Actualizado: 20/01/2022 14:54
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Conflicto en Sudamérica

Nerón bolivariano

Hugo Chávez interviene en un asunto ajeno y sale mal parado: ¿se sentará en el banquillo del Tribunal Penal Internacional?

Comentarios Enviar Imprimir

Nunca antes se habían perfilado, con tanta nitidez, las características de atizador de conflictos de Hugo Chávez, presidente de Venezuela. Se ha desbocado con el incidente entre Colombia y Ecuador, a causa de la detección por parte del ejército colombiano de un grupo de las FARC (Fuerzas Armadas y Revolucionarias de Colombia), que culminó unos kilómetros dentro de territorio ecuatoriano y se saldó con la muerte en combate de Luis Edgar Devis (alias Raúl Reyes).

Como si fuera el presidente de América Latina, sin tener nada que ver con el asunto, Chávez le advirtió a Bogotá que un incidente de ese tipo en la frontera con Venezuela significaría la guerra.

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, había mantenido contacto telefónico directo con su colega de Ecuador, Rafael Correa, para informarle que habían entrado en territorio ecuatoriano al perseguir a un grupo de terroristas de las FARC. Poco después de conocida la muerte de Reyes, se produjeron reacciones contradictorias entre Chávez y las FARC.

El mismo día que se comprobó que Reyes estaba muerto, Caracas calificó el hecho como "un duro golpe al proceso de acuerdo humanitario en Colombia". Minutos después, Chávez confirmó esa postura y además advirtió a Bogotá que sería "causa de guerra" una eventual incursión militar colombiana en Venezuela.

Los guerrilleros se tomaron su tiempo para reaccionar y emitieron un comunicado que decía que la muerte de su número dos y portavoz internacional, 'Raúl Reyes', a manos del Ejército, no debía afectar la búsqueda de un acuerdo humanitario sobre los secuestrados. O sea, que Chávez se colocó en una posición más catastrofista que las FARC. Quizá adivinaba que Reyes podía ser portador de pruebas que lo comprometen en la ya posible alianza entre Caracas y la narcoguerrilla.

El show de la guerra

El domingo 2 de marzo, en su programa Aló, Presidente, Chávez decidió montar el show de la guerra y enviar hacia la frontera con Colombia diez batallones del ejército, apoyados por tanques y aviación. Hasta ese momento, así lo reconocía el diario británico The Times, el presidente ecuatoriano había reaccionado "con calma" ante la situación. Pero ahora sentía la presión de su amigo, aliado y protector, por lo que decidió también militarizar la frontera.

Bogotá, con cautela y sangre fría, declaró que no reforzaría militarmente sus fronteras, porque la guerra que libraba era contra los guerrilleros terroristas de las FARC. Claro que el gobierno colombiano tampoco podía ocultar al mundo las pruebas obtenidas en las computadoras personales de Reyes.

El pasado 3 de marzo, el director general de la policía colombiana, general Óscar Naranjo, denunció que el gobierno venezolano ofreció 300 millones de dólares a las FARC, a través de un muy rentable negocio petrolero.

Según Naranjo, en tres computadores que se recuperaron en el campamento donde murió 'Raúl Reyes' el pasado fin de semana, también había indicios sobre supuestos nexos entre funcionarios ecuatorianos y esa guerrilla.

Ese material "no sólo lleva implícita una cercanía, sino una alianza armada entre las FARC y el gobierno de Venezuela", señaló el general.

Haciendo un análisis de la situación, el experto dominicano Reginaldo Atanay opinó: "Colombia ¡se está defendiendo! y esa defensa va teniendo el respaldo de amplios sectores de la vida nacional colombiana, y de muchos sectores dispersos en el mundo. Con tantos ataques, desde verbales hasta militares, Colombia ha mantenido la cordura; y su presidente ha sabido respetar la dignidad presidencial, y no ha bajado, como su colega venezolano, al estercolero de los insultos y otros escándalos".

Desde su "retiro" para las reflexiones, "el compañero Fidel Castro" fue categórico: "Se escuchan con fuerza en el sur de nuestro continente las trompetas de la guerra, como consecuencia de los planes genocidas del imperio yanqui. ¡Nada es nuevo! ¡Estaba previsto!". En la mente maniqueísta del ex presidente cubano, Washington siempre es el culpable de todos los males. Ha sido incluso capaz de calificar de "monstruoso crimen" la muerte del líder terrorista 'Raúl Reyes'.

Por suerte, hay algunos mandatarios sensatos y con sentido de Estado. Son los casos de Luiz Inácio Lula da Silva y Michelle Bachelet, quienes ya median para calmar los ánimos. También la Organización de Estados Americanos (OEA) intenta interceder. ¿Llegará la sangre al río?

Si prospera la denuncia de Uribe contra Chávez en el Tribunal Penal Internacional, la incursión de Colombia en Ecuador será un juego de niños ante el proceso al cual estaría expuesto el presidente venezolano, que no se ha cansado de jugar con fuego y puede que no salga ileso esta vez.

Hugo Chávez se ha tomado muy en serio su papel de "representante" de Simón Bolívar: añora un nuevo Congreso de Angostura, aquel que trajo la fusión entre Venezuela y Colombia. Pero las computadoras del combatiente Raúl Reyes quizás no le permitan realizar su sueño.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

Rafael Correa, Hugo Chávez y Álvaro Uribe, en una imagen de archivoFoto

Rafael Correa, Hugo Chávez y Álvaro Uribe, en una imagen de archivo. (AP)