Actualizado: 20/11/2018 18:13
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Partido, PCC, Prensa

Sospechoso mamotreto

Se repite una vez más que la existencia de un solo partido se debe a las enseñanzas de Martí, lo cual es una reducción y adulteración del pensamiento martiano

Comentarios Enviar Imprimir

El pasado viernes el libelo oficial del PDC (Partido de la Dictadura de Cuba) publicó un artículo justificando, explicando, el porqué de un único y omnipotente partido; quizás algunas cuestiones expresadas en la discusiones populares, e incluso digitales, del llamado proyecto de Constitución han puesto en duda el papel y el lugar del partido único en el entramado político del país y con ello ha alarmado a la burocracia dictatorial que decidió entregarle a una escribidora, que al parecer va en ascenso en el arte de hacer lo que le digan, como y cuando se lo digan, la compleja tarea de explicar lo inexplicable.

El trabajo comienza en la primera plana con un fragmento de un discurso del dictador en jefe en el cual culpa al pluripartidismo, que es un instrumento del imperialismo, de que los países subdesarrollados sean dominados y explotados y como consecuencia no puedan desarrollarse, pasando por alto que la existencia de un solo partido en Cuba no solo no ha generado el desarrollo, sino que más bien ha generalizado la pobreza. La cita culmina con la afirmación de que es imposible predecir hasta cuando los cubanos tendrán que soportar la existencia de un solo partido.

La escribidora toma la palabra en la última página con el pretexto de los 93 años de la fundación del Partido Comunista en 1925 y después de un largo preludio histórico, que ocupa la mitad del escrito, entra al tema central que es la necesidad de un partido único al cual dedica dos párrafos en que se dice cosas como que sus militantes deben pensar con cabeza propia y expresarse libremente como si los hechos, algunos recientes, demostrasen todo lo contrario cuando se ha condenado al ostracismo a todo aquel que se salga en lo más mínimo de las “orientaciones de arriba”; además nos dice que el partido educa y aprende del pueblo, a lo cual podemos añadir que por lo menos ha intentado “educarlo” pero de aprender, nada ha aprendido.

Se repite aquí, una vez más, que la existencia de un solo partido se debe a las enseñanzas de Martí, lo cual es una reducción y adulteración del pensamiento martiano, pensamiento que ha sido manipulado y desacralizado por la banda de facineroso que se apoderaron del poder, y engañaron al pueblo con una retórica superficialmente martiana y nacionalista, pero en esencia con los más nefastos propósitos.

Llama la atención que en todo este escrito se mencione tres veces al dictador en jefe y se le cite una vez, y al hermanísimo se le mencione dos y se le cite también una sola vez, mientras que al siniestro y contumaz enemigo de cualquier reforma Machado Ventura no solo se le mencione, sino que se le cite en tres ocasiones. ¿Cuál es el mensaje? O es que simplemente fue este el que ordenó el escrito y por tanto la escribidora le está rindiendo las necesarias pleitesías para garantizar el continuar el ascenso en esa trágica escalera de abyección. ¿O es otra la razón?


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.