Actualizado: 25/01/2022 14:16
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Literatura

Siemprevivos

¿Literatura cubana o escrita por cubanos? ¿Una rareza expresiva a tener en cuenta por lástima o exotismo?

Comentarios Enviar Imprimir

"En Lima era muy rápido alcanzar un estatus cultural. Yo había ganado un premio con un cuento y ya de alguna manera era considerado un escritor", afirma Mario Vargas Llosa en una entrevista que recién publica Letras Libres. Enseguida pensé en los escritores cubanos del pasado reciente y de ahora. La analogía arma esta reflexión.

¿Cuántos de nosotros no experimentamos allá dentro las "bondades" de sentirnos reconocidos como escritores? ¿Qué cantidad de "capital simbólico" nos regalaron? ¿No sigue la dictadura administrando premios y publicaciones, nuevas revistas y viajes, por lo menos a Caracas? ¿Cómo funciona la vanidad y la arrogancia entre las víctimas de las diversas manipulaciones?

Sin embargo, el fenómeno es más complejo. Vargas Llosa agrega: "Pero llegar a Europa y descubrir que uno no es nada, que no existe, que si realmente quiere ser un escritor tiene que escribir y tener cierta ambición y además una disciplina, creo que fue la experiencia fundamental. Yo en Europa me sentí enormemente estimulado. En el Perú en cambio me sentía tremendamente frustrado. Sentía como una especie de maquinaria montada a mi alrededor para disuadirme de ser un escritor. Yo creo que eso les ha pasado a muchísimos".

Por razones similares y diferentes, los escritores cubanos contemporáneos, es decir, los que convivimos con independencia de la edad y del lugar, participamos de las experiencias que el relevante novelista peruano enuncia. Pero con un valor agregado: el virus político, que acrecienta el calamitoso desplazamiento de culpas.

Fenómeno antilocalista

En 2007, por supuesto que hay acuerdo —sobre todo entre los autores de las dos últimas generaciones biológicas— en que la literatura cubana participa de los mismos asedios que cualquier otra de América Latina, a favor de una ríspida pero inevitable inserción dentro de una categoría más funcional y eficaz, la de literatura de habla hispana.

Los vertiginosos procesos de mundialización hacen obsoletos no ya los patrioterismos sino los regionalismos, incluyendo a la vez los que nos separaban de España. La lengua común construye la única identidad, mientras antiguas diferencias tienden a borrarse en el ciberespacio, a recibir el mote —justiciero— de pintorescas.

Escritores como Antonio José Ponte, Atilio Caballero o Carlos A. Aguilera, dan fe —entre otros relevantes ejemplos— de la progresiva conciencia del fenómeno antilocalista. Ya Severo Sarduy lo había demostrado, al irse, tras su primera novela, hacia espacios por lo menos caribeños. Pero ahora los síntomas son el consenso, la evidencia felizmente mayoritaria.

Ante la porfiada certidumbre globalizadora, las referencias circunstanciales apenas constituyen un dato contextualizador, mientras la pertenencia de la literatura al campo del poder continúa manteniendo su milenaria e incómoda temeridad —más azarosa en la Cuba unidimensional—, mientras la inundación diaria de novedades sumerge cualquier singularidad poco fuerte.

Los escritores cubanos —ya sin figuras canónicas como Carpentier o Lezama— y sus obras —aunque algunos las crean ombligos del mundo— no somos una rareza expresiva, una zona artística diferente, a tener en cuenta por motivos exógenos, por lástima o por exotismo. A la industria editorial y a la académica no le llamamos la atención por encima de otros "productos".


« Anterior12Siguiente »

Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.