Actualizado: 04/10/2022 22:11
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Crónicas

¿Errores de la prensa cubana?

Los periódicos recuerdan que EE UU 'vigiló' a Lennon pero no lo prohibió. En cambio en la Isla, donde nunca lo vigilaron…

Comentarios Enviar Imprimir

Hablaban en un aparte, en una parada de guaguas, dos medio tiempo y uno de ellos (X) resumió muy bajito: "Para mí que la prensa cubana está en manos de un infiltrado de la CIA". Ante el asombro del otro, añadió X: "¿No viste lo que le pasó a John Lennon en Estados Unidos? Conmigo de juez, para qué demás". En esto llegaba resollando un viejo Chevrolet particular de transporte colectivo, traía espacio para uno más, y X, decidido a no acabar de envejecer allí esperando la guagua, lo tomó.

No puedo saber lo que X pensaba, pero algunas ideas tengo. Era noticia en aquellos días, salida de una nueva desclasificación de documentos secretos del gobierno norteamericano, que durante diez años Lennon había sido vigilado en Estados Unidos por el FBI, y esto, desde luego, traía a la prensa cubana sufriendo por Lennon y por Yoko, olvidada (pensaría X) de que millones de cubanos que no han perdido la memoria le aclararían a hijos y nietos, sin ahorrar malas palabras: "En todo caso, ellos lo vigilaron, pero no lo prohibieron; en cambio aquí, donde nunca lo vigilaron, lo prohibieron".

Por su edad, raro, digo yo, que X mismo no haya sido uno de los adolescentes que entonces, en aquellos tiempos hoy remotos del comienzo de la construcción del Hombre Nuevo, se reunían en habitaciones cerradas a escuchar a Los Beatles en discos ingresados en el país en maletas de doble fondo y a fumar por primera vez.

Sin embargo, ¿para qué desenterrar esos viejos fantasmas ahora cuando Lennon parecería un cubano nacido y criado en el Vedado, barrio donde ya para siempre dará la impresión de haber tenido un banco en un parque al cual solía acudir a escribir sus canciones, después que a solicitud del gobierno un excelente escultor hizo un segundo Lennon y lo sentó allí, en su mismo banco de entonces, para que nunca dejara de componer?

Cosas que pasan

En cuanto a la desclasificación de donde saliera la noticia (sí, porque esa gente como mismo la hacen, después lo cuentan), ¿era preciso hablar de eso? ¿Con qué fines?

Todo esto debió pesar en las sospechas de X, quien no es el único preocupado con la prensa cubana. No señor. Yo mismo me tapo los oídos cuando la oigo gritar que no hay correo ni teléfono seguro en Estados Unidos, sabiendo que de Cuba se dice lo mismo.

De lo primero, del teléfono, por cierto, lamento no poder decir mucho, porque yo en mis 74 años de vida nunca he tenido teléfono (antes, porque eso en Cuba no era para todo el mundo, y ahora que sí lo es, porque no tengo las recomendaciones del caso); pero en materia de correo, me considero doctor. Carta de Afuera, que además de llegarme envejecida, ya con canas y a veces caminando con bastón, no viniera groseramente abierta, no la recuerdo. Cosas de los carteros, no lo dudo; pero en tanto no tengamos carteros de confianza, mejor sería no mencionar ciertas cosas.

Porque la gente (que por naturaleza es capciosa) vive relacionando las cosas, comparándolas. Eso no gusta. Cuando en 2005 la televisión cubana pasó el documental donde Michael Moore limpia el piso con el presidente Bush, un militar del que me hablaron (y al que le debo la adivinación que acabo de hacer de su gemelito X) comentó iracundo: "¡Eso ha sido un error! ¡A menos que se pueda decir que el señor Moore ha sido ejecutado, está preso o huyó de su país, exhibir esa cosa en Cuba es darle armas al enemigo, colaborar con la CIA y sus planes terroristas para destruirnos!".

A su modo, no le faltaría razón; sobre todo si pensamos en los comentarios dejados por la entrevista de prensa que días atrás diera, desde su prisión en California, para una radioemisora norteamericana que tiene setenta millones de oyentes, Gerardo Hernández Nordelo, uno de los cinco héroes prisioneros en la entrañas del monstruo.

Ya antes, Antonio, uno de estos héroes, jugó ajedrez por teléfono con los niños cubanos. Los cinco dibujan, escriben libros, firman declaraciones, envían mensajes. Dadas las austeridades del presidio político en Cuba posterior a 1959, no ha faltado el insidioso que lo diga. ¿Son prisioneros o están de vacaciones? ¿O es que los malos de allá son mejores que los buenos de acá?

Hasta donde lo veo, o el gobierno cubano está sordo y ciego, o X podría estar en lo cierto.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.