Actualizado: 16/08/2019 16:52
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Democracia, Constitución, Plebiscito

Cuba castrista vs Chile 1988

En Cuba no existen los poderes independientes del Estado, tampoco hay libertad de opinión y asociación

Comentarios Enviar Imprimir

Quienes insisten en utilizar como trampolín el plebiscito castrista de 2021 para aprobar la modificación de su constitución o en realizar un plebiscito vinculante para “tumbar al castrismo” partiendo de la experiencia del plebiscito chileno del 5 de octubre 1988 deberían tener en cuenta que el No triunfó en el plebiscito sobre la continuidad de Augusto Pinochet en el poder, debido a varios factores que no están presentes en la situación cubana.

Chile era uno de los países de mayor tradición democrática del continente. Fue eso lo que posibilitó, en plena lucha armada generalizada en América Latina por la izquierda inspirada y apoyada por el castrismo, el ascenso a la presidencia de Salvador Allende a través de elecciones libres encabezando una coalición de izquierda.

En aquel plebiscito participaron varios partidos políticos legalmente establecidos: una concertación del Si encabezada por 14 partidos políticos y movimientos sociales y la concertación democrática del No, constituida por 23 partidos políticos y movimientos sociales y un partido por el voto nulo (Partido Socialista Chileno).

En contraposición, en Cuba castrista, si usamos como referencia 2021, año del pretendido plebiscito castrista, Cuba arribaría a 69 años de falta de libertades y democracia, con más de 60 años de totalitarismo castrista y de un sistema de partido único, con una sociedad sin ningún conocimiento y tradición democrática.

En Cuba no existen los poderes independientes del Estado, tampoco hay libertad de opinión ni asociación, pero en cambio, sí existe un sistema de control y represión social constituido por la Seguridad del Estado y las “organizaciones de masas” castristas, mientras que el partido único dispone de toda la maquinaria del Estado, que posibilitaría la manipulación de cualquier proceso electoral a su favor, la cual sería usada para dar legitimidad al régimen ante la comunidad internacional.

Los defensores del plebiscito alegan que sería un triunfo político obtener un 40% del voto negativo. Deben recordar estos compatriotas que con el 50% más uno se ganan las elecciones y eso sería suficiente para darle legitimidad al castrismo ante la comunidad internacional con todo y su sistema de partidito único.

Por otro lado, en muchos países de América Latina, a pesar del descalabro de los gobiernos populistas de izquierda, aumenta la tolerancia con el sistema de partido único porque el principal benefactor hoy en día del subcontinente es Xí Jìnpíng que es el Secretario General del Partido Comunista de China y actual presidente de China.

Teniendo en cuenta las diferencias entre el contexto de la Cuba castrista actual y el de Chile en los 80, podría resultar contraproducente pretender usar el instrumento plebiscitario mientras no existan condiciones mínimas como libertad de expresión y asociación, una nueva ley electoral, partidos políticos de oposición legalmente establecidos, modificación de fondo la actual constitución castrista que garanticen la participación ciudadana libre y democrática en el proceso.

Se precisa también de una concientización social y cívica de la sociedad sobre la importancia del voto y la creación de mecanismos transparentes de control ciudadano e internacional para evitar fraudes y manipulaciones del proceso electoral.

Por esas razones, varios partidarios de una sociedad verdaderamente participativa y democrática, [1] abogamos por los cuatro pasos programáticos y otras medidas colaterales que podrían garantizar la realización de cualquier plebiscito.


[1] https://www.cubaencuentro.com/cuba/articulos/no-al-si-o-no-castrista-332678


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.