Actualizado: 22/05/2019 9:03
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Literatura, Humor, Política

Virutas (5)

El autor considera estos textos unas humoradas en que ironiza y se burla de asuntos y personajes

Comentarios Enviar Imprimir

MASDURO. El presidente Maduro amenaza con ponerse más duro. Y todo por la paz venezolana. No es posible que alguien en su sano juicio dude de que Maduro, como su maestro Fidel, es un radical de la paz. Un radical libre. Lo demuestra el hecho de que tanto uno como otro impidan enérgicamente que haya grupos violentos aparte de los suyos. Basta el sentido común para comprender que si sus satánicos oponentes tuviesen también “brigadas de respuesta rápida” y “milicias bolivarianas” la paz no valdría ni un peso cubano. Ya lo dijo Von Clausewitz: “Si el enemigo es manco, lo tiene crudo”.

POLÉMICA. Un Juez invita a una Princesa a platicar. La Princesa está triste. ¿Qué tendrá la Princesa? La invitación del Juez genera un debate inútil. ¿Por dónde debe entrar ella al Juzgado? ¿Por la puerta principal, exponiéndose a las inclemencias del tiempo? ¿Por la oscura cochera, donde en un vaso, olvidada, se desmaya una flor? Sorprende la cantidad de neuronas que el tema distrae en esos días. Tratándose de juzgados, lo importante no es por dónde entras, sino por dónde sales. (Pantuflo, filósofo contemporáneo de Cayo Lara.)

IGNORANCIA. El sonriente Rodríguez Zapatero quiso promover la alegría en España. Y para ello se agenció tres ministras divertidísimas. Tres morillas de Jaén: Axa, Fátima y Marién. Una, doctora en Genética por la cadena McDonald’s, descubrió que lo que la mujer embarazada porta en la tripa es una albóndiga. Una albóndiga que, al ser parida -¡oh, súbito prodigio!-, se hace bebé. Y hasta llora, suelta mocos y mea. Si Herodes hubiese sabido esto, no habría esperado, para hacer sus deberes profilácticos, a que las judías pariesen y los chiquillos pulularan por aquí y por allá con los balones de fútbol y los jodidos patinetes. Anticipándose un minuto a cada parto, sólo un minuto, habría evitado quedar en la historia con tan mala prensa.

MEMORIA HISTÓRICA. Contó Tanya Enfisémova, una vieja enfermera del hospital Doctor Beria, de Moscú, que una lejana tarde llegó a urgencias un hombre desesperado. A gritos decía que estaba muy enfermo y exigía que lo vieran en el acto un oculista y un otorrino. Se quejaba de no ver lo que oía. Este caso se considera el inicio de una pandemia que se extendió por todo el campo socialista. Empezó a remitir con los primeros pacientes que en la Alemania del Este practicaron unos ejercicios físicos conocidos como “salto del Muro”. Una terapia con riesgo de graves efectos secundarios, entre ellos el de elevar el nivel de plomo en el cuerpo. Pero resultó efectiva.

REVELACIÓN. La reciente rabieta, en la Casa Rosada, de la Regenta doña Cristina contra el Almirante Cristóforo Colombo (Cristóbal Colón en lunfardo tardío) no se debe, como en un principio se supuso, a los vínculos de éste con la Junta Militar, sino a la hasta ahora ignorada filiación peronista del inquieto emigrante (catalán por parte de la Generalitat, gallego por parte de la Xunta y genovés por parte de su madre y un vecino). Les bastó a los servicios psiquiátricos del Virreinato rioplatense considerar que sólo un peronista puede ser tan rabiosamente detestado por otro para identificar el trauma que descompuso a la Regenta. Esto, según los loqueros, sucede cuando la histeria se sublima como historia. O cuando la historia se te atraganta como histeria.

¡FLASH! Los periódicos anuncian que el gobierno de Nicolás Maduro ha decidido importar de Cuba la libreta de racionamiento. ¡Ahora sí llegó la revolución a Venezuela! Según la Casa Blanca, Obama permanece sedado.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.