Actualizado: 23/10/2017 19:18
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Deportes

Río 2007

La vitrina del gobierno

Aunque algunos consideran que Cuba podría descender en la tabla final de posiciones, lo cierto es que los atletas están preparados para revalidar su poderío.

Enviar Imprimir

La delegación cubana que asistirá a los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro, con 470 deportistas, podría ganar entre 60 y 70 medallas de oro, lo que consolidaría el segundo lugar que ha ocupado el país en los últimos tiempos.

Aunque algunos medios de prensa extranjeros y también periodistas de la Isla consideran que Cuba podría descender en la tabla final de posiciones, lo cierto es que los atletas están preparados para revalidar su poderío en la cita, que será del 13 al 29 de julio.

Las penurias y sufrimientos del pueblo cubano no han impedido que el gobierno invierta todos los recursos necesarios para mostrar una vitrina de sus logros. Igual que pasaba con la Alemania nazi o con las naciones alrededor de la Unión Soviética desde mediados del siglo pasado, que se esmeraban por alcanzar numerosos lauros deportivos.

El seleccionado intervendrá en 27 de los 33 deportes convocados y aspira a conseguir el grueso de medallas en atletismo, boxeo, canotaje, remo, judo, gimnasia artística, esgrima, taekwondo y karate.

La representación norteamericana, compuesta por 650 contendientes, repetirá sin duda el primer lugar. Aunque no llevará a casi ninguno de sus mejores exponentes, así y todo ganará más o menos el doble de las medallas que Cuba, su mayor contrincante en numerosas lides. Brasil, sede en esta ocasión, tiene listos a 659 competidores que probablemente obtengan el tercer lugar —distante de Cuba—, seguido de Canadá, Argentina, México y Venezuela. Las demás naciones podrían ganar aisladamente algunos títulos.

El béisbol y el voleibol femenino y masculino, que otorgan sólo una medalla de oro, acapararán la atención nacional, así como el boxeo y el atletismo.

Durante los primeros ocho días, los cubanos no ocuparán puestos cimeros en oro, plata y bronce, pero del 23 al 29 de julio deben ascender rápidamente en el medallero, de acuerdo con los calendarios de enfrentamientos.

La vanguardia de la Isla, integrada por campeones olímpicos, mundiales, panamericanos y de diferentes torneos efectuados en los últimos cuatro años, la encabezan varias atletas de campo y pista; Driulis González, en judo; Mijail López, en lucha estilo greco; Gessler Viera y Ángel Matos, en taekwondo; Guillermo Rigondeaux, en boxeo; Ismaray Marrero, en remo; y los peloteros Pedro Luis Lazo, Eduardo Paret, Ariel Pestano y Yuliesky Gourriel.

Más de 120 medallas en atletismo

Todas las estrellas de campo y pista competirán en el moderno estadio Joao Havelange, donde se concentrará el grueso de los galardones en disputa. Son 39 modalidades, pero algunas, como el voleibol y el baloncesto, tienen desafíos para hombres y mujeres que deparan 47 medallas de oro e igual cantidad en plata y bronce.

Estados Unidos, con un equipo de 94 deportistas, es favorito de nuevo —sin presentar a sus principales figuras— para obtener la mayoría de los títulos, con fuerte oposición de Cuba, en las actividades de campo, y quizás de Jamaica, en velocidad y medio fondo. Aunque todavía no se sabe —el atletismo comienza el 22 de julio— si estarán allí la docena de ases jamaicanos, porque algunos estudian o compiten por dinero en el profesionalismo; además de que pugnarán algunas eminencias de Brasil, México, Panamá y República Dominicana.

El poderío cubano en atletismo radica en el sector femenino, con Osleidis Menéndez, monarca olímpica y mundial, y su compañera de equipo Sonia Bisset, distinguidas ambas en jabalina, que rivalizarán con Dana Pounds (EE UU) y la brasilera Alesaandra Resendi. Yipsi Moreno, campeona del orbe en martillo, se enfrentará a Brittany Riley (EE UU), y Yumileidi Cumbá, en impulsión de la bala, disputará el pergamino mayor ante Kristin Heaston (EE UU).

Yargelis Savigne, número 6 en el ranking mundial de triple salto, y su coterránea Mabel Gay, enfrentarán a Shani Marks (EE UU), Tania Ferreira (Brasil) e Irenia Smith (Jamaica). En tanto, Yania Ferrales y Yarelis Barrios tendrán que sudar la camiseta en el disco, al topar con las norteñas Susy Powell y Summer Pierson.

Las distancias cortas han sido el handicap de los últimos años y la esperanza mayor recae en Roxana Díaz, número 20 en la clasificación mundial, para los 200 metros planos; Indira Terrero, en 400; y Zulia Calatayud, en 800. Todas con buenos tiempos en las pugnas precontienda. Díaz tiene contrarias difíciles en Debbie Ferguson, de Bahamas (número 3), las jamaicanas Kerron Steward (puesto 10) y Sherri-Ann brooks, y las norteñas Shareese Woods (44) y Latonia Wilson (49). Terrero tiene un fuerte escollo en la estadounidense Monique Henderson (8). Calatayud, titular mundial, deberá excederse en las dos vueltas al óvalo, ya que correrán junto a ella Kenia Sinclair (5), de Jamaica; Maryan Burnell (30), de Guyana; y Morgan Useny y Alysia Johnson (EE UU).

Así mismo, sobresale en 110 con vallas Dayron Robles, quien acaba de ganar el premio de la ciudad de Zagreb, en Croacia, y va con el puesto dos en el ranking mundial. Robles tiene contrarios de mucho nivel: David Payne y Anwar Moore (EE UU), quienes comparten el quinto mejor tiempo del año, y Maurice Wignall (Jamaica). Además, presentarán a Kenneth Ferguson, medallista mundial juvenil en 400 con vallas; el subcampeón de plata panamericano Jaime Nieto, en 400 (salto alto); el veterano de talla Khadevis Robinson, en 800 planos; y otros atletas de reconocida calidad en eventos de esta naturaleza.

La delegación de la Isla no posee a ninguna estrella en 200, 400 y 800 metros planos, ni en 1.500 y 400 con obstáculos. Víctor Moya tiene el lugar 14 en salto de altura. También asistirá en salto largo el veterano Iván Pedroso, cargado de títulos y de años, acompañado por el ya sobresaliente Luis Méliz. Yoandry Betanzos tiene oportunidades en triple salto, aunque estarán por allí los brasileros Jadel Gregorio y Jefferson Díaz, de gran nivel. Frank Casañas anda por los 65 metros en el disco y Guillermo Martínez figura bien clasificado en la jabalina.

Para elaborar estos pronósticos, me he basado en el ranking de la Asociación Internacional de Atletismo (IAAF), la Federación de Atletismo estadounidense, las actuaciones de los deportistas cubanos y foráneos en los dos últimos meses, y sus resultados a partir del año 2003. Aunque son simples vaticinios que se pueden deshacer en fracciones de segundos: en atletismo, una arrancada tarde por un décima de segundo, cuesta a veces medallas; pasarse medio centímetro en el cajón de saltos podría deparar una descalificación; y un malestar repentino echaría por tierra el trabajo realizado por un deportista durante cuatro años.