Actualizado: 01/06/2020 20:01
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Irán

Entre 'fraude' y represión

A pesar de las apariencias, Mahmud Ahmadineyad ha salido debilitado de las elecciones presidenciales.

Comentarios Enviar Imprimir

Algo huele mal cuando las primeras medidas de un presidente —supuestamente elegido por una aplastante mayoría de votos— son órdenes a la policía para cargar contra jóvenes manifestantes, invitar a los periodistas extranjeros a retirarse del país, cerrar una importante representación de un canal de televisión e interrumpir el servicio de internet.

Esto acaba de ocurrir en Irán, después de que las décimas elecciones presidenciales dictaron que el actual gobernante, el fundamentalista Mahmud Ahmadineyad, había obtenido el 64% de los sufragios y su principal opositor, el moderado Mir Husein Musavi, tendría que conformarse con menos del 34%.

En un país donde el 70% de la población es menor de 30 años, resulta sospechoso que el incendiario Ahmadineyad haya ganado por una ventaja tan sustancial; sobre todo cuando la afluencia a las urnas fue de más del 80%.

El analista británico del diario The Guardian, Henry Newman, argumentó, quizá con cierta lógica, que en Teherán se había producido "un golpe de Estado".

Según Newman, la represión en la capital iraní estuvo "sospechosamente" sincronizada con la detención de importantes figuras de la oposición, de influyentes periodistas y con un cerco al Ministerio del Interior, que daba a conocer los resultados oficiales.

El especialista en temas iraníes Karim Sadjadpour, autor del libro Reading Khamenei: The World View of Iran's Most Powerful Leader, opinó que lo que se produjo en Irán "no fue una elección presidencial, sino una selección".

Debate en la TV

Por primera vez después de la Revolución Islámica de 1979, los dos principales candidatos se enfrentaron en un debate en la televisión. Musavi le dijo directamente al presidente Ahmadineyad: "Usted ha dañado la reputación de nuestro país, ha promovido extensos conflictos con otros países, y sus métodos nos van a llevar a una dictadura".

Casi todos los analistas coincidieron en que estas no son las palabras que normalmente se intercambian por televisión los líderes de la teocracia iraní.

Durante este debate, Ahmadineyad calificó de "corrupto" al ex presidente Alí Akbar Rafsanjani. Actualmente, Rafsanjani encabeza una entidad que agrupa a una serie de personalidades, como una especie de "consejo de sabios". Con este insulto, el reelegido presidente agregó un nombre importante a su lista de enemigos dentro del reducido grupo de jerarcas del régimen.

Al día siguiente del debate, agencias de noticias internacionales informaron desde Teherán que un jurista había pedido al Consejo de Guardianes que revisara su decisión de aceptar al presidente del país, Mahmud Ahmadineyad, como candidato a la presidencia, por las acusaciones que vertió contra los ex presidentes Ali Akbar Rafsanyaní y Mohamad Jatamí.

Incidentalmente, debe decirse que en la "democracia" iraní se presentaron como candidatos a la presidencia algunos centenares de personas, pero la selección final corresponde al Consejo de Guardianes, que sólo aprobó a cuatro.

Durante el debate electoral, el mandatario denunció que Rafsanayani deseó el colapso de su gobierno y afirmó que sus hijos están involucrados en delitos de fraude y de corrupción.

Surge un triunvirato

El reformista Jatamí, que preside la Sociedad del Clérigo Combatiente, ya estaba declarado enemigo electoral del actual presidente y había manifestado su apoyo público a Musavi.

Según Newman, la formación del triunvirato Musavi-Rafsanyani-Jatamí debilita objetivamente el poder del actual presidente, a pesar de que obtuvo el beneplácito del líder supremo, el ayatola Ali Jamenei.

Ante los disturbios en Teherán, Jamenei se apresuró a lanzar un llamado "a la unidad" de todos, alrededor del candidato triunfante.

Newman estima que este pronunciamiento se produjo en contra de una regla establecida: el ayatola debía esperar tres días, después de los comicios, para la presentación de "quejas" sobre el proceso electoral.

En Irán, es el líder supremo Jamenei el que adopta las grandes decisiones relativas a la política nuclear y a las relaciones exteriores y el presidente es un simple "ejecutante", aunque dirige el país en lo que se refiere a la economía interna.

Métodos populistas

Son pocos los comentaristas y analistas que dan crédito a la "aplastante" victoria de Ahmadineyad, pero se deben tomar en consideración algunos de sus métodos en la campaña electoral.

Conocedores del entramado interno aseguran que Ahmadineyad aprovechó para repartir equipos electrodomésticos en barrios pobres de Teherán y en zonas rurales. En estas últimas se encuentran unos quince millones de votantes.

Según un comentario del diario oficialista cubano Juventud Rebelde, el pasado 11 de junio, "Ahmadinejad, en el poder desde 2005, se mostró pródigo durante todo su mandato con las capas populares que lo eligieron, y espera que ahora le renueven su apoyo".

El clásico populismo, también destacado por una reportera de la televisión estatal lusa, como uno de los factores para la "victoria"electoral. Pero, varios analistas han opinado que Ahmadinejad habría podido ser más "convincente", si hubiera permitido una segunda vuelta y entonces presentaba estos "fantásticos" resultados.

Según un experto francés, la cuestión central es que el presidente iraní "tuvo miedo" y se decidió por la jugada de un "fraude electoral gigantesco", pero que, "lejos de salir fortalecido, queda debilitado y tendrá que moderar algunas de sus posiciones". El tiempo dirá si este pronóstico es acertado o no.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

Represión policial contra manifestantes en Teherán, tras conocerse los resultados de las elecciones presidenciales. (AFP)Foto

Represión policial contra manifestantes en Teherán, tras conocerse los resultados de las elecciones presidenciales. (AFP)

Últimos videos