Actualizado: 20/07/2018 16:13
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Indepedencia, Céspedes, Historia

El General Candela

¿Por qué no aparece el nombre del general Thomas Jordán en ningún libro de historia hecho en Cuba?

Comentarios Enviar Imprimir

El 12 de agosto de 1869, el teniente coronel Cañizal al mando de 200 hombres propinó una soberana derrota al general insurrecto Jordán. ¿Quién era este general que falta al panteón de nuestros héroes cubanos me pregunto?

Dice el cable que estoy consultando: “Las fuerzas al mando de Jordán han sido reforzadas con dos regimientos de voluntarios y un batallón de regulares. Los españoles arrojaron a Jordán de su posición cerca de Santiago de Cuba con algunas pérdidas. Jordán rehízo sus fuerzas, y, reforzado por Figueredo, recuperó su posición”.

El general Jordán era el jefe militar del Estado de Oriente y había sido nombrado a ese cargo por el también autonombrado general Quesada. Estas dos designaciones fueron autorizadas por Carlos Manuel de Céspedes, presidente de la República en Armas antes de su destitución.

¡Caramba! Algo no cuela en esta historia. Estamos terminado casi 10 meses de insurrección. Los combates y escaramuzas son cotidianos en la región oriental y central. ¿De dónde sale este hombre? Pero sobre todo, ¿por qué no aparece su nombre en ningún libro de historia hecho en Cuba?

Es muy sencillo, Thomas Jordán era norteamericano, él y muchos otros olvidados voluntariamente por la historiografía nacional, fueron contratados por Carlos Manuel de Céspedes para combatir a las tropas regulares, voluntarios y otros guerrilleros que le estaban haciendo la vida imposible.

Un poco de historia

Tras las primeras victorias, el plan de Céspedes consistía apoderarse de una ciudad importante o de una zona del Departamento Oriental. Esperaba con esto que el general Grant reconociera el carácter de beligerantes a los “revolucionarios” españoles de Cuba.

Cuando se supo la inminente llegada de 20 mil soldados regulares desde la Península, Céspedes, inseguro de su posición porque su liderazgo se le cuestionaba en Camagüey y porque tampoco la guerra alcanzaba la popularidad esperada, intentaba acelerar sus planes por todos los medios a su alcance.

Plata no le faltaba, con el acuerdo de banqueros norteamericanos había vendido bonos en nombre de la república por valor de 20 millones de dólares de 1869. Lo que equivale a 380 millones de hoy según el calculador de la inflación del portal Westegg.com.

¿Quién le prestó tanto dinero a Céspedes? Es algo que ya veremos más adelante. Por el momento, baste para probar que le permitió contratar a toda suerte de mercenarios, entre los que se hallaba Máximo Gómez y otros dominicanos exreservistas del Ejército español como los hermanos Marcano.

Según Wikipedia en inglés (que no coincide para nada con la versión del artículo en español). Céspedes, que no confiaba para nada en Máximo Gómez, lo destituyó, reemplazándolo sin otra forma de proceso por el veterano General de los Estados Confederados de la guerra civil en Estados Unidos.

Thomas Jordán intentó darle a la guerra un carácter más formal, plan trincheras, posiciones y tal, pero sus intentos fracasaron estrepitosamente como acabamos de ver. El norteamericano tuvo que salir echando un pie. Tras su renuncia, Céspedes volvió a nombrar al dominicano que aceptó volver al mando, pero que nunca le perdonó tanto desaire y que se vengará más tarde.

Esta estrategia fallida, sumada al desastre de la toma de Las Tunas, le costó al “Padre de la patria” su destitución posterior, de la que también hablaremos en otro momento.

Lo cierto es que, una nueva generación de masones, como los hermanos Maceo, fue ascendiendo dentro de la jerarquía militar, remplazando poco a poco a los mercenarios norteamericanos contratados por Céspedes. Uno de los cuales, el coronel Federico Fernández Cavada, criado en Estados Unidos de padres cubanos, también fue nombrado el 4 de abril de 1870, Comandante en Jefe de todas las fuerzas cubanas, gracias a su experiencia militar en el Ejército de la Unión Americana durante la Guerra Civil, según el enjundioso The Latino Experience in U.S. History.

¡Menuda experiencia la de este Marco Rubio del siglo pasado! Antes de pasar al campo rebelde Cavada fue el cónsul de Estados Unidos en Trinidad. Tras quitarse la careta, Cavada se destacó por su particular saña contra las propiedades de los españoles en Cuba, por eso pasó a la historia con el apodo de “General Candela”.

Ya se veía dueño de Cuba. Su plan era sencillo, ocuparse personalmente de organizar una invasión con sus antiguos compañeros de armas. Pero sus planes fracasaron cuando fue capturado en Cayo Cruz en 1871, por la cañonera Neptuno; probablemente, (porque la envidia no es de ahora), tras haber sido denunciado por sus “compañeros” y “hermanos” de lucha. Transferido a Nuevitas, fue sentenciado a muerte y ejecutado. De nada valieron las intervenciones de generales norteamericanos y hasta del propio presidente, Ulysses Grant. Sus últimas palabras fueron cheísimas: “Adiós Cuba, para siempre”. ¡Del carajo!


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.