Actualizado: 23/09/2020 15:36
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

disidencia, Oscar Espinosa Chepe

Miembro del grupo de los 75 no descarta una nueva ola represiva

Todo lo que pueda servir de pretexto al gobierno para una arremetida contra la disidencia, 'debe ser evitado', dijo Oscar Espinosa Chepe.

Enviar Imprimir

El economista y disidente cubano Oscar Espinosa Chepe no descarta que se pueda producir una ola represiva como la de la primavera de 2003, cuando tras juicios sumarísimos 75 opositores cubanos fueron condenados a penas de hasta 28 años de cárcel.

Espinosa Chepe, uno de los miembros de ese grupo, dijo en un texto difundido este lunes en La Habana que "no es descartable" una nueva "Primavera Negra", nombre que han dado los disidentes a la represión de 2003, informó EFE.

"No sería sorpresa que el gobierno acometa otro golpe contra la disidencia, con el fin de aterrorizar a la sociedad", afirmó el economista.

"Existen síntomas evidentes de que al menos los sectores duros (del gobierno) lo promueven. La reciente expulsión de tres corresponsales extranjeros permanentes en La Habana y la creación de mayores controles a los que continúan acreditados, indica claramente esa tendencia", argumentó.

Según Espinosa Chepe, "la situación económica, social y política empeora constantemente y en consecuencia se incrementa el descontento de la población".

"Algunos sectores que por años permanecieron silenciosos, como los intelectuales, empiezan a dar sus criterios sobre la desgarradora situación imperante", añadió el disidente.

Espinosa Chepe, excarcelado con una licencia extra penal por razones de salud en noviembre de 2004, señaló que mientras esto sucede "el régimen continúa su represión y tácticas de utilizar al enemigo externo para encubrir sus propósitos".

"Todo lo que coadyuve a brindar pretextos al gobierno de Cuba en ese sentido, debe ser evitado", advirtió, al señalar que sin dejar de tener contacto con "gobiernos y amigos del extranjero", los opositores deben evitar "cualquier resquicio que dé oportunidad de confusión en un país donde el control de la propaganda es absoluto".

Por otra parte, Espinosa Chepe consideró que "hoy es más evidente aún que la arremetida represiva" contra los 75, "únicamente por expresar sus ideas pacíficamente y reclamar el respeto a los derechos humanos", estuvo preparada "con mucha antelación por un régimen alarmado por el curso de la situación en el país".

Del grupo, 59 permanecen en prisión y 16 fueron excarcelados con licencias extrapenales por enfermedad.

De estos últimos, cuatro partieron al exilio, y Miguel Valdés Tamayo falleció en La Habana en enero pasado.