Actualizado: 24/01/2017 12:03
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Redes sociales, Fidel Castro, La denuncia de hoy

“No cualquiera”

Hay más, muchos más, muchos más “no cualquiera”

Comentarios Enviar Imprimir

Circula por las redes sociales un texto titulado “Hasta la victoria siempre”, en el cual se señalan diferentes consecuciones del fallecido exgobernante cubano Fidel Castro.

Ya sabemos que en varias ciudades —no países— de Latinoamérica se pueden contar más castristas que en toda Cuba.

Debe ser por el desconocimiento. Debe ser por la propaganda para el exterior que proyecta el régimen. Debe ser por la ignorancia innata en ciertas personas (que así las hay). O por todas estas razones a la vez.

El texto en cuestión se desarrolla por medio del bordón “No cualquiera”.

A continuación, citamos sus enunciados, entrecomillados, y, con toda buena fe, a seguido de cada uno, intentaremos enriquecerlos.

“No cualquiera tumba una dictadura con 20 hombres desafíando (sic) al Imperio (sic) norteamericano”.

No cualquiera, con la inmensa mayoría del pueblo a su favor, toma el poder para derribar a un tirano y, posteriormente, establece otra dictadura, peor que la que derrocó.

No cualquiera traiciona a los miles de mártires de su movimiento revolucionario, al declararse comunista luego de sostener ante aquellos, constantemente, que no lo era.

No cualquiera promete elecciones generales en 12 meses después de tomar el poder, y finalmente se mantiene en este durante 49 años, y se retira solo cuando su salud ya no se lo permitió.

“No cualquiera elimina el analfabetismo en un año”.

No cualquiera establece la educación gratuita —y pública, toda vez que las escuelas privadas son abolidas— para todos, pero con la condición de ideologizar al estudiante.

No cualquiera determina que la “Universidad es para los revolucionarios” o prohíbe la entrada, a no pocas carreras universitarias, de religiosos de cualquier filiación, incluidos aquellos que solo han manifestado en un formulario que creen en Dios.

No cualquiera manipula la historia patria o instaura solamente las asignaturas que se avienen con una ideología, su ideología, de modo que diversas materias y autores resultan proscritos.

“No cualquiera baja la mortalidad infantil de 42% a 4%”.

No cualquiera dispone que los niños reciban la leche de vaca solo hasta los 7 años de edad y que estos, a los 6 años de edad deban jurar cada mañana en sus escuelas primarias: “¡Pioneros por el comunismo! ¡Seremos como el Che!”

Y que ya adolescentes, como única opción deban asistir a la “Escuela en el campo” si desean continuar sus estudios de preuniversitario. Internados en donde deben trabajar en las labores agrícolas por las tardes, más jurar su fe en la Revolución y en su Comandante en Jefe.

Internados con alimentación deficiente y en los cuales las hembras y los varones conviven en confinamiento precisamente en las edades en que su sexo aflora.

“No cualquiera forma más de 130 mil médicos, garantizando 1 médico por cada 130 personas, con el mayor indice (sic) de médicos per cápita del mundo”.

No cualquiera exporta los médicos, con todas las trazas de fuerza de trabajo esclava, hacia diversos países, lo cual representa uno de los mayores surtidores de ingresos para un país en bancarrota; en bancarrota precisamente por el desastre político y económico conseguido por “no cualquiera”.

“No cualquiera crea la mayor Facultad de Médicina (sic) del Mundo, graduando1500 médicos extranjeros por año, con 25.000 médicos graduados de 84 naciones”.

No cualquiera, actuando como farol de la calle y oscuridad de la casa, determina un nivel de vida superior para los estudiantes extranjeros becados, que para los de su propio país.

No cualquiera ofrece a estos estudiantes extranjeros alimentación y un trato más delicado con ellos que con los habitantes de su país, víctimas de la inopia y la carencia de libertad de expresión.

“No cualquiera envía más de 30 mil médicos a colaborar en más de 68 paises (sic) del mundo sumando cerca de 600.000 misiones”.

No cualquiera logra que los médicos de su país, así como otros profesionales, añoren cumplir una “misión” para de esta forma conseguir un poco de los bienes materiales de los que carecen en la tierra donde nacieron.

“No cualquiera logra ser la única nación latinoamericana sin desnutrición infantil”.

No cualquiera consigue que su nación atraviese por la crisis de alimentación más aguda de su historia, bautizada extrañamente por “no cualquiera” como “Período Especial”; de modo que no pocos de los ciudadanos se enfermen debido a una nutrición deficiente y una buena parte de estos vean afectada su vista con carácter irreversible.

“No cualquiera logra ser el único país latinoamericano sin problema de drogas”.

No cualquiera tiene en su nómina salarial a todos y cada uno de los medios de información del país, de manera que el tema de las drogas se conozca solo por el circular de anécdotas o, en algunos casos, cuando “no cualquiera” decide que se dé a conocer alguna información al respecto.

“No cualquiera logra 100% de escolarización”.

No cualquiera consigue que el 100 % de los estudiantes de cualquier nivel reciban únicamente las materias que “no cualquiera” decida, de las cuales, naturalmente, están excluidas las bondades que puedan existir en donde el “imperialismo” u otras naciones “enemigas”, por muy nobles y necesarias que estas materias fuesen.

