Actualizado: 17/02/2020 13:03
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Sociedad

Un atropello por otro

Las casas de veraneo para estimular a los 'trabajadores destacados', ahora Islazul las alquila en CUC.

Comentarios Enviar Imprimir

Playa de Varadero, septiembre de 2008. (REUTERS)

Playa de Varadero, septiembre de 2008. (REUTERS)


.

Duros como el flan de ostiones, los generales y doctores que reparten el pastel continúan dejando el rastro de su radicalismo a través de ciertas disposiciones destinadas dicen a enmendar errores y prácticas contraproducentes.

Por estos días, el rastro procede de las casas de veraneo en las playas que hasta hace poco pertenecieron a planes de estímulos para trabajadores destacados.

Bien se conoce que los tales planes jamás funcionaron debidamente. Las casas, con precios de renta muy moderados y con facilidades de pago en moneda nacional, debían ser asignadas a destacados mediante las secciones sindicales, organizaciones políticas y las administraciones de los centros de trabajo.

Pero ocurría en la concreta que los dirigentes profesionales de rango intermedio bloqueaban el proceso, repartiéndose la piñata entre ellos mismos, concediéndola a parientes y amigos, y además, utilizando sus asignaciones como objeto para el intercambio de favores a nivel institucional, una tendencia ya vieja y muy extendida en la Isla.

Se conoce igualmente que a estos desmadres, que existieron desde siempre, fue sumada en los años más recientes la venta ilícita (primero, en dólares; y luego, en pesos convertibles, CUC), con lo cual, los trabajadores destacados sufrirían una nueva postergación. A su turno de último en la cola, detrás de la familia, los amigos y los favorecidos de los dirigentes, se interpusieron además quienes les compraban a estos, con moneda dura, el fruto de su indolente estraperlo.

Pero aunque tarde, la justicia llega. Aun cuando no sea sino para cambiar un atropello por otro.

De un plumazo, los generales y doctores han abolido esta variante en plan de estímulos para trabajadores destacados, disponiendo que sus casas de veraneo pasen a ser administradas por la empresa Islazul, dedicada al servicio hotelero y a la renta de inmuebles para vacaciones, y que, claro, las comercializa en CUC.

Ahora mismo esa empresa está ofertando el alquiler de casi dos centenares de casas de primera y segunda línea de playa, situadas en distintos balnearios, como Bacuranao, Celimar, Boca Ciega, Guanabo o Jibacoa, en La Habana; o en Santa Lucía, Camagüey; o en Varadero. Los precios de renta fluctúan de acuerdo con las dimensiones y otras características del inmueble, así como su ubicación.

Entre un máximo de 100 CUC (2.400 pesos en moneda nacional) por cada noche, y un mínimo de 10 CUC (240 pesos, poco menos del equivalente al salario mensual promedio de un trabajador), las tarifas son diversas, digamos para todos los gustos y posibilidades, menos para los de la gente pobre, que no obstante ser aquí mayoría absoluta, no ha sido contemplada en los nuevos planes de los generales y doctores.

Parece que su único interés fue darle un escarmiento a los subordinados de cuarta fila, actuando con extrema dureza contra los que especulaban con la propiedad estatal, que ellos suelen calificar graciosamente como propiedad del pueblo.

Como de todas formas los expoliadores en este caso no pasaban de ser funcionarios de bajo perfil (sin acceso a los privilegios de las grandes élites, con las que no resulta posible especular, ya que son intocables), pudieron darse el lujo de cortar parejo. Nada les costaba a los generales y doctores aplicar el machete abajo y de un solo tajo, aun cuando nada sustancial lograsen.

Cura de caballos solemos llamar por acá a esos remedios brutos mediante los que, para curar una llaga, es cercenada toda la zona del cuerpo donde se encuentra.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.