Actualizado: 17/08/2018 22:24
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Cine, Cine norteamericano, Arte 7

Mutua obsesión

Phantom Thread trata sobre la creación artística, los laberintos de la aristocracia, las relaciones afectivas entre seres de edades muy diferentes, clases sociales muy distantes y culturales muy disímiles

Comentarios Enviar Imprimir

Cyril, la hermana y gerente del negocio de Reynolds Woodcock, un famoso modisto de la alta sociedad inglesa de los años cincuenta, le pregunta, muy al principio del filme, que cuando va a acabar su relación con su pareja de turno, porque la mujer es ya un espectáculo penoso en su necesidad constante de lograr una pizca de atención de Reynolds. Aquí está una de las claves de Phantom Thread, Reynolds es un creador obsesionado con su trabajo, completamente egocéntrico, incapaz de comprometerse con nadie, que usa a las mujeres no como musas, sino como complementos secundarios para mantener saciadas ciertas necesidades personales y continuar con su trabajo. Es un artista a quien solo le interesa su arte.

Un día Reynolds decide tomarse un reposo y parte a un pequeño pueblo de campo cerca de una mansión de retiro que posee. Se queda en un hotel y cuando va a desayunar fija sus ojos en su próxima presa, Alma, una muy joven y aparentemente ingenua camarera que lo atiende. La invita a comer y después a su casa campestre y a partir de ahí no los vemos separarse más.

Reynolds intenta continuar la rutina que obviamente ha seguido con las mujeres anteriores, usarlas como glorificación de su intimidad y alimento a su egolatría. Alma se fascina con el mundo del lujo y la elegancia que descubre. No piensa jamás salirse de él, pero ¿puede alguna vez llegar a pertenecer al mismo?

Alma, obsesionada sentimentalmente con Reynolds, busca reconocimiento en este nuevo universo, el desfile de princesas y aristócratas la seduce, quiere ocupar un lugar donde no le corresponde. Reynolds, a su vez, se obsesiona con la intrusa quien a su vez trata incluso de enfermarlo para convertirse en su salvadora y hacerse necesaria. Interrumpe hasta su proceso creativo y se inmiscuye en el mismo más allá de lo permisible.

Phantom Thread trata sobre la creación artística, los laberintos de la aristocracia, las relaciones afectivas entre seres de edades muy diferentes, clases sociales muy distantes y culturales muy disímiles. Es sobre eso y mucho más. Es también sobre el misterio de los afectos y las obsesiones. Todo tejido con la mano del fantasma, con la duplicidad y el misterio necesarios. Llega a convertirse en un thriller afectivo en el cual la relación entre el dominado y el dominador se hace borrosa. Es también un juego de roles lleno de tensiones.

Paul Thomas Anderson (Studio City, California, 1970), nació a la sombra de los estudios cinematográficos, su padre fue actor y anfitrión de la televisión, comenzó a filmar cortos a los doce años y pasó por varias universidades, pero no terminaba sus estudios porque el cine era su verdadero interés. Es uno de los directores más peculiares del cine americano.

Su primer largometraje, Hard Eight (1996), es un excelente thriller menor, al cual siguió Boogie Nights (1997), un filme que aborda el mundo del cine porno de manera diferente. Luego perdió un poco el rumbo con Magnolia (1999) y Punch Drunk Love (2002). Pero There Will Be Blood (2007) le devolvió la admiración de los críticos y luego realizó dos sólidos filmes The Master (2012) y Inherent Vice (2014), aunque este último, basado en una novela de Thomas Pynchon no tuvo la distribución que merecía. Ahora con Phantom Thread ha vuelto a ganarse la admiración de la mayoría de los críticos y un buen éxito comercial, considerando que no es un filme completamente convencional (todavía sus ingresos están por debajo del presupuesto).

En esta obra, Anderson toma responsabilidad total, ya que la dirige, la escribe y la fotografía. No es un filme perfecto, pues el guion deja a veces algunas lagunas y en su afán por crear un ambiente de thriller recurre a situaciones que no se explican bien, como el hecho de que Alma le va contando la trama al médico que atiende a Reynolds, quien a su vez busca un romance con ella, pero aquí el juego temporal no está bien resuelto. La fotografía es voluptuosa y tiene un encanto irresistible. La dirección es firme y Anderson muestra total control de lo que hace.

Daniel Day-Lewis ha anunciado que este es su último filme. Con seis nominaciones y tres óscares por actor estelar, además de múltiples premios BAFTA, Globos de oro y otros más, quizás ya se cansó de triunfar. Actúa aparentemente sin esfuerzo, En esta película está impecable hasta en los más mínimos gestos, miradas y poses. Por su papel de Reynolds Woodcock, un personaje desagradable, ha tenido varias nominaciones, pero no ha sido aún premiado, aunque se lo merece. La actriz luxemburguesa Vicky Krieps (The Colony, A Most Wanted Man) ha creado en Alma, un personaje insuperable, sus transiciones emocionales y de personalidad son perfectas, haciendo uso discreto pero preciso de modales, tono de voz y lenguaje corporal. La veterana Lesley Manville (Mr. Turner) está impecable en su papel de Cyril.

La banda sonora es interesante, aunque sus resultados no son siempre positivos. Música y sonido de fondo apenas cesan a lo largo del filme, creando con originalidad un ambiente de ansiedad.

Filme de varias lecturas, Phantom Thread, es puro cine, contarla no le hace justicia. Merece verse y en pantalla grande. Es una historia de obsesiones que se fagocitan. Pero es también muchas más cosas. Es un filme incómodo, como deben ser las buenas obras de arte.

Phantom Thread (EEUU, 2017). Guion, dirección y fotografía de Paul Thomas Anderson. Con: Daniel Day-Lewis, Vicky Krieps y Lesley Manville. De estreno amplio en todas las ciudades de Estados Unidos.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.