltaban seis segundos para concluir el combate, cuando la europea cometió un error y Rousey no desaprovechó la ocasión para vencerla y llevar para Estados Unidos la importante medalla. Fue un gran triunfo", comentó Rodríguez.

"Nuestro principal propósito es asegurar que se ganen medallas en cuantas competencias estemos presentes. Para el Comité Olímpico de Judo de los Estados Unidos eso es lo más importante. En esa dirección trabajamos y para ello nuestra federación cuenta con un presupuesto de 1.7 millones de dólares para este año", afirmó el directivo, quien agregó: "Una parte de ese dinero, 700.000, se recibe del Comité Olímpico, lo demás proviene de recaudaciones, membresía y ese tipo de cosas".

Una buena impresión

El expediente deportivo de José Humberto Rodríguez es tan grande como él mismo. Valga decir que, por sus conocimientos, trabajó hace unos años como coordinador de atletismo del Club Master de Gainsville, en la Florida, donde figuraban los mejores atletas estadounidenses, muchos campeones olímpicos y mundiales, con los cuales viajó a competencias en todos los niveles. Ahora es su hijo quien trabaja en el prestigioso club, que compite al más alto nivel.

Nacido para el deporte, a Rodríguez le tocó estar entre los principales ejecutivos que organizaron los Juegos Olímpicos de Atlanta en el año 1992. Para entonces, ya había participado en los JJ OO de Los Ángeles, en 1984, y estuvo antes en los de Barcelona (1992), Sidney (2000) y Atenas (2004).

"La cita olímpica de Atlanta es lo más importante que he logrado en el deporte. Allí dejé un legado, no sólo por el trabajo que hubo que realizar en las 27 disciplinas, sino porque introduje un elemento que desde entonces estableció una manera diferente en los Juegos Olímpicos. Pude crear los shows de música en cada uno de los deportes, que hasta entonces no se hacían. Ello ha contribuido a darles más colorido a las competencias. La gente en los partidos de poca calidad no se aburre, porque se suceden estos acontecimientos musicales, que son muy buenos y animan a los fanáticos de los distintos equipos. Se convierte en una verdadera fiesta del deporte", opinó este ejecutivo.

"Desde entonces los Juegos Olímpicos cuentan con un productor musical en cada deporte. China será mi sexta olimpíada y allí tampoco faltará la música", confesó con orgullo.

Tan buena impresión dejó Rodríguez, que apenas comenzaron los preparativos de las Olimpíadas de Sidney, el ministro de Deportes de Australia lo contrató para que se encargara de que la música y los shows fueran un éxito. Varios meses trabajó en ello y los resultados fueron satisfactorios.

Más cubanos

Recientemente, se escogió en Las Vegas el equipo que representa a Estados Unidos, así como a tres entrenadores y dos mánager, que viajaron rumbo a China el pasado el 30 de julio. Uno de los mánager es el cubanoamericano Humberto López, quien ya estuvo en los Juegos Panamericanos y el Campeonato Mundial de Brasil, y entre los entrenadores viaja el cubano Israel Hernández, medallista olímpico. José Humberto Rodríguez resaltó que en la delegación estadounidense aparece también el cubano Héctor Estévez, árbitro internacional.

Tan significativa presencia en el judo de alto nivel de Estados Unidos habla a las claras de la calidad que en sus respectivas responsabilidades tienen estos cuatro olímpicos.

Para finalizar, el experimentado director ejecutivo no dudó en asegurar: "Si conquistamos una medalla de oro, otra de bronce y un quinto puesto, hemos logrado venir de la nada hacia lo mucho. Sería espectacular. Nosotros estamos reviviendo una era del judo que no se había vivido durante muchos años".


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.