Actualizado: 24/09/2018 12:05
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Morín, Teatro, Teatro cubano

Francisco Morín: profesión y mito

Un minucioso compendio de la vida y obra de uno de los más importantes teatristas cubanos del siglo pasado

Comentarios Enviar Imprimir

Rosa Ileana Boudet ha publicado un dosier sobre el director teatral Francisco Morín (La Habana 1918 - New York, 2017). Aclara que nunca le hizo una entrevista formal. La fuente de la información que ahora vuelca en este libro fueron las conversaciones telefónicas California-New York que sostuvo con el legendario teatrista cubano. La primera ocurrió en 2007: “Mi primer contacto con Morín fue para obtener su autorización para fotocopiar la colección en poder de The New York Public Library”. Dicha colección contenía las 28 entregas de la revista Prometeo publicadas entre 1947 y 1953. Aunque Morín lo autorizó, fue imposible, por diversas razones, llevar a cabo esa gestión.

En las conversaciones telefónicas él hablaba espontáneamente de lo que le venía a la mente. Preguntaba “si fulanito de tal aún estaba vivo”, o rememoraba a su madre, Josefa Libertad Vidán, y a su padre, “del que no recuerda un beso”. De ellos dijo, que fueron portero y taquillera en sus teatros, y que muchas veces lo ayudaron a sufragar los gastos. Hablaba también de su hermano y de su sobrino y, por supuesto, de actores y colegas, como el escenógrafo Andrés García Benítez que, durante muchos años, fue ilustrador de las portadas de la revista Carteles. Los evocaba a todos con afecto y no sólo a su “alma gemela” Teresa María Rojas.

En los testimonios y anécdotas, abundan los chismes faranduleros y los comentarios jocosos.

Copio a continuación el párrafo de una carta a Rosa Ileana, fechada en abril de 2010, en la que Morín comenta sobre los seis meses de trabajos forzados, castigo impuesto por la dictadura castrista a los que expresaban su intención de abandonar el país.

“En 1968 no hubo nada, pues estaba de vacaciones campestres en Esmeralda, Camagüey, con cañas que cortar y frijoles que sembrar en una latica”.

El 20 de agosto de 1970 sale de Cuba hacia Inglaterra, y años más tarde se radica en New York. No vuelve a ver a su madre ni a su hermano. “Salí de aquel infierno”, dice en una de sus cartas. “Al subir al avión cerré mi ciclo vital: ninguna nostalgia de las palmeras”.

Francisco Morín murió el 7 de diciembre de 2017, en su apartamento de New York.

El libro consta de 154 páginas. En las primeras 53 se transcriben cartas, reseñas, testimonios, etc. A partir de la 54, en una sección titulada “Cronología”, la autora reúne, año por año, las actividades de Morín y las ilustra con fotos de los programas y actores de algunas de las obras que dirigió.

Boudet incluye una extensa entrevista a Morín, hecha por Yara González Montes y Matías Montes Huidobro, grabada por Alberto Guigou en New York, en 1976.

En las últimas páginas aparecen las fichas biográficas de los autores de los seis testimonios que contiene el dosier: Roberto Fandiño, Mario Parajón, Roberto Blanco Espinosa, Matías Montes Huidobro, Yara González Montes y Alberto Guigou.

Sin el respaldo de un país ni subvencionada por ninguna institución, Rosa Ileana Boudet ha publicado siete libros en los últimos nueve años sobre el tema que la apasiona: el teatro en Cuba. En este último, dedicado a Francisco Morín, debemos agradecerle un minucioso compendio de la vida y obra de uno de los más importantes teatristas cubanos del siglo pasado, a la vez que nos informa sobre lo mejor de la actividad teatral en Cuba durante las décadas del 40 y 50.

Francisco Morín: profesión y mito. Dosier sobre el director teatral cubano. Autora: Rosa Ileana Boudet, 2018. Ediciones de la Flecha, Santa Mónica, California, 154 páginas.

En su blog Lanzar la flecha bien lejos, Rosa Ileana Boudet publica el enlace que da acceso al dosier: https://app.box.com/s/m8li8s121hc429m4jywoof770vrye3v1


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.