Actualizado: 24/05/2019 17:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Entrevistas

Elecciones en EE UU

«Creo que el resultado será contundente»

Entrevista a Lincoln Díaz-Balart, candidato republicano por Florida al Congreso de Estados Unidos.

Comentarios Enviar Imprimir

Lincoln Díaz-Balart, protagonista de la que es calificada como la carrera electoral más desagradable del año en Estados Unidos, está sereno y confiado a pocas horas de la votación del 4 de noviembre. El enfrentamiento con su archirival, el ex alcalde demócrata de Hialeah, Raúl Martínez, representa el mayor reto electoral en sus 16 años en el Congreso, pero Díaz-Balart asegura que lo único diferente en esta ocasión ha sido el esfuerzo en la recaudación de fondos. Y, ciertamente, los ha necesitado.

Grupos demócratas conocidos como 527s, Patriot Majority y One South Florida —financiado por el presidente del Cuba Study Group (Grupo de Estudios para Cuba), Carlos Saladrigas, y Jorge Mas Santos, presidente de la Fundación Nacional Cubano-Americana—, han invertido millones de dólares en anuncios fustigando a Lincoln Díaz-Balart y a su hermano Mario, quien busca la reelección por el distrito 25. Lincoln, con el apoyo financiero de su partido, ha atacado a su vez desempolvando una vieja causa por corrupción ya desestimada contra Martínez y acusándolo de enriquecerse durante sus 27 años en la alcaldía.

Pero la guerra sucia parece estar muy lejos cuando Díaz-Balart camina sonriendo por los pasillos de Radio Mambí, bastión republicano de los cubanos de Miami. La simpatía es evidente en los que se acercan a saludarlo e incluso interrumpen la entrevista con frases de apoyo y optimismo.

Algunos observadores consideran que la guerra de anuncios propagandísticos puede tener un efecto paralizador sobre los votantes, alejándolos de las urnas. ¿Cree que esto puede afectar sus oportunidades de reelección?

Las cuestiones más candentes las decidimos con votos y no con balas. Todo lo que ha salido de mi campaña está basado en la realidad, en hechos concretos. Sé que muchas personas prefieren no ver esos anuncios, pero forman parte del proceso electoral. El elector está contratando a un representante en el Congreso, y tiene que saber a quién está contratando. Mi rival, después de agredir a un joven, mintió para enviarlo a la cárcel, y creo que uno tiene que saber si alguien es capaz de mentir con el fin de encarcelar a una persona. [Se refiere a un incidente de 1999, cuando Martínez fue captado por cámaras golpeando a un manifestante en la autopista Palmetto. Martínez dice que estaba ayudando a la policía y que el hombre tenía un expediente criminal]. Yo baso mi campaña en los logros de mi trabajo en el Congreso.

Si de esos logros tuviera que destacar tres, ¿cuáles serían?

La aprobación de la Ley NACARA, que permitió que decenas de miles de nicaragüenses, guatemaltecos y salvadoreños se convirtieran en residentes permanentes de Estados Unidos; la restitución de la ayuda suplementaria a 800 mil personas que la habían perdido; y haber logrado codificar el embargo en contra de la tiranía cubana, pues de lo contrario ya se habría levantado bajo los gobiernos demócratas. Logré que los decretos presidenciales se convirtieran en ley y que se condicionara el levantamiento de las sanciones comerciales a tres pasos fundamentales en Cuba: la libertad de los presos políticos, la legalización de partidos políticos, sindicatos y prensa independiente, y la realización de elecciones democráticas.

¿Por qué cree que el tema de la política de Estados Unidos hacia Cuba ha estado casi ausente de la campaña, a diferencia de otros años?

Pienso que la comunidad conoce desde hace mucho nuestras posiciones sobre ese tema. De los cinco debates en los que participé, sólo en dos me hicieron preguntas relacionadas con eso.

Los analistas consideran esta elección en particular como un referendo sobre la política tradicional del exilio y medidas controversiales como las restricciones a los viajes y remesas a Cuba. ¿Cuál ha sido su plan ante el sector opuesto a tales medidas?

Algunas personas que no están de acuerdo con esas medidas votan por nosotros [los candidatos republicanos] de todas maneras, porque la gente vota por el expediente completo de los candidatos, no por un tema en específico, sino por un conjunto de cosas que definen a la persona. Los votantes basan su decisión en un conjunto de factores. Las personas conocen mi expediente, que he usado los cargos públicos para servir y no para servirme. Mi rival, en cambio, fue alcalde con un sueldo de entre 60.000 y 70.000 dólares y terminó multimillonario.

Creo que después de esta elección será importante analizar el voto de los cubanoamericanos. Habrá una gran manifestación de unidad y un consenso de apoyo por los tres candidatos [republicanos] y creo que eso se verá el día 4 de noviembre.

¿Está seguro de la victoria? Algunas encuestas indican que la carrera entre usted y Martínez está reñida.

La última de la que tengo conocimiento, la de Univisión, no dice eso. [La encuesta realizada por la Universidad Internacional de la Florida para el canal de televisión, el 21 de octubre, le da un margen de victoria a Díaz-Balart de 14 puntos; la campaña de Raúl Martínez reaccionó diciendo que Lincoln pagó al encuestador]. Pero creo que la única encuesta que cuenta realmente es el voto en las urnas y las manifestaciones de respaldo que recibimos. Todos los indicios que tenemos van en esa dirección, creo que el resultado será contundente.

Si en su distrito la mayoría de las personas estuviera a favor del levantamiento de las últimas restricciones sobre los viajes y las remesas, ¿estaría dispuesto a reconsiderar su posición al respecto?

Yo entiendo que no hay consenso en ese tema y respeto a las personas que piensan de manera diferente. Pero creo que los cubanos reciben el tratamiento excepcional de la Ley de Ajuste y eso conlleva a ciertas responsabilidades, pues es un status de refugiado político. En mi oficina, por ejemplo, he recibido visitas de latinoamericanos que han recibido asilo político y no pueden viajar a sus países a ver a sus familias, ni siquiera cada tres años. Nosotros mantenemos la Ley de Ajuste Cubano como un instrumento de reunificación familiar, porque les recordamos a nuestros colegas en el Congreso que se mantiene su razón de ser, la tiranía en Cuba. Yo apoyo los viajes cada tres años, como medida de excepción, y no una vez al año, de la misma manera en que les pido a mis colegas en el Congreso que defiendan la Ley de Ajuste Cubano.

Si gana, ¿qué es lo primero que piensa hacer?

Continuar trabajando. Espero recibir el mandato y el voto de confianza de los electores.

¿Y si pierde? ¿Volverá a postularse en otro cargo político?

Sí, creo que tengo una vocación política, no hay que estar necesariamente en un cargo público, pero todavía tengo asignaturas pendientes. Quiero continuar luchando por el tema cubano, ver a ese pueblo que tanto quiero por el camino de la democracia. Localmente, creo que se pueden crear nuevos y buenos puestos de trabajo, en especial en el área de alta tecnología de la defensa, terreno en el que hay grandes avances, y luchar para lograr una reforma migratoria amplia en los próximos dos años.

*Ivette Leyva Martínez es editora de Yahoo! Inc.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.