Actualizado: 20/05/2022 11:41
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Putin, Rusia, Ucrania

La primera Ley del Agujero

La invasión rusa a Ucrania cambió en 24 horas la percepción de una serie de creencias que se consideraban inmutables

Comentarios Enviar Imprimir

Mi hijo acaba de cumplir tres años. Su inocencia le impide dilucidar. Su memoria tampoco ayuda más allá de la repetición por osmosis. No es mi caso. A mis sesenta y algo, veo las imágenes de la invasión a Ucrania, como si releyera los libros de Anna Politóvskaya, sobre la masacre de chechenos por las hordas rusas[1].

Digo hordas intencionalmente. El ejército ruso se comporta como una banda de forajidos, corsarios, o filibusteros. Violan mujeres y niñas. Asesinan civiles. Saquean comercios y hogares. Violentan las convenciones sobre el comportamiento de los ejércitos en zonas ocupadas, y el trato a prisioneros.

Nada es nuevo. Antes que Politóvskaya fuera asesinada, Sandor Marai, narra en Tierra, Tierra, la invasión soviética a Hungría en 1944, y Ryszard Kapuściński, en El Imperio la invasión a Polonia en 1939. Los países euro orientales, fueron víctimas de los Acuerdos de Yalta (1945). Chechenia, fue sacrificada en la guerra contra el terrorismo (2009). Pero ¿qué pasará con Ucrania?

Históricamente, los tiranos fallan sus cálculos políticos-militares, pues como en la novela de García Márquez, “ellos no tienen quien le escriba”. Ahí tienen a Napoleón, derrotado en Rusia (1812), Hitler cercado en Berlín (1945), Hussein, ahorcado en Bagdad (2003). Todos ellos libraron guerras atroces. ¿Por qué Putin, no aprendió la lección? ¿Creyó a sus generales sobre las guerras en Chechenia, Georgia, o Crimea? ¿Conoce de la corrupción dentro del ejército, la baja calificación de sus oficiales, el mal estado de su técnica de combate, o la dedovshchina?[2] ¿Sabía que su ejército es un “Ídolo con pies de barro”?, como reza en el Antiguo Testamento, Libro de Daniel (pasaje 2:26-45).

Todos contra Putin

Esta invasión rusa a Ucrania, cambió en 24 horas cosas impensables. Reafirmó la percepción global de que las dictaduras, son un callejón sin salida. Cambio el paradigma de defensa europeo, agotado luego de años de “Pax Americana”, la neutralidad de algunos estados paso a mejor vida, y el sistema económico y cultural mundial, se alineó como nunca tras las banderas de la libertad y la democracia.

No es Putin el único perdedor.[3] Xi Jinping y sus pretensiones hegemónicas sobre Taiwán y el Asia Sur Oriental, también encaja el desmadre. Potencias subregionales como Vietnam, Tailandia, Indonesia y Filipinas, además de Australia y Nueva Zelandia, se rearman, tras comprender que hay “potencias adolescentes”, y no se puede confiar en ellas para el equilibrio de la paz.[4] En Latinoamérica, las tiranías bananeras de Díaz- Canel, Maduro, y Ortega, ponen sus barbas en remojo.

Hagamos leña del árbol caído

Marcado por la teoría de la paz democrática (las democracias nunca entran en guerra entre ellas), o la interdependencia, (todos estamos vinculados), Estados Unidos, Europa y hasta las naciones exsoviéticas, ayudaron a Rusia a salir de la crisis que significó la muerte de la tiranía comunista. Todos intentaron ayudarle. Concibieron una Rusia fuerte y democrática, como ejemplo y motor para confirmar la tesis de Francis Fukuyama.

