Actualizado: 29/02/2024 16:32
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Cine, Reino Unido, Arte 7

Todos parecían, nadie lo era

Narrada en el estilo convencional en la cual han sido narradas sus predecesoras, esta película muestra gran imaginación

Comentarios Enviar Imprimir

Saltburn es el palacete campestre de la familia Catton. El jefe de la familia ostenta el título de Sir y el resto parece un ensamblaje de personajes variopintos, llenos de traumas, tanto supuestos como reales, de raíces inicialmente ocultas.

El filme Saltburn, comienza mostrando las dificultades del joven Oliver Quick para adaptarse a la vida de la exclusiva universidad de Oxford. La mayoría de los estudiantes de dicha entidad son los hijos de la clase alta británica cuyos antecesores han cursado estudios ahí y han sido, por generaciones, donantes generosos a la institución. No solamente es una institución de un bien ganado alto prestigio académico, sino que por otra parte, mantiene el espíritu clasista que por tanto tiempo ha existido en la sociedad británica.

Oliver es beneficiario de una de las becas que ofrece la universidad. Se ha esforzado para llegar a ello, está académicamente bien adelantado y lo vemos inicialmente mostrando sus conocimientos literarios delante de un profesor petulante y engreído y de quien será colega suyo, Farleigh, alguien con quien tendrá una relación tensa y ambigua.

Dado su bajo nivel social, Oliver no hace amigos, solamente otro desplazado como él le ofrece su amistad, y le advierte de los peligros de rozarse con la clase alta. Tras aparentemente muchos esfuerzos, Oliver se hace amigo de Felix Catton, uno de los estudiantes más populares de Oxford, quien lo invita a pasarse el verano en Saltburn. Oliver, que tiene una historia de alcoholismo, abuso y otras tragedias en su familia, acepta la invitación.

En Saltburn conoce a los excéntricos padres de Felix, Sir James and Lady Elspeth. Sorprendido, se encuentra con Farleigh, quien resulta ser primo de Felix. También conoce a Venetia, la hermana de Felix, así como otros personajes de la fauna que veranean en el palacete. Oliver cae bien a los adultos y se las ingenia para ir vadeando a los jóvenes. Llega el momento en que comienza a verse un plan macabro que incluye tener relaciones con Farleigh y con Venetia y además granjearse la admiración de Lady Elspeth con matices sexuales.

La familia decide dar una fabulosa fiesta de cumpleaños a Oliver y Felix le quiere dar la sorpresa de llevarlo a casa de sus padres, lo cual horroriza a Oliver. Desde ese momento comienzan a suceder una serie de eventos que es mejor no seguir narrando, porque los hechos y sus recuentos, nos hacen entender el espíritu de Oliver y sus intenciones. El filme se convierte en una comedia macabra.

Hay decenas de filmes y series televisivas inglesas en las cuales se muestra el impacto de la lucha de clases en los centros universitarios del más alto nivel. La mayoría de ellas muy bien hechas, lo que me hizo preguntarme si quería ver otra más de las tantas, pero por suerte me aventuré a verla y me llevé una gran sorpresa porque en Saltburn hay demasiados giros inesperados que convierten esta sátira negra casi en un filme de horror.

Narrada en el estilo convencional en la cual han sido narradas sus predecesoras, esta película muestra gran imaginación. Utiliza el recurso muchas veces visto de entre secuencias, introducir al personaje central contando su experiencia a alguien que no vemos. Usualmente es a un psiquiatra o a un fiscal, pero aquí todo eso es diferente y no es hasta el final que nos damos cuenta de la perversidad de la mente de Oliver. Sin evitarla, este filme va mucho más allá de la lucha de clases y no deja apenas ganadores en este enfrentamiento.

El filme está dirigido por Emerald Fennell (Londres, 1985), de quien había visto anteriormente la película Promising Young Woman, un filme de alcance más modesto, la cual también dirigió y escribió, que mostraba ingeniosidad y atrevimiento y le valió un Oscar por su guion. Fennell tiene una larga carrera como actriz de cine y televisión, que incluye roles en filmes como The Danish Girl. Aquí dirige su propio guion y es evidente que se divirtió mucho al hacerla. El filme se nota que está bien bajo el control de la realizadora y guionista. Fennell ha sido multipremiada en diversas categorías, ganando Globos de Oro y premios de la Academia Británica de Cine.

Barry Keoghan (Dublin, 1992), no puede estar mejor en su papel de Oliver. Es extraordinaria la forma en que va cambiando las distintas etapas de su personalidad, horrorizando sin muecas ni gestos exagerados. Su actuación en The Banshees of Inisherin, le valió el premio BAFTA al mejor actor secundario. Anteriormente se había destacado en otro rol secundario, pero importante, en The Killing of a Sacred Deer, de Yorgos Lanthimos. Richard Grant está muy bien como Sir James y los demás actores cumplen su misión en roles un poco más planos, pero de importancia narrativa.

Rosamund Pike se destaca, casi al nivel de Keoghan, en su papel como Lady Elspeth. Sus sutiles cambios en los matices del personaje están muy bien ejecutados.

La fotografía del sueco Linus Sandgren, quien ganó Oscar por su trabajo en La La Land es también extraordinaria, dando la visualidad precisa a la contextualización de la narración. La música está también muy bien utilizada.

Este es un filme que sorprende y merece verse. Sus fallos son pequeños y no es necesario enumerarlos, porque su conjunto es muy poderoso.

Saltburn (Reino Unido/Estados Unidos, 2023). Guion y dirección: Emerald Fennell. Dirección de fotografía: Linus Sandgren. Con: Barry Keoghan, Rosamund Pike, Richard Grant, Jacob Elordi y Archie Madekwe. Disponible en la Plataforma Prime de Amazon. Sin costo para los miembros.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.