Actualizado: 07/08/2020 16:54
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Kore-eda, Cine, Arte 7

Al otro lado de las cámaras

A pesar de ser un filme muy bien hecho, a nuestro crítico de cine no le parece lo mejor de Kore-eda

Comentarios Enviar Imprimir

Fabienne es una gran estrella del cine francés. A sus 73 años acaba de publicar sus memorias y comienza a actuar en un filme de ciencia ficción en el cual una mujer famosa muere, va al espacio y regresa a ver a su hija en diferentes etapas de la vida. En el filme dentro del filme, titulado Memories of My Mother, el rol principal lo tiene una joven actriz a la cual todos auguran será la próxima Fabienne.

Desde Nueva York llegan Lumir, la hija de Fabienne, junto con su esposo Hank, un actor que está luchando por abrirse paso, y su hija Charlotte. Lumir trabaja como guionista en Estados Unidos. Al leer el libro de su madre se estremece con la tergiversación que esta ha hecho de sus relaciones y la confronta. Entra al set donde Fabienne está en filmación, la observa y comprende algo de su personalidad. Otras mentiras y oros olvidos se van revelando a medida que avanza el argumento.

Fabienne nunca abandona su papel de diva. Tiende a minimizar a todos los que le rodean, nunca acepta ninguna culpa, al menos delante de los demás y todo el tiempo mantiene un tono condescendiente en sus relaciones personales. Incluso su esposo actual parece no tener mucha importancia más allá de ser un compañero de viaje. Los diferentes problemas familiares y las envidias profesionales se van desenvolviendo a medida que la trama avanza.

Hirokazu Kore-eda es probablemente el mejor cineasta japonés contemporáneo. En sus obras disecciona las relaciones familiares en Japón, con una agudeza similar a la de Yasujiro Ozu, de quien niega ser discípulo, pero también con la fuerza de Mikio Naruse, de quien sí se considera heredero. The Truth es su primera incursión fuera de Japón. En el filme se atreve a utilizar su habilidad de análisis de la familia japonesa, de la contraposición entre familias biológicas y familias que se adoptan voluntariamente y lo que ello desafía las convenciones sociales, como hizo en Nobody Knows (2004), Still Walking (2008) y Shoplifters (2018), por solo citar sus obras más importantes, y aplicarlas a la familia francesa.

En The Truth, como en casi todas sus películas, la narración empieza por la mitad, sin que el espectador lo note, luego salta al principio y continúa con el desenlace. Esta técnica, que en muchas manos pudiera ser un desastre, le permite presentar sus personajes y comenzar a establecer poco a poco sus relaciones, sin que intervengan los prejuicios del espectador. Evita ofrecer motivaciones de antemano y uno se siente como si estuviera invitado a una fiesta en la cual no se conoce a nadie, pero poco a poco se va dando cuenta de la madeja de interacciones que le rodean. Esto también impide que la cinta caiga en el melodramatismo barato. Kore-eda la maneja a la perfección y sin concesiones.

Para aumentar el ajiaco cultural que compone esta película, Kore-eda trabajó el guion basándose en un cuento de Ken Liu (1976), titulado Memories of My Mother, al igual que el filme dentro del filme. Liu es chino de nacimiento y vive en Estados Unidos desde que cumplió los once años. Ha sido premiado varias veces por sus obras de ciencia-ficción. Nada aparentemente más lejano de la narrativa de Kore-eda. A través de los viajes al pasado de la protagonista del filme en que Fabienne actúa, el director explora la fiabilidad de la memoria, como puede ser fácilmente manipulable y como nos manipula. La memoria como traición y la traición a la memoria.

La actuación de Catherine Deneuve, quien a los 76 años se encuentra muy cercana a su personaje, es excelente. Juliette Binoche como Lumir, se desempeña como siempre, impecable, pero su papel no tiene mucho protagonismo. Kore-eda es un gran director de actores y en este caso logra sacar lo mejor del pésimo Ethan Hawke (quien siempre parece actuarse a si mismo), en el rol del esposo de Lumir. Manon Clavel, quien hace su debut en largometrajes, sorprende con su refinada interpretación de su homónima Manon, la actriz joven que está llamada a ser “la próxima Fabienne”. El resto del elenco se desempeña con eficiencia sutil. Una gran sorpresa es la niña Clémentine Grenier (Londres, 2009) en el papel de Charlotte, la nieta de Fabienne, quien debe haber filmado cuando tenía unos nueve años y con naturalidad infantil y profesionalismo de adulto acomete su trabajo con espontaneidad y perfección dramática.

La fotografía de Eric Gautier (París, 1961), quien ha trabajado anteriormente con Leos Carax, Olivier Assayas, Arnaud Desplechin y Patrice Chéreau, acentúa el tono de duda y cuestionamiento que permea las relaciones entre los personajes del filme, entre los del filme dentro del filme y a su vez la intersección de ambos mundos, en donde ficción y realidad se entrelazan sin confundirse.

A pesar de ser un filme muy bien hecho, no me parece lo mejor de Kore-eda. Quizá le exijo mucho a este gran director, uno de mis favoritos, pues me da la impresión que al filme le falta garra. Quizá sea cierta inseguridad de moverse en un ambiente nuevo. Pero lo cierto es que las diferencias culturales hacen poca mella en el estilo y el discurso de Kore-eda, ya que en sus filmes anteriores, a pesar de tener características muy japonesas, logran ser universalmente trascendentes.

The Truth (Francia/Japón/Suiza, 2019). Dirección: Hirokazu Kore-eda. Guion: Hirokazu Kore-eda, basado en un cuento de Ken Liu. Director de fotografía: Eric Gautier. Con: Catherine Deneuve, Juliette Binoche, Clémentine Grenier y Ethan Hawke. De estreno en los cines alternativos de muchas ciudades de Estados Unidos. También disponible en Amazon Prime y en On Demand en las plataformas de Spectrum y Comcast.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.