Se pensó en un Moscú dentro en la OTAN, el G-7, se le dio trato económico preferencial y… hasta se negoció que Ucrania le entregara sus armas nucleares, a cambio del compromiso de respetar su soberanía.[5] Pensaban en la interdependencia como conductor a la estabilidad. No fue el caso. La interdependencia puede implicar graves riesgos, si un gobierno es irresponsable…

Vladimir Putin, permitió la muerte de los marinos del Kursk (2000), se ensañó contra chechenos (2000- 09), georgianos (2008). Aprovechó que las democracias estaban en sus particulares guerras contra el terrorismo. No contento con la prooccidentalidad del Maidan, invadió el Dombás y Crimea (2014), además de inmiscuirse en Siria (2015).

Mientras el “Carnicero de Moscú” se empeñaba en su geofagia, estallan bombas en Bruselas (2016), asesinan periodistas en París (2015), norteamericanos e ingleses intentan salir de Irak y Afganistán y el Estado Islámico proclama el Califato, que atrajo a yihadistas árabes y magrebíes residentes en Europa.

A mediados de 2021, las tropas norteamericanas se retiraron de Afganistán, y el yihadismo en Europa fue controlado. Invadir Ucrania en 2022 fue un error de cálculo político militar colosal. El escenario, no era el mismo. Dos meses después de la eufemística Operación Militar Especial, cuando se reafirmó la esencia criminal y genocida del gobierno ruso, Estados Unidos y sus Aliados en todo el mundo, comenzaron a planificar un mundo diferente, en el cual ya no intentan coexistir y cooperar con Moscú. Buscan aislar y debilitar a largo plazo, a la potencia nuclear, que ha puesto en vilo a la humanidad. La expulsión de Rusia de la Comisión de Derechos humanos, solo es el primer paso. La creación de un Comité Penal Internacional (CPI) especial, por sus crímenes, será un segundo. El tercero, será el reajuste del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, sin su presencia.

Y ahora el mundo sabe que el “Ídolo tiene pies de barro”.

“Queremos ver una Ucrania libre e independiente, una Rusia debilitada y aislada y un Occidente fuerte, unificado y decidido”, dijo el asesor de seguridad nacional Jake Sullivan, “Esos tres objetivos están a la vista”. “En todo caso”, argumentó el historiador Stephen Wertheim, “la guerra ha fortalecido la disciplina estratégica, al ofrecer la oportunidad de alentar a Europa a equilibrarse con Rusia mientras Estados Unidos se concentra en la seguridad en Asia…”

El primer beneficiado en ese plan, será China. Ante una Rusia debilitada y marginada, Beijing extenderá su influencia sobre el Asia Central, y hasta el Mar Caspio (su relación con el Afgani-Talibán lo demuestra), en competencia con India y Pakistán. Además, también girará sobre el Extremo Oriente ruso, y Mongolia. Japón, no quedará atrás y zanjará el tema de las Kuriles.

Se lanzarán como perros hambrientos a desmembrar al imperio, los pueblos atropellados por el “rusismo”. El primero será el checheno Kadirov. Le acompañan los caucásicos y los turcomanos. Abjasia deberá volver al redil georgiano, y Armenia ya no contará con el apoyo ruso contra Azerbaiyán.

El mundo cambiará en los próximos meses. Volodimir Zelenski (profeta en su tierra), le dijo en los primeros días de guerra a Vladimir Putin. Es el momento de salir con tu pequeña derrota, porque más adelante, saldrás con una derrota mayor. Algo así como la primera Ley de Agujero: Cuando te des cuenta que estas en un agujero: ¡deja de cavar!


[1] Libros de la Politovskaya sobre los crímenes rusos en Chechenia: Chechenia. La deshonra rusa (2003), Una guerra sucia: Una reportera rusa en Chechenia(2003), Terror en Chechenia (2003).

[2] Dedovshchina es la práctica de humillación y acoso a novatos en las Fuerzas Armadas rusas y Soviéticas. La consideran cuna de la baja moral de las tropas.

[3] Ver Los tontos y el gobierno, publicado en Cubaencuentro el 17 de abril de 2022.

[4] Ver Adolescencia imperialista, publicado en Cubaencuentro el 28 de enero de 2022.

[5] Memorando de Budapest (1994).


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.