Actualizado: 23/06/2024 21:59
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Branagh, Cine, Arte 7

Un buen divertimento

Esta adaptación de Branagh de una novela menor de Agatha Christie la ha elevado a un lugar que quizá no merece

Comentarios Enviar Imprimir

En la secuencia inicial de A Haunting in Venice, la tercera adaptación de una obra de Agatha Christie que realiza Kenneth Branagh, se nos muestra un Hercule Poirot abúlico, en una Italia de la posguerra, retirado de la investigación detectivesca, aislado de todos y, sabremos después, desconfiando de sus habilidades. Evita las visitas y solo le abre la puerta a un pastelero que dos veces al día le deja una caja de dulces.

Su apacible languidecimiento, en un techo con una hermosa vista de Venecia, se lo interrumpe Ariadne Oliver, una escritora de novelas de misterio, quien ha basado toda su obra en casos que ha resuelto Poirot, lo cual la ha hecho muy adinerada. Ariadne sirve como un alter-ego bufonesco de Agatha Christie.

Ariadne convence a Poirot que asista con ella a una sesión de espiritismo que se va a dar en la casa de una mujer muy adinerada que perdió a su hija y que piensa, que con la ayuda de una médium, va a poder hablar con ella. Sin mucho entusiasmo, Poirot se deja convencer. No hay aun ningún crimen que resolver y quizá lo que le impulsa es su escepticismo respecto a dichas sesiones y un vago interés en desenmascarar los trucos de la médium.

Los invitados a la sesión van llegando o presentándose poco a poco. A todos les rodea un aura de misterio. Un médico drogadicto, el exnovio de la difunta, que se aparece sin ser invitado, un mayordomo, una suerte de ama de llaves de la casa y un niño que lee a Poe y parce tener una avanzada inteligencia y seriedad para su edad. Es también de aspecto macabro y resulta ser el hijo del médico, a quien cuida como si fuera un hermano menor.

Tras hacer su aparición la dueña de la casa, en medio de una noche tormentosa, llega la médium. Comienza la sesión y, por supuesto, entre claves y evidencias, la médium adopta la voz de la adolescente muerta, replica su voz cuando era niña. Pero Poirot, tan incrédulo como siempre y con esa sagacidad que le permite ver más allá de las apariencias, descubre todos los trucos de la médium y se gana la enemistad de todos.

Acto seguido ocurre el primer crimen de la noche, que no voy a decir cuál es, porque contar demasiado la trama en este tipo de filme, le arruina el disfrute al espectador. Poirot va a entrar en acción y decide que todos queden encerrados en la casa. En medio de la investigación ocurre un segundo crimen y al final, se descubre la existencia de un tercero.

Branagh, quien había llevado a la pantalla su versión de Murder in the Orient Express (2017) y Death on the Nile (2022), no había tenido mucho éxito adaptando a Christie, quizá porque trató de ser demasiado fiel a la letra de las obras, dos obras sobradamente conocidas y anteriormente llevadas al cine, sin embargo, en este caso ha dirigido con mucha inteligencia el guion y ha logrado un filme entretenido y además de buen gusto artístico (a pesar de trabajar estrictamente dentro de los límites del cine comercial).

Quizá se lo permitió el hecho de trabajar una obra mucho menos conocida de Christie, Hallowe’en Party, de 1969, por lo que Branagh se sintió más inspirado y le dio rienda suelta a su imaginación. La imbuyó de una ironía sutil que siempre funciona bien cuando se trata de Poirot, sin llegar a una caricaturización grotesca.

Branagh no solamente está muy bien en su papel como Poirot, sino que, como veterano actor y director de obras de Shakespeare, tanto en el teatro como en el cine, es un excelente director de actores. Nunca antes había visto a Tina Fey más allá de su personalidad como comediante, que la arrastraba a todos los papeles que hacía, pero aquí está excelente en su rol de Ariadne, haciendo buen uso de sus dotes cómicas, pero insuflando al personaje de vida.

Michelle Yeoh resulta muy convincente en su rol como la médium. El resto del elenco, incluyendo a Camille Cottin, recientemente vista en Golda, y a Kelly Rowan, así como a Jamie Dornan, se ajustan muy bien a sus papeles, que no por ser más limitados dejan de tener peso dramático. Branagh obtiene un gran balance en las actuaciones de todos.

La fotografía del chipriota Haris Zambarloukos, quien ya había trabajado con Branagh en la excelente Belfast, así como en sus dos adaptaciones de Christie, resulta muy buena para crear el ambiente de misterio apropiado, son nuestros ojos a los peligros que se avecinan.

Cuando la novela fue publicada en 1969, recibió críticas muy negativas y ha sido considerada como una de las peores novelas de Agatha Christie. Sin embargo, esta adaptación de Branagh la ha elevado quizá a un lugar que no merece. Es un filme sin pretensiones, pero muy entretenido, y, sobre todo, ingenioso. No condesciende con el espectador

A Haunting in Venice (Estados Unidos/Reino Unido/Italia, 2023). Dirección: Kenneth Branagh. Guion: Michael Green, basado en la novela Hallowe’en Party de Agatha Christie. Dirección de fotografía: Haris Zambarloukos. Con: Kenneth Branagh, Tina Fey, Kelly Rowan, Camille Cottin y Michelle Yeoh. De estreno Amplio en todos los circuitos de cine de Estados Unidos.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.