Actualizado: 14/10/2019 9:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Crónicas

La crisis no es invencible

De cómo se le explica a un español qué hacen los cubanos para sobrevivir a los malos tiempos.

Comentarios Enviar Imprimir

Me pregunta un español que cómo haremos los cubanos para resistir la crisis. ¿Crisis? ¿De cuál crisis habla él? ¡Hombre, la crisis económica que está viviendo el mundo!, exclamó extrañado. Es un guardia civil que, después de años visitándonos, tal vez estuviera viviendo sus últimas vacaciones en Cuba; por lo que, desgarrado, le estaba diciendo adiós al país, ya pasado de copas, en casa de un amigo común.

Sin mentir, le dije que los cubanos somos profesionales de las crisis económicas, le aseguré que ni siquiera la última de ellas, ya con cincuenta años de existencia, había podido sepultarnos. Y como me dio pena verlo tan asustado por el porvenir, le dí algunas ideas para sobrevivir.

La primera, olvidarse de que la carne existe, sea de res o de cerdo. Vender el auto, los aires acondicionados y los muebles, y comprar bicicletas para ahorrarse el gasto del Metro. Adquirir abanicos para el verano y apagar la calefacción en invierno.

Más ideas para España: reducir el consumo de electricidad. Incluso incorporar el apagón, no sólo como parte de un programa de ahorro. No señor: el apagón como filosofía de vida, enriquecer el espíritu imaginando que eres príncipe, persona bien parecida, estrella de cine, santo que ha hecho milagros, amante cuyos poderes sexuales alaban en internet millones de seres…

En fin, el apagón es lo máximo en el mundo de las fantasías, un supremo método que, además de ser gratuito y estar libre de las secuelas del alcohol y las drogas fuertes, no es perseguido por la policía y lo perdona el cura.

En caso de aumento de familia, una buena idea es fabricar una nueva casa dentro de la ya existente, metiendo un suelo de tablas entre techo y piso, con extremos empotrados en las paredes (barbacoas, le llamamos aquí).

Las familias pequeñas, poseedoras de viviendas espaciosas, deberían unirse; vender la casa sobrante a uno de esos seres que no sucumbirán ante la crisis (siempre los hay), y con el dinerito incorporar a la cocina el pollito esporádico, para evitar la anemia, la botellita de aceite para rodar las patatas, y solventar el jabón de baño, el detergente, el recambio de gomas para la bicicleta, la vela…

De tenerse parientes propietarios de huertas, recabarles remesas de patatas y cebollas, y alguna gallina de vez en vez.

En casos extremos, incorporar a la mesa el "picadillo extendido" (ingenioso sólido, con apariencia de picadillo de carne de res, e inofensivo para la salud, descubierto por Ceaucescu y utilizado en Cuba, con éxito, en los últimos treinta años).

También hacer economías comprando en el poderoso mercado subterráneo, que por fuerza creará la crisis.

Y ojo, muy importante: borrar, sacarse de la cabeza toda idea absurda, empezando por la de los viajes vacacionales. Aprovechar las posibilidades que ofrece el apagón y viajar con el pensamiento, medio que, además de desarrollar la mente y ser más rápido y seguro, impide contagios y evita las molestas medidas de seguridad de los aeropuertos.

Si toda las personas del primer mundo fueran como aquel guardia civil, pobre de ellas. Pobrecitas. Pues, por la cara que el hombre puso, las devoraría la crisis, desaparecerían como civilización.

De aquí mi idea de fundar una Escuela por Correspondencia para ayudarlas y entrenarlas, aprovechando la existencia de las páginas web. ¿Profesores? Millones de cubanos que, sin duda, no vacilarían en participar, con sus experiencias inestimables en tan colosal obra de salvación mundial.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.