“No cualquiera puede circular en su pais (sic) sin ver un solo niño durmiendo en la calle”.

No cualquiera determina que los niños habrán de recibir los juguetes —el “Día del niño”, en la fecha establecida por “no cualquiera”, no ya el día de “Los Reyes Magos”— que él decida, y no los deseados por los niños, mediante la libreta de racionamiento.

No cualquiera consigue que un niño se haga mayor de edad sin haber poseído nunca el juguete que más había añorado.

“No cualquiera logra ser el único país del mundo que cumple la sostenibilidad ecológica”.

No cualquiera puede anotarse consecuciones récord como haber exterminado en su país, en unos casos, y exterminado casi en otros, la manga amarilla, el níspero, las biajacas, el pitirre, el pájaro carpintero, los azulejos, el pájaro-mariposa, el caimitillo, la manga de chupar, las ranas toro o el marañón.

“No cualquiera logra que su población tenga 79 años de esperanza de vida al nacer”.

No cualquiera logra que los habitantes de su país vivan 79 años en medio del pánico, la inopia y la “unanimidad”, la sumisión ante lo establecido por “no cualquiera”.

“No cualquiera crea vacunas contra el Cáncer”.

No cualquiera alquila los mejores servicios médicos de su país a los extranjeros, a cambio de divisas, mientras que sus compatriotas carecen de medicamentos tan elementales como puede ser la aspirina, y asimismo deban tratarse en hospitales en muchos casos poco confortables y cuyas consultas en muchos casos están atestadas de pacientes.

“No cualquiera logra ser el único país que erradica la transmisión madre-hijo del VIH”.

No cualquiera habrá confinado a los pacientes de sida bajo normas tan estrictas como las destinadas a cualquier reo.

No cualquiera logra que sus ciudadanos padezcan polineuritis y otros padecimientos, a causa de una alimentación deficiente durante un período considerable.

“No cualquiera logra tener la mayor cantidad de medallas olímpicas de Latinoamérica”.

No cualquiera destina enormes recursos para el desarrollo del deporte, lo cual incluye infinitud de escuelas, institutos y campos de entrenamiento adonde asisten, desde niños, los interesados, con el único propósito de alcanzar la propaganda a partir de las victorias deportivas.

Dice el pueblo: ¿Cómo será posible que un país tan pequeño alcance más medallas en una lid internacional, que una nación poderosa y de alto nivel de vida?

Dice el pueblo: “Destesto el ‘medallismo’”.

Y dice el pueblo: “Las medallas no se comen, ni con las medallas me puedo calzar y vestir”.

“No cualquiera sobrevive a más de 600 atentados contra su vida y a 11 presidentes norteamericanos intentando derrocarlo”.

No cualquiera —es un solo ejemplo— manda a fusilar a tres jóvenes —negros por más señas— por el solo hecho de intentar escapar del país en una lancha estatal, sin que se produjeran víctimas mortales. No cualquiera manda a matar a estos tres jóvenes mediante un juicio sumarísimo, sentencia que se cumple en menos de 48 horas. Y, repito, es solo un ejemplo de “no cualquiera”.

No cualquiera manda a encarcelar —aun con penas de 30 años— a 75 personas por el solo hecho de opinar, relativamente, en contraposición con el Gobierno en medios extranjeros.

“No cualquiera sobrevive a 50 años de bloqueo y guerra económica”.

No cualquiera sobrevive a más de 50 años de “bloqueo” viviendo como un marajá mientras su pueblo, que es su rehén en su particular “lucha antiimperialista”, vive en la humildad o la miseria, según la época, y no tiene derecho alguno a la libertad de expresión.

“No cualquiera llega a los 90 años, con tanto protagonismo en la historia mundial”.

No cualquiera emite constantemente hacia “afuera” un discurso cargado de justicia social, con la proclamación de la equidad entre los hombres, a la vez que tiene a su país hundido en el miedo, sin que este cuente con el derecho a “protagonismo” individual alguno.

“Querido por millones. Incomprendido por otros cuantos. Lo que no puede hacer nadie, es ignorarlo”.

No cualquiera alcanza ese difícil estadio de hacer que más de dos millones de su población haya tomado el camino del exilio y que millones que aún quedan en ella quieran tomar el mismo camino —lo cual se puede saber solo por la apreciación in situ, pues “no cualquiera” tiene prohibidas las elecciones libres, los plebiscitos, las encuestas y los referéndums”.

Y hay otros más “no cualquiera”:

No cualquiera proscribe el arte y la literatura que no se corresponda con su ideario,

No cualquiera desangra moral, económica, política y militarmente a su país al enviar a sus ejércitos a combatir en guerras lejanas, justamente pagadas con el sudor y las carencias de la población.

No cualquiera recibe de un país “amigo”, durante 28 años, un subsidio ascendente a 65 mil millones de dólares, para finalmente declararse en bancarrota inmediatamente después de que cesara el subsidio dicho.

Y hay más, muchos más, muchos más, muchos más “no cualquiera” de este tipo.

¿Qué les parece?


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (http://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.