Actualizado: 18/04/2019 9:42
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Cardenal, Iglesia Católica, Papa

Jaime Cardenal, silencio en Cuba, escándalo en Miami

Sobre las reacciones a la entrevista al cardenal Jaime Ortega trasmitida por la televisión cubana, realizada en el programa Con dos que se quieran, de Amaury Pérez

Comentarios Enviar Imprimir

El cardenal cubano Jaime Ortega y Alamino, fue entrevistado en la televisión cubana hace unos días y su entrevista ha causado tanta conmoción como parálisis. Parálisis en La Habana donde la prensa oficial no ha dicho una palabra y conmoción en Miami, donde los medios no paran de criticarla. Ortega estuvo toda una hora en el programa Con dos que se quieran del presentador Amaury Pérez.

Esto es noticia porque ni siquiera un sacerdote había sido entrevistado en la televisión cubana desde que Fidel Castro conquistó el poder. ¿Y por qué la prensa cubana no habrá dicho nada? Porque deben de estar perplejos. Acostumbrados al control informativo del gobierno; estarán esperando la “seña” para escribir, “seña” que a lo mejor no llega nunca.

¿Y por qué revuelo en Miami?, porque en esta parte del mundo, cuando se trata de cualquier noticia sobre Cuba y sobre todo si está relacionada con el Cardenal, estallan las críticas. Lo insultan, se burlan, dicen que está vendido. Querrían un Ortega al asalto del Palacio de la Revolución. Pero lo cierto es que la mayoría de sus críticos están cómodamente sentados en Miami y no arriesgan nada al atacar.

Una detracción usual es que la entrevista de Amaury al Cardenal es una maniobra del gobierno. En Miami casi todo lo que pasa en Cuba es una maniobra del gobierno. Yo le pregunté a Amaury Pérez: “No es verdad ––me dijo–– fue solo una decisión mía y del cardenal”. Yo, por raro que parezca en Miami, me lo creo. Si el gobierno cubano fuera el padrino de tan controversial entrevista, la habría apoyado con su prensa.

Pero es así. Silencio o gritería. Manana, la esposa del Generalísimo Máximo Gómez, dijo alguna vez: “El problema de los cubanos es que se pasan o se quedan cortos”… es como un conflicto de la personalidad.

Su Eminencia Jaime Cardenal habló en la entrevista sobre como el diálogo es el acertado camino de la Iglesia ante los problemas de la sociedad; de la revitalización de la fe católica en la Isla después de la visita de Juan Pablo II. Sobre el largo periodo de silencio, cuando dentro del comunismo cubano los llamados a Dios no podían pronunciarse y cómo y cuándo fueron cayendo dichos tabúes. Las Damas de Blanco (sin llamarlas por ese nombre). Los más de cien presos liberados por gestión de la Iglesia ante el gobierno de Raúl Castro (sin llamarlos presos políticos). Por qué Cuba estuvo, bajo el gobierno marxista, 30 años sin cardenal. También se refirió a las duras críticas que recibe desde el exilio en Miami por su diálogo con el gobierno cubano; Ortega dijo que era como su cruz y que perdonaba a todos los que le atacaban.

Amaury Pérez le preguntó al Cardenal por sus declaraciones sobre la no existencia de presos políticos (llamándolos así) en Cuba durante una entrevista en España. Ortega dio su explicación ––con la que uno puede estar de acuerdo o no–– pero nunca antes en la televisión cubana se había hablado no solo sobre la entrevista de un prelado cubano en un medio extranjero, sino sobre el tema de la prisión política en Cuba.

Jaime Cardenal contó anécdotas personales sobre el Papa Francisco y como el día en que Bergoglio resultó electo le dijo: “serás papa hoy” mientras entraban juntos al consistorio.

Los testigos mudos de la prensa cubana tienen ya dentro de si el castigo, como aquellos seres creados por la diosa Ninmah que no podían hablar y se dedicaban a bañar al rey. Los implacables críticos del cardenal Ortega en Miami sobre todo los que se curan en salud aclarando que son Católicos Apostólicos y Romanos, debían recordar que la política de la iglesia no se decide en el Arzobispado de La Habana, sino en el Palacio Vaticano y que desde San Pablo Segundo hasta Bergoglio todos los papas han estado detrás del comportamiento político de Ortega. “La iglesia no está en el mundo para cambiar gobiernos, está para penetrar con el evangelio en el corazón de los hombres y los hombres cambiarán el mundo”, le dijo Benedicto XVI a Ortega. Que tiren un poco más alto, que arriesguen algo y critiquen al papado. También sería bueno recordarles que la crítica legítima tiende a entristecerse cuando se la rodea de una cierta mezquindad.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.