Actualizado: 20/02/2020 21:12
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Castro, Posada, Atentado

Efemérides de la Contrarrevolución Cubana

Panamá 2001: un atentado frustrado, una extradición frustrada, una condena frustrada

Comentarios Enviar Imprimir

El 23 de enero de 2001, la Fiscalía Primera del Circuito de Chiriquí (Panamá) practicó inspección ocular en el Hotel Occidente de la ciudad de David —a casi seis horas de la capital y a menos de una de Paso Canoas— en la frontera con Costa Rica, para verificar que José Manuel “Choco” Hurtado (Foto) se había hospedado allí el martes 14 de noviembre próximo pasado.

La peripecia viene al cuento porque Choco servía de chofer —en un Mitsubishi Lancer rojo alquilado— a Franco Rodríguez, de quien recibió cincuenta dólares para quedarse en el hotel mientras su empleador eventual seguía en taxi a visitar a un amigo en la finca Jacu, cerca de la frontera. Franco Rodríguez era el alias de Luis Posada Carriles en su tentativa de arrancársela a Fidel Castro en Ciudad Panamá. El relato de Choco a la policía siguió así:

  • Miércoles 15 — Franco llama antes de las 7 de la mañana y da indicaciones precisas de cómo llegar a la finca Jacu, propiedad de José “Pepe el Cubano” Valladares, quien además tenía hospedado a Guillermo Novo Sampol. Por la tarde van a Paso Canoas, a unos 6 km de la finca, donde se suman Pedro Crispín Remón y Manuel Díaz [Gasparito Jiménez]. El equipaje de estos incluye una maleta de rueditas con maletín negro encima.
  • Jueves — Choco lleva a Franco, Novo Sampol y Remón al aeropuerto en David, regresa a la finca Jacu y sale por la tarde hacia la capital con Gasparito, quien lleva el maletín negro en las piernas. Llegan a medianoche; Gasparito se queda con el carro y Choco se va en taxi.
  • Viernes — Choco pasa por el hotel y le dicen que devolverán el Lancer rojo. Sale con Novo Sampol, quien renta dos Lancer: uno negro y otro gris. En este último dan un recorrido por el Centro de Convenciones Atlapa, sede de la Cumbre Iberoamericana; el Hotel César Park, donde se alojarán los presidentes; y la Universidad de Panamá, donde Fidel Castro tenía previsto largar discurso.

El rojo y el negro

Al regresar a Coral Suite, Choco recibió el encargo de llevar a lavar el carro rojo. Notaría que un maletín negro estaba detrás del asiento del conductor, lo abrió y encontró extensión eléctrica, cargadores, radios y una masa cremosa. Regresó a Coral Suite para devolverlo, pero al ver que la policía estaba allí siguió de largo hasta casa de su madre. Metió el maletín debajo de la cama y al otro día marchó a su centro de trabajo habitual, el taller “Bote Acuario”. Allí mismo sería arrestado junto con César Matamoros, dueño del establecimiento.

La madre no quería saber nada del maletín y un sobrino de Choco procedió a trasladarlo a casa de una tía, quien a su vez pidió a un vecino botarlo y este terminó enterrándolo. El acta de ocupación de la policía describiría el contenido como parafernalia “explosivista”.

Todo es secreto hasta un día

Aquel viernes 17 de noviembre, Fidel Castro aterrizó a las 11:15 am en Panamá. De madrugada se había reunido con los jefes del servicio de inteligencia y de la seguridad personal, generales Eduardo Delgado y Humberto Francis, respectivamente. Tenían registrado hasta las marcas de ropa interior que usaban los comandos de Posada Carriles, quienes de conjunto se llamaban “Grupo Militar de Acción y Justicia”.

Castro mandó a que Carlos “El Gallo” Zamora, embajador de Cuba en Panamá, convocara a 20 medios internacionales y 10 medios panameños a conferencia de prensa en el hotel Cesar Park. Alrededor de la 2:15 pm, la Policía Técnica Judicial de Panamá disponía de toda la información suministrada por Francis y su oficial de la avanzada, coronel Carlos Rodríguez. A poco de largar Castro su denuncia en la conferencia de prensa fueron detenidos Sampol y Remón en la acera del Hotel Coral Suite, así como Gasparito y Posada Carriles en sus respectivas habitaciones.

A las cuatro de la tarde Castro estaba en la Iglesia de San Pablo Apóstol ante la cripta de Omar Torrijos. Al salir empezó a hablar con la gente congregada en el atrio y Felipe Pérez Roque, el futuro canciller de la indignidad, le pasó un papelito: “Cogieron ya a Posada”. Castro dijo que “había recibido una muy buena noticia”, pero revolucionariamente se abstuvo de darla.

A las 11 de la noche del sábado 18, Pérez Roque redactó otra nota mucho más formal para el viceministro de Relaciones de Panamá: la solicitud de extradición de los comandos cubanos, que nunca surtió efecto. En abril de 2004, el Juzgado Quinto Penal impuso ocho años a Posada Carriles y Gasparito, así como siete años a Novo, Remón y Matamoros. Choco encajó cuatro.

Coda

El 26 de agosto de 2004, los comandos del Grupo Militar de Acción y Justicia fueron puestos en libertad por indulto de la presidenta saliente de Panamá, Mireya Moscoso, quien alegó razones humanitarias. En 2008, el pleno del Tribunal Supremo panameño tacharía revolucionariamente este indulto de inconstitucional y las sentencias serían confirmadas en 2012 por el tribunal de apelación. De manera contrarrevolucionaria nunca llegaron a cumplirse.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.