Actualizado: 19/10/2017 11:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Oswaldo Payá, Disidencia

Oswaldo Payá Sardiñas, nota biográfica

Su gran proyecto de movilización ciudadana se materializó hacia el 2001 a través del Proyecto Varela y los comités ciudadanos creados para impulsarlo a lo largo del país. La iniciativa había sido ideada en su organización en 1998

Comentarios Enviar Imprimir

Nacido en La Habana en 1952 en el seno de una familia de ferviente tradición católica, Payá asistió al colegio Champagnat de los Hermanos Maristas en la barriada del Cerro, hasta que fue clausurado por el régimen comunista en 1961.

A los 16 años fue enviado a pasar el servicio militar obligatorio en Isla de Pinos. Una vez concluido el período militar, se integró a la vida en su parroquia en el Cerro y pasó a formar parte de su grupo parroquial juvenil.

Su acción como laico lo llevó a trabajar en el proceso de la Reflexión Eclesial Cubana (REC) y fue designado como delegado al Encuentro Nacional Eclesial Cubano (ENEC) en febrero de 1986.

Por esos años (1986-1988) fundó e impulsó la Peña Cristiana del Pensamiento Cubano en la Parroquia de El Cerro y publicó el folleto Pueblo de Dios para ser distribuida en todas las iglesias.

A pesar de su actividad opositora mantuvo siempre un empleo estatal como especialista en equipos electromédicos. Tenía un título de Ingeniería en Telecomunicaciones.

En 1988 fundó el MCL, una agrupación a la que dedicó todos sus esfuerzos en defensa de los derechos democráticos y las libertades civiles de sus compatriotas.

Su labor no pasó inadvertida por el Gobierno cubano. Su hogar fue asaltado por las turbas alentadas por la Seguridad del Estado en 1991. Desde entonces fue interrogado y detenido temporalmente por la policía política en repetidas ocasiones.

Al año siguiente redactó el llamado Programa Transitorio para un cambio político en Cuba y se sumó como uno de los cinco organizadores de la coalición Concilio Cubano.

Como figura de liderazgo de la oposición firmó el manifiesto Todos Unidos y fue nombrado coordinador de su comisión de relatoría.

Proyecto de movilización ciudadana

Pero su gran proyecto de movilización ciudadana se materializó hacia el 2001 a través del Proyecto Varela y los comités ciudadanos creados para impulsarlo a lo largo del país. La iniciativa había sido ideada en su organización en 1998.

Payá y sus seguidores recorrieron la isla recabando apoyo y el 10 de marzo del 2002 lograron presentar a las autoridades más de 11 mil firmas de respaldo a un plebiscito sobre un proyecto legislativo ante la Asamblea Nacional del Poder Popular.

El Gobierno cubano no solo rechazó la propuesta, sino que sacó a las calles a miles de manifestantes para reafirmar el sistema socialista y provocar un cambio constitucional que no dejara resquicios para la actividad disidente.

Sin embargo, las represalias no quedaron ahí. En marzo del 2003, a raíz de la ola represiva conocida como la Primavera Negra, unos 40 integrantes del MCL estuvieron entre los 75 activistas arrestados y condenados a penas entre 12 y 28 años de cárcel en juicios sumarios bajo acusaciones de atentar contra la soberanía nacional.

Payá no fue encarcelado y no cesó en sus reclamos de los derechos democráticos en Cuba.

En el 2004, el Proyecto Varela consiguió recolectar otras 14 mil firmas para reclamar cambios al Gobierno de Fidel Castro.

Recibido por Juan Pablo II

Dos años después presentó el programa Todos Cubanos para una transición pacifica hacia la democracia, y firmó junto con otros disidentes el documento Unidad para la Libertad. En el 2009, impulsó el Llamamiento al Diálogo Nacional y, en el 2001, dio a conocer la declaración El Camino del Pueblo, una propuesta para unir a la oposición pacífica de cara al futuro de la Isla.

Por su labor cívica dentro de Cuba, fue honrado en 1999 con el Premio Homo Homini, de la fundación checa People in Need, por su contribución a la defensa de los derechos humanos, y en el 2002 recibió el galardón W. Averell Harriman, que otorga anualmente el Instituto Nacional Demócrata en Washington.

También fue nombrado Doctor Honoris Causa en Leyes por la Universidad de Miami (2002) y la Universidad de Columbia, en Nueva York (2003). Fue nominado en seis oportunidades al Premio Nobel de la Paz.

En ocasión del viaje para recibir el Premio Sajarov en el Parlamento Europeo, Payá fue recibido en Roma por el Papa Juan Pablo II y visitó luego Miami, donde asistió a una misa de homenaje en la Ermita de la Caridad del Cobre y realizó encuentros con figuras y organizaciones del exilio cubano.

Lo sobreviven su esposa Ofelia Acevedo, sus hijos Oswaldo José, Rosa María y Reinaldo Isaías, además de su hermano Carlos, quien es delegado del MCL en Madrid.

No se han informado aún los pormenores sobre el traslado del cadáver a la capital para la realización del funeral.



Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.