Actualizado: 23/07/2019 14:59
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Música

Cuarenta años 'arrasando'

Un lema y un fracaso gubernamental dieron paso a la orquesta bailable más popular de las últimas décadas.

Comentarios Enviar Imprimir

El jueves 4 de diciembre de 1969 —hace casi 40 años—, el bajista, compositor y arreglista Juan Formell Cortina (La Habana, 1942) presentaba en el Salón Rosado de la Tropical una agrupación charanguera de formato inusual (batería, guitarra eléctrica, órgano…), con un apelativo que hacía referencia a una de las consignas oficiales del gobierno: Los Van Van.

La fracasada Zafra de los 10 millones de toneladas de azúcar estaba en su apogeo, y todos los medios de comunicación del régimen pregonaban el lema: "¡Y de que van, van!". Día sagrado para yorubas y católicos, Shangó (Santa Bárbara), dueño de los tambores batá, del trueno y de la música, es celebrado con aguardiente y baile, en un bembé que se prolonga hasta el otro día en todos los rincones de la Isla. Ese jueves, el cielo habanero presagió una jornada rumbera interminable. Shangó, Oba ko So, bendecía al joven músico en su debut como director.

Corría el año 1968 y en la radio sonaban los temas de Revé y su Charangón (El martes, Qué bola, qué bolón, La flaca…) que Juan Formell, por encargo del percusionista guantanamero, y en su condición de director musical de la agrupación, había compuesto y orquestado desde la incorporación de instrumentos electrónicos (bajo y guitarra), amplificación de la viola y los violines y mezclas de timbres con bajo y flauta, desplazándose con gran movilidad rítmica en contrapunto con pailas y tumbadoras. Fue el nacimiento del Changüí 68, antecedente directo del sonido Van Van.

El inquieto bajista decide separarse de Revé y retomar el son oriental, adicionarle colores armónicos diferentes y, en complicidad con el percusionista José Luis Quintana, "diseñar" la acústica y el formato orquestal de la futura agrupación, que pasaría la prueba de fuego en unos de los salones de bailes de más tradición.

Dicen que los asistente a La Tropical salieron tarareando, agradecidos y fervorosos, los acordes de La compota, Yuya Martínez, Laura Chancleta, Marilú y Los Momis. Fueron piezas emblemáticas (hoy de culto para coleccionistas e investigadores musicales) que inauguraron un modo nuevo de hacer música bailable en Cuba: nacía el songo y se consumaba el inicio de una leyenda.

Las etapas

"No me imaginé que Van Van fuera a cumplir casi 40 años…", ha comentado el mismo Formell. La agrupación se ha consolidado con una particular voz orquestal, que ha puesto a bailar a varias generaciones de cubanos. Las pulsaciones de los colores rítmicos han cambiado constantemente. La configuración del formato ha sido determinante en las huellas experimentales y "atrevidas" de Juan Formell.

De 1969 a 1979, escuchamos a una "charanga" que buscaba un sonido, con el songo como propuesta, en fusión con elementos de la música pop (coros con frescuras armónicas propias de los cuartetos vocales de la época, batería y paila rumberas de Changuito, flauta jazzística de Cortés…). La etapa que va de 1980 a 1992, con la incorporación de trombones, propicia un tabaleo de ondulaciones más cercano al son montuno y a la guaracha (Sandunguera, El negro no tiene, Aquí el que baila gana, La Habana no aguanta más…).

Eran piezas costumbristas que retrataban el paisaje de la Cuba de esos años. Sonido duro, timba callejera y parámetros rumberos yorubas aparecen con la entrada del cantante Mayito Rivera, en el período que se inicia en 1993 y culmina en 2000 con el Premio Grammy (Van Van is here, Caliente Record, 1999).

La presencia de Samuel Formell en la sección percutiva (batería y paila) genera un sabor de fuerte raigambre guaguancosera, ya en la ruta de la timba como timbre orquestal definitivo, y con el sabor del songo en montuneo que el piano de Cesar Pedroso sabe recrear muy bien. De este intervalo son las composiciones Esto te pone la cabeza mala, Soy todo, Esto está bueno, El tren se va, Temba, tumba, timba, Somos cubanos, Tim-pop con Birdland

Cambios y nuevos bríos

En la grabación Chapeando (Unicornio-Abdala, 2004), Van Van reaparece renovado, con una vibrante sonoridad repleta de frescura que los músicos jóvenes incorporados a la orquesta (Roberto Carlos en el piano, Abdel Rasalp y Yenisel Valdés en las voces, Boris Luna en los teclados, Irving Frontela y Pedro Fajardo en los violines) suscriben con oficio sorprendente.

La salida de Pedrito Calvo, Gerardo Miró y Cesar Pedroso no resiente el resultado final. La charanga de Formell, ahora bajo la dirección musical de su hijo Samuel, está sonando como nunca. Chapeando, Anda ven y quiéreme, Corazón, Ven, ven, ven, La buena —firmada por Roberto Carlos Rodríguez—, y el danzón formelliano Nada, son platos fuertes que los bailadores exigentes reclaman en cualquier presentación vanvanera.

