Actualizado: 20/10/2017 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Empresas, Economía, La denuncia de hoy

«La Empresa Estatal Socialista puede ser eficiente»

Hace unos 40 años se estableció un plan en Matanzas para la siembra de frijoles que “amenazaba”, según lo dicho por sus gestores, con inundar de frijoles aún las vías públicas

Comentarios Enviar Imprimir

Lo que aparece en el título de estas líneas lo expresó Miguel Díaz-Canel Bermúdez (MDCB) en una reciente visita a la Empresa Agroindustrial Victoria de Girón, allá, en la provincia cubana de Matanzas, según consta en el diario Granma (como toda la prensa autorizada en Cuba, en la nómina salarial del Gobierno) del pasado 2 de marzo.

Hay que tener sangre fría para afirmar un disparate tan rotundo a la par que se evade el infarto masivo.

MDCB es el primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba (en la Isla hay más vicepresidentes que guayabas del Perú, digamos, y MDCB es el primero) y asimismo miembro del máximo nivel de poder: el Buró Político del Partido Comunista de Cuba

Y subió la parada MDCB: la empresa estatal socialista no solo puede ser “eficiente”, sino que además está apta para “afianzar su progreso año tras año”.

Otro disparate: que levante la mano aquel cubano que haya sido “víctima” de una arribazón de plátanos, calabazas, pollos, chivos, guineos, a precios humanizados, llegados de la empresa estatal socialista. O de camisas, calzoncillos, zapatos, de igual modo. O de caramelos, queques, galleticas saladas o helados de barquilla.

Eso nunca ha sido. Y nunca será. MDCB lo sabe, pero tiene que decir lo contrario. Porque, señoras y señores, si la empresa estatal socialista fuese capaz de conseguir lo que asegura MDCB, hoy Cuba estaría sumergida en la abundancia, no en una miseria cada día más hética.

Según la nota del Granma que nos ocupa, el Primer Vicepresidente “Apreció con regocijo la recuperación gradual del cítrico en Matanzas, plan concebido por Fidel desde sus cimientos en 1967 y que luego siguió muy de cerca con especial atención”.

Lector, que esto del “regocijo” no te extrañe: así de mediocre, insulso es el “periodismo” cubano, acostumbrado a meter el gol sin portero contrario. Porque “regocijo”, según cualquier diccionario, significa: “Alegría intensa o júbilo”, “Acto con que se manifiesta la alegría”. De manera que si nos llevamos por lo anterior, debemos suponer que MDCB se echó un reguetón para celebrar los logros de la Empresa Agroindustrial Victoria de Girón, mientras, a su alrededor, pachangueaban sus acompañantes y los anfitriones.

Bueno..., el caso es que si el plan para la producción de cítricos en Matanzas data de 1967, ¿dónde, camaradas, han estado, están las naranjas, lo limones, las limas, las toronjas abundantes y a precio humanizado?

Vaya, quizás los cubanos de entonces recuerden que hace unos 40 años se estableció un plan, también en Matanzas, para la siembra de frijoles que “amenazaba”, según lo dicho por sus gestores, con inundar de frijoles aún las vías públicas. Pero esto no ocurrió.

Quizás los cubanos de entonces recuerden cuando hace una bicoca, unos 45 años, Fidel Castro dio por seguro que en la Isla, pronto, habría “lagunas de leche”. Y un poco después el propio Castro, en uno de sus discursos-monólogos preguntó al “pueblo honrado y trabajador”: “¿Cuantas libras de arroz quieren?” Y nada de esto se hizo realidad. Por una sencilla razón: en todo lugar del planeta donde ha existido o exista la empresa estatal socialista, no ha funcionado; solo ha sido una mina para los corruptos grandes y chiquitos, un despilfarro de los esfuerzos de los ciudadanos, un vertedero donde se han vaciado las riquezas del país.

De modo que lo aseverado por MDCB durante su visita a la Empresa Agroindustrial Victoria de Girón, resulta solo eso: palabras, letanías que, tristemente, se escuchan en Cuba desde hace casi 60 años.

“Los citricultores matanceros acometen un plan de siembra de 1 000 hectáreas por año para reponer las áreas más viejas y dañadas. Hasta la fecha han plantado algo más de 7 000 hectáreas y es propósito llegar en los próximos años a un total de 15 000”, dice la nota en este párrafo, que no dice nada. Puesto que, por ejemplo, ¿cuánto significaría para el consumo de la población estos miles de hectáreas sembradas hasta la fecha y que sembrarán en días por venir? Bueno de cualquier manera, olvídenlo, como dicen en la Isla en casos semejantes, esto es “música”: raro será hallarse en el camino una cesta de hermosas naranjas. Por una causa muy simple: la empresa estatal socialista no funciona.

Pero ya lo sabemos, en Cuba abunda el contrasentido.

Vaya otro ejemplo: ¿En qué lugar del mundo es noticia que determinados sembradíos produzcan más o menos cítricos, malangas, mangos o manzanas? Y más: ¿en qué lugar del mundo lo antes dicho no solo resulta noticia, sino que ocupa el lugar más destacado en primera plana y en el principal diario del país?

Ya ven. Así van las cosas.

Referencias:


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.