Actualizado: 19/07/2019 13:12
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Pintura, Pintura cubana, Exilio

Invasión de niños en el aeropuerto de Miami

En torno a una reciente exhibición de la pintora DEMI

Comentarios Enviar Imprimir

Recientemente la galería de la terminal central del aeropuerto internacional de Miami presentó una exhibición de la pintora DEMI bajo el título “In the Eyes of a Child,” (En los ojos de un niño). Me imagino al hombre de negocios alemán, de vuelta a Dusseldorf, entrando a la galería y huyendo al primer contacto visual; a la anciana de un minúsculo país de Europa oriental conmoviéndose frente a estas telas; a cualquier exilado (con su maleta cargada de melancolía) encontrando reflejos en estos cuadros.

La exposición constó de doce lienzos pintados entre 2007 y 2015, a través de los cuales entramos en su visión del mundo.

DEMI nació en Cuba. En 1960 su padre fue fusilado por el régimen castrista, y en el 1962 ella partió al exilio y creció en Puerto Rico y Tarrytown, New York. Se mudó a Miami con su madre y hermanas en 1978 y comenzó a tomar clases nocturnas en Miami Dade Community College. Mientras se ganaba la vida como tenedor de libros, participaba en un grupo teatral local. En 1980 conoció al pintor Arturo Rodríguez (uno de los más significantes pintores contemporáneos) y se casaron cuatro años más tarde. Viviendo en España con Rodríguez tuvo lo que James Joyce hubiera llamado una epifanía: se despertó espiritual y culturalmente y descubrió que podía pintar. En 1987 tuvo su primera exposición personal en el entonces llamado Cuban Museum of Arts and Culture. Desde entonces ha exhibido su obra lo mismo en galerías que en museos en Estados Unidos, Suiza, Francia, Panamá y Puerto Rico. Una importante tela suya acaba de entrar en la colección permanente del Smithsonian en Washington, DC. Ella vive y trabaja en Miami. Estos son los hechos de su vida, la riqueza y profundidad de su obra es otra cosa.

Su vocabulario visual es uno de los más personales en la pintura contemporánea. Estas doce telas han sido pintadas con un oficio riguroso y obsesivo; todo está pintado con gran cuidado, capa tras capa de color, detalle sobre detalle, creando una superficie de gran intensidad, la cual llega a la alucinación. DEMY pinta con pinceles pequeños sobre grandes lienzos; esta labor es lenta y meditativa. Sus composiciones están pobladas de niños que parecen sabios milenarios o místicos iluminados. Podemos decir que su pintura trata sobre el balance entre el ser y la nada, el bien y el mal, la agonía y la alegría, la perdida de la inocencia y la experiencia como resistencia.

Una de las telas más tempranas, Más allá de la pared, representa cuatro niños con pájaros. Habitan un espacio interior y arquitectónico por el cual vemos un paisaje montañoso. Los pájaros —una paloma blanca y una roja, varios pajarillos blancos y un búho— representan la libertad y la experiencia. Afuera, las montañas son el mundo. La inocencia infantil será evaporada en cuanto los niños salgan al mundo —éste es el precio de estar vivo—. Cualquier otro pintor crearía con esta narrativa una imagen sentimental; DEMI se niega. Su pintura desmantela una visión simplista de la niñez, dándonos “las batallas en el desierto” donde la gracia y el vacío se empujan mutuamente.

Su lienzo Salida con Laika es una de las pinturas más difíciles y conmovedoras de la artista. En la composición vemos a una niña junto a una nave espacial con un perro, la Laika del título, aquella perrita que fue enviada al espacio y sacrificada por la Unión Soviética. La niña esta desnuda; pura inocencia y vulnerabilidad. En una mano tiene flores blancas. La perrita y la niña comparten una expresión facial similar, mezcla de naïveté y melancolía. La obra entera consiste de una paleta de azules, purpuras y grises fríos, los cuales enfatizan la distancia y soledad. Esta tonalidad es rota por el cálido naranja-carmelita de la nave espacial donde reside la perrita. Al fondo del cuadro, lejos, vemos el planeta tierra. Ambas criaturas han dejado el hogar, su inocencia sacrificada, robada por el mundo de adultos que “maneja” el mundo. Niña y perra comparten la solidaridad dentro de su abandono. Ambas representan una ternura, una delicada fuerza con la que enfrentan su trágico destino.

Todas las pinturas de DEMI plantean preguntas: ¿De dónde venimos y a dónde vamos? ¿Cuál es nuestra razón de ser? ¿Cómo lograremos el balance entre la oscuridad y la luz? Sus pinturas son profundamente espirituales, representando la relación sacramental entre la humanidad y su medioambiente. Estas pinturas nos llaman con sus exquisitas cualidades, y entonces nos golpean con su fuerte y profundo mensaje. DEMI es una pintura intuitiva que pinta lo que conoce y lo que ama, lo que está constantemente aprendiendo del mundo, y debajo de todo esto están sus dolorosas memorias infantiles de perdida y exilio.

DEMI pertenece a la familia de pintores visionarios y poéticos —Fra Angélico, el Bosco, Richard Dadd, María Izquierdo—. Su obra es luz batallando las tinieblas.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.