Actualizado: 11/12/2019 10:35
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Sociedad

Todos a la Plaza

Los cubanos esperan entrar en shock este domingo. Por unas horas, un espectáculo sin precedentes detendrá la rueda de las adversidades cotidianas.

Comentarios Enviar Imprimir

Políticamente hablando, el gobierno tomará una bocanada de aire fresco. Por lo polémico del asunto, Juanes más notoriedad. Medio millón de personas se regalarán un domingo diferente. Pero para cientos de "luchadores" de la economía informal, el concierto en la Plaza de la Revolución no es nada de eso. Para ellos no habrá solaz, sino los riesgos de vender fuera de la ley.

Hay que verlo así: un repentino mercado de 500.000 o más personas que en seis o siete horas se esfumará y que estará debidamente controlado por un esquema de seguridad harto probado en muchedumbres.

"Habrá que pulirla fino". Esa es la divisa de un vendedor de CD, un pirata más que muestra su mercancía discretamente en una de las escaleras pringosas del centro de la ciudad. Se ha hecho de la colección completa de Juanes. También de un par de discos de Bosé y un recopilatorio de la Tañón.

"Lo tengo todito", fanfarronea. La mercancía está debidamente identificada. Alguien se encargó del diseño a color de la carátula y la relación de las canciones en el reverso. Incluso el producto viene sellado con nylon, una exquisitez tecnológica que el vendedor prefiere no explicar.

"Secreto comercial, chama", responde malicioso.

De la noche a la mañana, proliferan en las vendutas solapadas los discos de los invitados de Juanes. Algunos más atrevidos intentan vender copias de Porno para Ricardo y de Los Aldeanos, músicos underground que la gente escucha gracias a una red persona a persona y que en las últimas semanas aparecían sus nombres en buen número de celulares.

"Los mensajes decían que ellos debían también cantar en la Plaza", contó un joven mostrando su Nokia. "Sinceramente, no los conozco. Con unos socios supe ahora quiénes eran, pero a mí no me interesa la política".

Belinda es una manicura que trabaja en el portalón de su casa en La Lisa, un barrio del oeste capitalino. "Ni muerta me pierdo a la Tañón", dice pasmosamente. "¡Con lo que me gusta el merengue!, exclama.

Ella ya reclutó a sus amistades para el concierto. Una de ellas venderá comida y otra cargará con jugos y refrescos domésticos. "Tenemos un par de hieleras y ya cuadramos el carro. Salimos a la mañanita", explica esta empresaria de ocasión que, además, pega uñas postizas, recomienda los tatuajes góticos de un amigo y vende "cualquier cosa que le caiga en la mano".

Ellas aprovecharán el horario del megaespectáculo. De dos a seis de la tarde, cuando un sol todavía taladrante de septiembre reverberará en una explanada sin árboles.

"¿A quién se le ocurrió ponerlo a esa hora?", pregunta la manicura.

Comienza el espectáculo

El concierto durará un mínimo de cuatro horas y para los que no logren acercarse al entarimado habrá ocho pantallas gigantes de tecnología LED con visibilidad diurna.

A Juanes le acompañarán 14 artistas de seis países. Los españoles Víctor Manuel, Miguel Bosé y Luis Eduardo Aute, los puertorriqueños Danny Rivera y Olga Tañón, el ecuatoriano Juan Fernando Velasco y el italiano Jovanotti.

Los cantantes cubanos Silvio Rodríguez, Carlos Varela, X Alfonso y Amaury Pérez, la orquesta Los Van Van, el grupo Orishas, que reside en Europa, y la cubano-venezolana Cucu Diamantes con la banda Yerbabuena completan el elenco.

El sistema de sonido será el decimosexto invitado. Traído directamente de Estados Unidos, con técnicos incluidos, no tiene precedentes en la Isla. El costo de la logística fácilmente rebasará los 250.000 euros.

"Es una operación cara porque no hay patrocinadores. Esto está saliendo de las cuentas bancarias de Juanes, Olga y Miguel, casi la totalidad del dinero la han aportado ellos", explicó el cantautor cubano Amaury Pérez, director artístico del espectáculo, en el que ningún artista cobrará honorarios.

Los gastos de producción local corren a la cuenta del Instituto cubano de la Música, mientras que la Sociedad General de Autores Españoles (SGAE), Air Europa, AC Charters y Aerosur colaboran con parte de los gastos de ensayos y algunos boletos aéreos.

Los organizadores pidieron que los artistas y el público vistan prendas de color blanco como símbolo de paz. Están excluidos los mensajes políticos y los cantantes se limitarán a hacer su trabajo y punto.

La señal transmitida por Cuba podrá ser utilizada libremente en cualquier país y por cualquier canal de televisión, sitio de internet o estación radio que lo haya solicitado y sin ninguna restricción.

Más de 160 periodistas de todo el mundo se acreditaron para la cobertura y varios canales de televisión y sitios de internet han programado la transmisión en vivo de este segundo concierto 'Paz sin Fronteras'.

La manzana de la discordia

Una presunta encuesta realizada entre 200 personas residentes en la Isla por Generación Cambio Cuba, organización del exilio que proclama la reconciliación, estableció que el 70% de los consultados favorecía el proyecto, en tanto un 93% estuvo de acuerdo con estos intercambios culturales.

Por su parte, una pesquisa de opinión encargada por el Cuba Study Group arrojó que el 47% de los exiliados cubanos preguntados rechazó el evento, mientras que el 27% dijo estar a favor y un 26 por ciento se encogió de hombros.

Ese mismo sondeo indicó una tendencia favorable al concierto en las generaciones más nuevas de la comunidad cubana en Estados Unidos. Un 35% lo aprobó. Se trata de personas menores de 35 años, quienes argumentaron que no hay motivo para privar a los cubanos de momentos de distracción, alegría y música.

Si le preguntan a EG, dirá igual cosa. Tiene listo su camión Ford, en cuyas puertas reza el cartel "uso particular", para por 50 pesos o 2 CUC trasladar público desde San Antonio de los Baños, un pueblo en las afueras de la capital de donde es oriundo Silvio Rodríguez, el contraeje del espectáculo.

"Partimos antes de que salga el sol. Queremos ser los primeritos", dice el transportista, temiendo por rumores de que los espacios adyacentes a la tribuna están ya reservados a estudiantes de becas en el campo e institutos armados.

Logren o no un puesto privilegiado, EG y su comitiva están decididos a soportarlo todo con tal de romper la rutina. "No hay más na'", resume y cita al propio Juanes. "Total, la vida es un ratico".


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.