Actualizado: 13/11/2019 9:19
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Gobierno, Presidencia, Asamblea

Al régimen solo se le ocurre crear nuevos cargos

Para iniciar, aunque sea una tenue solución a los problemas económicos que enfrenta Cuba, no basta con resurgir la figura del primer ministro ni con echarle la culpa a Trump

Comentarios Enviar Imprimir

Usted está al tope de deudas. Sus tarjetas de crédito han sido canceladas. El casero o el banco amenazan con un desahucio. Se ha iniciado el proceso de reposesión de su automóvil. Y a usted —¿loco o imbécil?— solo se le ocurre cambiar los muebles de lugar. Esto es precisamente lo que ocurrirá el próximo 10 de octubre en Cuba.

Ese día, en una sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular, se designarán los principales cargos de un nuevo gobierno. En otra pirueta que vuelve a omitir la esencia de un verdadero proceso electoral, resurgirá la función de primer ministro, designado por el presidente, y de gobernadores de provincias, al tiempo que se reduce la composición el Consejo de Estado, de 31 a 21 miembros.

El supuesto cambio de gobierno será, si acaso, un trueque que no solo es incapaz de generar expectativas en la población, sino que se muestra nulo —incluso antes de surgir— frente a los grandes problemas que enfrenta el país.

Las cifras y los hechos opacan cualquier esperanza.

Basta con citar a los propios funcionarios del régimen.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, expresó que “decenas de bancos extranjeros han limitado o interrumpido sus vínculos financieros” con Cuba, entre ellos el panameño Multibank, que cerró su sucursal en La Habana y las cuentas de las empresas que trabajan con la isla desde Panamá, según un cable de la AFP.

Ese pánico bancario es una pésima noticia para Cuba, que depende de la inversión extranjera para impulsar su crecimiento. Su gobierno estima que las dificultades que enfrentó con 140 bancos durante el último año costaron al país $725,8 millones.

La isla vuelve a los tiempos coloniales. Aunque el uso de bueyes en la cosecha azucarera nunca se ha eliminado por completo, ahora son de nuevo un factor clave.

“Hemos adoptado medidas como incluir alrededor de 4.000 yuntas de bueyes en el trabajo de la caña de azúcar y la producción de alimentos”, señaló Julio García Pérez, presidente del monopolio azucarero estatal Azcuba, de acuerdo a la agencia Reuters.

Las dificultades por la escasez de combustible han comenzado a afectar a productos como el jabón de tocador, el detergente y los cigarrillos, reconoció la ministra de Comercio Interior, Betsy Díaz Velázquez, informa la AFP.

Se ha reducido la frecuencia de recolección de basura en las calles de La Habana, situación que complica la lucha contra el dengue, según reconoció el Ministerio de Salud, de acuerdo a la AFP.

Algunas fábricas de cemento han disminuido la producción, ha señalado el ministro de la Construcción. Una empresa de acero en La Habana dejó de producir temporalmente, según confirmó uno de sus trabajadores a la agencia Reuters.

Supervisores de dos grandes construcciones de hoteles en la capital dijeron que a los trabajadores de fuera de la ciudad se les ordenó quedarse en casa debido a la falta de combustible para el transporte, también de acuerdo a Reuters.

Además de la República Popular China, que el 1º de octubre conmemoró los 70 años de su creación, quedan otros cuatro países comunistas en el mundo: Cuba, Corea del Norte, Vietnam y Laos. En ellos, el desarrollo económico y las posibilidades de una mejor vida de sus habitantes se mide en la medida en que han permitido una mayor apertura al mercado. Si en todos impera un estricto control político, una carencia de democracia y una falta de libertades en mayor o menor grado, las diferencias vienen dadas en las opciones de consumo y el nivel de vida de buena parte de los pobladores. China a la cabeza y Corea del Norte y Cuba en la cola.

Para iniciar, aunque sea una tenue solución a los problemas económicos que enfrenta el país no basta con resurgir la figura del primer ministro o de gobernantes provinciales, con echarle la culpa a Trump y la crisis de Venezuela. Hay que abrir la nación al mercado y la empresa privada. De lo contrario, el país avanza sin pausa ni tregua hacia una total paralización.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.