El 17 de junio de 2006, Van Van ofreció un concierto histórico en el Teatro Karl Marx de La Habana, que producciones Abdala y Planet Records pusieron a la venta en 2007 en disco triple —dos discos musicales y un DVD del programa Aquí el que baila gana, El concierto.

En esta producción musical, Formell convoca y logra reunir a casi toda la antigua familia vanvanera (Pedrito Calvo, Cesar Pedroso, Miró, Mario Valdés, Armandito Cuervo, José Luis Quintana, Fernando Leyva, José Linares, Orlando Canto), con invitados de lujo (el tresero Pancho Amat, el guitarrista Elmer Ferrer y los raperos Clan-destinos). Todo un recuento de nostalgias plagadas de emociones y algarabías, de 132 minutos de longitud.

Juan Formell, fundador de Los Van Van. (EFE)Foto

Juan Formell, fundador de Los Van Van. (EFE)

Cosas de familia

Después de tres años de larga espera aflora Arrasando (Planet Records-Producción Juan Formell-EGREM, 2009), placa número 30 de la discografía Van Van, bajo dirección musical absoluta de Samuel Formell.

"Es el primer disco de Van Van donde solamente intervengo como productor musical, dejando en manos de mi hijo Samuel la dirección musical, con las colaboraciones en las orquestaciones de Boris Luna, Jorge Leliebre y Roberto Carlos Cucurucho, quien participa además como compositor", declaró el líder de la legendaria banda.

Arrasando es una fiesta anticipada por los 40 años, con sorpresas y huéspedes de gratitudes merecidas: Vanessa Formell, el guitarrista Elmer Ferrer, el trompeta Alexander Abreu, y una composición de Rubén Blades. Es la revelación de un joven director musical de afinado gusto y calibrado oído. Samuel Formell logra que el ensemble regrese al vibrato cadencioso de los años setenta, desde un aura de suavidades rítmicas con resonancias del songo y la timba, todo columpiado en la redes del son montuno y la guaracha.

Mi Songo (Samuel Formell) recrea algunos estribillos de la geografía musical formelliana hasta convertirse en homenaje a la herencia de uno de los músicos más importantes de los últimos treinta años en Cuba. La vocalización y las improvisaciones de Mayito Rivera son antológicas. Lindo regalo la interpretación de Vanessa, en un tumbao de abundante sandunga y picardía; la juguetona composición de Robertón Hernández —Que no te dé por eso— sube la temperatura del disco.

Juan Formell nos entrega un songo cifrado en los espacios de sus mambos, siempre repletos de imaginería contagiosa. Tú a lo tuyo, yo a lo mío nos revela a un Formell vital todavía como compositor y arreglista. Yenisel Valdés asume la ejecución con una dicción sonera/guarachera tan natural, que la pieza se impone como una de las más significativas del álbum.

'Lo mejor de la Zafra'

Arrasando es un disco que ha decepcionado a algunos amantes de la timba, por las "modulaciones retro" de una orquesta que recrea y "rediseña" su idiolecto, en variaciones que no traicionan el espíritu de sus fundadores, sino que lo atemperan parafraseando la jerga pícara del habla cubana.

"Con casi ya cuarenta años de creada la orquesta, Los Van Van proponen este disco titulado Arrasando. Podía parecer algo agresivo, pero por el contrario el término arrasando lo hemos utilizado, en este caso, para borrar lo mal hecho, lo de mal gusto, el facilismo, lo demasiado reiterativo; en fin, la falta de creatividad. Es por eso que nos propusimos hacer un disco con buenas composiciones y, sobre todo, con grandes orquestaciones", avisa Formell en la presentación de la propuesta.

La grandeza de este álbum descansa en el equilibrio: songo, timba, guaracha, rumba y son se desnudan en un vaivén de cifras discretas, donde la ligereza alimenta lo vital y la fuerza se arropa en un discurso franco. Arrasando avisora nuevos tiempos vanvaneros, donde una "agresiva mesura" armónica/rítmica y un regodeo temático, posiblemente conduzcan su futuro.

Juan Formell es hoy por hoy uno de los más importantes protagonistas vivos de la música popular cubana. Los Van Van, una leyenda que enorgullece a la cultura de la Isla. Su nombre surgió de un fracaso generado por la terquedad del Comandante.

Conversando con Samuel, hace unos meses, le dije: "Lo mejor de la Zafra de los 10 millones fueron Los Van Van". El baterista esbozó una discreta sonrisa y me contestó: "Yo creo que sí. Pensándolo bien, tienes razón…".


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

Los Van Van, música, Cuba

'Si no te quieres tú', de Los Van Van

CD 'Arrasando' (Planet Records, 2009)

Últimos videos