Actualizado: 12/07/2024 0:11
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Argentina, Venezuela, Elecciones

Enseñanzas del 22-O

“En la Isla hay opositores, ya no hay oposición. Para eso hacen falta instituciones”

Comentarios Enviar Imprimir

El pasado domingo 22 de octubre, marca una página en la política latinoamericana de la cual la oposición cubana puede aprender. Primero, el que Javier Milei no fuera electo en la primera vuelta en las presidenciales argentinas, y luego que María Corina Machado (MCM), fuera electa en las primarias de la oposición venezolana, son marcas para considerar.

¿Qué le pasó a Milei? En las pre presidenciales de agosto pasado, conocidas como “PASO”, quedó en primer lugar. Tal era la euforia que él mismo fanfarroneó, que en su cumpleaños lo elegirían presidente. Pero el problema de la realidad, es que es real, y fue relegado a un meritorio segundo puesto.

Lo que pasó, fue propio de las democracias con partidos electorales. Sergio Massa es el candidato de la coalición peronista gobernante, Unión por la Patria. Aliado de la convicta Cristina Kirchner, el presidente Alberto Fernández y la izquierda continental (Grupo de Puebla), metió el pie en el acelerador de la estructura partidista.

Entre los cuatro, Kichner, Fernández, Massa y otras yerbas, echaron a andar la maquinaria electoral del partido. Unión por la Patria, presentó músculo, y se llevó por 7 puntos al candidato de la Libertad Avanza. Una organización recién estrenada (2 años), y llena de eufóricos desencantados de la “Casta”, pero todavía con mucho por aprender en política.

No descarto que los estrategas y los dineros del Grupo de Puebla fluyeran a Buenos Aires para que se diera ese resultado y también que maticen el próximo balotaje. Todo está por ver, pues en política dos más dos puede no ser cuatro.

¿Y en Venezuela? Allí se llevó a cabo las primarias de la oposición. La intención, elegir a un líder y un equipo que promueva y disponga una agenda que saque al país del foso en que se encuentra. ¿Es la llave de los siete truenos? ¡No! Pero es un paso importante para dar voz al venezolano.

¿Cómo lo hicieron? Pues de la única y compleja manera en que se puede hacer. Los líderes de las organizaciones políticas acordaron (Plataforma Unitaria), realizar elecciones (primarias) donde elegir al líder de la oposición de cara a las elecciones presidenciales. Los líderes convocaron a sus bases y las enlistaron en una Comisión Nacional de Primarias, compuesta por prestigiosos abogados y representantes de las diferentes organizaciones participantes.

En ese proceso democrático, fue elegida María Corina Machado, de Vente Venezuela. De esta manera, la oposición tiene ahora un liderazgo legitimado por la participación de los partidos políticos y sus electores. ¿Significa que colmaron la Cumbre de Sion? Tampoco. Solo que comenzaron a recorrer su “Camino de Damasco”, a pesar del bombardeo de la cleptocracia chavista.

¿Y cuándo aprenderemos de los demás?

Las penas que me maltratan/son tantas que se atropellan / y como de matarme tratan / se agolpan unas a otras y por eso no me matan. Dice la canción famosa en la voz del inolvidable Sindo Garay, que entona la oposición democrática cubana en exilio o insilio, pero sin dudas en el centro de su laberinto.

¿Y porque no andamos de una buena vez y construimos una unidad democrática?

En las condiciones de cruel represión del régimen depredador-comunista contra toda la sociedad, es difícil organizar un proceso de selección de líderes dentro de la Isla, como el que acaba de realizarse en Venezuela. Ni crear una sólida estructura ejecutiva, como aspira Milei.

Sobre todo, cuando también los más importantes de partidos y organizaciones opositoras desaparecieron dentro de la Isla en los últimos años siete años, bajo los golpes de la represión, el exilio, la vejez de los fundadores o la falta de interés de los jóvenes.

Como dice el Sensei Emilio Gottardi, directivo de la Asociación Sindical Independiente de Cuba. “En la Isla hay opositores, ya no hay oposición. Para eso hacen falta instituciones”.

¿Pero, algo impide a los compatriotas del exterior, conformar y aceptar un liderazgo, con metas, retos y que sea pro tempore? Pregunta Ernesto Gutiérrez Tamargo desde Europa. Y se responde enfocado en el exilio. Porque tiene, dice: “libertad de acción política y maniobrabilidad logística internacional”, y tiene la oportunidad de “sintonizar con la oposición interna dentro de la Isla para desarrollar estrategias”.

El fundamento de estas “primarias” con las que soñamos, continua, es que “debe representar los pilares esenciales de construir un Estado constitucional y democrático de derecho con propuestas nacionales para confrontar al régimen en foros internacionales”. Por supuesto para alimentar esta propuesta se deberán sobrepasar las reticencias de tantos “reinos de taifas” y partidos políticos sin representatividad ni capacidad de liderazgo. Pero sería un paso. A nosotros nos han negado el derecho a existir como alternativa democrática política: “La Pax Castrista”, nos tipifica como delincuentes en su Código Penal.

Coincido con el abogado cubano, y solo agregaría que unas primarias en la oposición, sería la oportunidad de transparentar el proceso de toma de decisiones hacia el interior de la oposición democrática. De cara a los ciudadanos, y con los consensos pertinentes. La visión, se proyectaría sobre toda la sociedad cubana, afectando directamente a las bases del régimen. Sería un tempo especial de identificación de las fuerzas. y de la existencia de ideologías, que comenzarían a convivir por un bien común, la patria y un objetivo superior, construir la democracia.

Coda

Las enseñanzas del 22-O, están tanto en la Argentina como en Venezuela, en lo siguiente. Necesitamos liderazgos y estructuras fuertes y calificadas, para enfrentar los retos nacionales. Y para ello consultar a los ciudadanos para elegirlas, será nuestro “si no”. Por lo pronto la oposición democrática venezolana asegura haber recobrado la iniciativa política, con estas primarias. Y Milei, dice que no quiere guiar corderos. ¡Sino despertar leones!


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.