Actualizado: 22/06/2018 17:44
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Philip Roth, Literatura, Literatura estadounidense

Philip Roth, el último de la gran estirpe de narradores estadounidenses

Eterno contendiente en la lista del Premio Nobel de Literatura cada año

Comentarios Enviar Imprimir

Philip Milton Roth (1933-2018), el novelista que con más acierto exploró los conflictos de la familia judía estadounidense, los ideales de la Unión Americana, el apasionamiento político, el sexo y la identidad, ha muerto a los 85 años. “En pocos meses dejaré la vejez para adentrarme en la vejez profunda. Me parece asombroso seguir aquí al final de cada día. Al acostarme sonrío y pienso: ‘He vivido un día más’. Y me fascina despertarme ocho horas más tarde y seguir aquí: ‘He sobrevivido otra noche’”, declaró en 2012 cuando anunció que dejaría de escribir “para aprovechar el tiempo y mirar las estrellas. Los ancianos, no sé por qué, tenemos debilidad por el espacio estelar: siempre he querido escribir una novela donde un hombre de 90 años de edad mira los astros, mientras recuerda sus mejores episodios eróticos”.

Esa novela será imposible. El protagonista iba a ser, por supuesto, el autor de La orgía dePraga (1985). Los lectores adictos al ‘cosmos Roth’ sentimos un dolor lloviznoso. Me llamaron por teléfono el martes 22 de mayo a las 10 y 30 de la noche para darme la noticia. Las lágrimas muchas veces no brotan cuando el dolor irrumpe. Me fui a los estantes de mi biblioteca donde están los narradores estadounidenses (Amis, Fante, Carver, DeLillo, Ford, Faulkner, Malamud, Bellow, Hemingway, McCullers, Singer, Cheever, Updike, Salinger, Capote, Mailer, Wolfe…). Tomé el volumen de El animal moribundo (2001), miré la foto del autor en la contraportada y busqué la noche por la ventana de la habitación: las estrellas lanzaban un destello triste.

Eterno contendiente en la lista del Premio Nobel de Literatura cada año, Philip Roth es un heredero de Saul Bellow y Bernard Malamud. Interesado en la problemática del reconocimiento de identidad de los judíos en Estados Unidos, el autor de Elegía (2006) venía, desde 1959, con Goodbye, Columbus, erigiendo un retrato mordaz y acertado del deterioro y los trances de la moral estadounidense.

Un brevísimo cuadro axiológico de sus principales narraciones nos lleva a la siguiente distribución: 1. Novelas de Nathan Zuckerman: El escritor fantasma (1979), Zuckerman Encadenado (1981), La lección de anatomía (1983), La orgía de Praga (1985), Pastoral Americana (1997), Me case con un comunista (1998), La mancha humana (2000), Sale el espectro (2007): fábulas en las que el quebranto de la familia judía norteamericana y el ‘sueño americano’ son diseccionados con cáustica mirada y, asimismo, se metaforizan algunos escándalos acaecidos en el seno del poder político estadounidense. / 2. Novelas de David Kepesh: El profesor deldeseo (1977), El animal moribundo (2001: aventuras del profesor David Kepesh acosado por eros, incluso en los años de su vejez (entrañable el personaje de la cubanoamericana Consuelo Castillo en una relación sentimental con el profesor Kepesh, 50 años mayor que ella en la gozosa El animal moribundo). / 3. Novelas de Philip Roth: Engaño (1990), Operación Shylock (1993), La conjura contra América (2004): crónicas que desnudan algunos gestos hipócritas de la sociedad norteamericana: la infidelidad, las aspiraciones de poder, consideraciones de intimidades familiares inconfesables. / 4. La memoriaprotagonista: Los hechos. Autobiografía de un novelista (1988), Patrimonio. Una historiaverdadera (1991): guiños personales y enfrentamiento con la muerte del padre.

El mal de Portnoy (1969) es la novela que lo lanza a la fama internacional. Alexander Portnoy cuenta, en largo monologo a su analista, los remordimientos que padece por su obsesión sexual. Se confiesa víctima de una madre judía posesiva: uno de los personajes más hilarantes de la literatura norteamericana del siglo pasado. La exposición de una sexualidad franca y abierta, sin tapujos, y el tratamiento sardónico de las costumbres judías, causaron polémica en los espacios literarios de Estados Unidos: la originalidad discursiva de Roth y su estilo corrosivo lo convierten en escritor de culto. El mal de Portnoy sigue siendo uno de los textos más citados por los críticos literarios norteamericanos. “Quise retratarme a mí mismo, a mis contemporáneos; es mi novela más querida, yo también le tengo mucho cariño, gracias a ella me di a conocer fuera de las fronteras de mi país”, declaró en 2010 el Doctor en Letras honoris causa por la Universidad de Harvard.

Dos de sus novelas últimas confirman las insoslayables pujas literarias de Philip Roth: Elegía (2006) y Némesis (2010). La primera, historia subjetiva y universal sobre la disipación, la contrición y la ecuanimidad que trae consigo el enfrentamiento con la moralidad como limitante ante la presencia del deterioro del entorno y asimismo, del ajuste de cuentas de la vejez. Examen de una vida y también, doloroso cotejo con la presencia inevitable de la muerte. La segunda, un análisis sobre cómo el ser humano debe enfrentar circunstancias imprevistas. ¿Qué decretos estipulan las muecas de la vida? Alegoría que pone al lector en las encrucijadas del desasosiego, la confusión, la consternación y el dolor. Incidente y decisión. Emociones y actos. Uno de los textos más sombríos del galardonado con la Medalla Nacional de las Artes y las Letras en la Casa Blanca en 1998.

La película La mancha humana (2003), de Robert Bènton, basada en la novela homónima de Roth, protagonizada por Anthony Hopkins, Nicole Kidman y Ed Harris, fue muy bien recibida por el público y la crítica; Elegy (2008), de Isabel Caixet, guión escrito bajo el argumento de El animal moribundo, con Ben Kingsley y Penélope Cruz en los papeles principales, fue cuestionada por la crítica especializada por la tibia representación de las connotaciones sociológica y política de la trama de la novela.

Philip Roth es, posiblemente, el escritor norteamericano que más galardones literarios ha recibido en su país y a nivel internacional: National Book Award (1960, 1986, 1995), Book Critics Award (1991), Premio Karel Capek (1994), Premio Faulkner del PEN Club (1994, 2007), National Ambassador Book Award (1998), Premio Nabókov (2006), Premio Pulitzer (1998), Premio Hemingway del PEN Club (2001), Premio Franz Kafka(2001), Premio Sidewise (2005), Man Booker International Prize (2011)… “Por su calidad literaria que se muestra en una escritura fluida e incisiva”, le otorgaron en 2012 el Premio Príncipe de Asturias de las Letras. Reconocimiento de España a un escritor imprescindible.

Imposible sustraerse de libros como Engaño, El animal moribundo, La visita del maestro, Me casé con un comunista o Pastoral americana: nadie como Roth ha sido capaz de revelar muchas de las verdades de la sociedad norteamericana. El sueño americano y la frágil vidriera de sus luces. Sexo, infidelidad, disimulo, máscaras, denuedos, obcecaciones, escándalos políticos, mirada incisiva a la vida académica de Estados Unidos, dicotomía: sentimiento/cuerpo, ardores/seducciones… / Un anciano, en un lugar del mundo, mira en estos momentos el paisaje celeste: el hombre que iba a convertirlo en novela ha muerto.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.