Actualizado: 20/10/2017 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Divisas, Huevos, Alimentación

Merece un monumento

Un alimento que actúa como una salvación en la población cubana, a la hora lo mismo en el almuerzo que en la comida y en todas las formas posibles para ingerirlo

Comentarios Enviar Imprimir

Como apunto en el título, el Gobierno cubano debería de erigir en algún parque u otro lugar señalado, un monumento al huevo. Esto aunque parezca una burla o algo extravagante no es tal, ya que este producto, cuya historia se remonta a miles de años desde que gallos y gallinas hicieron presencia en nuestro planeta, se ha convertido en un salvador para la alimentación del cubano de a pie.

Tal es así, que dicho alimento actúa como una salvación en nuestra población a la hora lo mismo en el almuerzo que en la comida en todas las formas posibles para ingerirlo. Que para más, aparte de la cuota que nos toca por persona, una vez al mes aparece en nuestras bodegas como decimos aquí: por la libre.

Es entonces que uno observa que de los hogares salen de sus hogares como voladores de a pesos, lo mismo hombres que mujeres (con una javita de nailon, o una cesta, o lo que sea que sirva para cargar), como si en ese lugar vendieran visas para abandonar el país para donde fuera, hasta para el Polo Norte.

¡Llegaron los huevos! ¡Los de por la libre! Estas dos expresiones inundan nuestras calles sin pedir permiso que nuestros ciudadanos agradecen, eso sí, todo en movimientos rápidos para coger los primeros lugares en las colas que se organizan y no se queden sin poder cogerlos mostrando una expresión casi como si se muriera un familiar de los que intentaron comprar lo que podían, y así poner sobre la mesa este producto proteico que nuestros estómagos agradecerán, que por supuesto, nunca podrán sustituir a los desaparecidos cárnicos que, si posee algunos CUC, podrían adquirir en las tiendas de recuperación de divisas, donde se ofertan hígados, hamburguesas, picadillos algo misteriosos, croquetas de sabores extraños, y no podía faltar, muslos y contra muslos de pollos de los que no llegaron a ese estado de la reproducción que tanto necesitamos, y fueron mártires del sacrificio.

Porque además, el HUEVO, y siempre lo pondré en mayúscula por lo que ha sido y es la ayuda en nuestra alimentación (menguada hasta el máximo), ya que las carnes rojas brillan por su ausencias desde los años sesentas del pasado siglo que, como una limosna, nos dan una raquítica cuota de picadillo que nadie ha podido aclarar (aún los entendidos en la materia) de qué animal procede que, algunos de mis vecinos lo desdeñan, y of course, prefieren ingerir un par de huevos fritos, o en una tortilla sin misterio.

Por eso usted, el que sea, cuando transite por algunas de nuestras calles y oiga que una voz que muy bien pudiera rivalizar con cualquier tenor operático en un agudo sorprendente “¡Cuca, María, Tonito, llegaron los huevos de por la libre!”, péguese a la pared, o póngase detrás de un “palo e poste” como si fuera un marido que vigila a su mujer para ver con quién le pega los tarros, o súbase rápido en un árbol para no convertirse en una víctima del atropello producto de la cantidad de nuestros ciudadanos que corren despavoridos para llegar a la bodega y adquirir los huevos de por la libre, cuídese por favor, no vaya a ser víctima de convertirse en algo amorfo que nadie sabe quién es, o a lo mejor un extraterrestre inoportuno que se equivocó de lugar.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.