Actualizado: 23/10/2017 19:18
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Deportes

Deporte: Cubanos por el mundo

En España como en casa

Cuatro balonmanistas de la Isla cosechan éxitos en la liga española.

Enviar Imprimir

Desde hace medio siglo, los cubanos se han esparcido por el mundo, llegando algunos a destacarse en sus países de acogida. Prueba de ello son algunos jugadores de balonmano que han sobresalido en el viejo continente, específicamente en España.

Ciudad Real es una provincia situada unos 200 kilómetros al sur de la capital española, Madrid, y donde residen alrededor de 500.000 personas, de las cuales sólo unos 30 tienen nacionalidad cubana.

Pues bien, en este pueblo europeo, el destino ha llevado a dos isleños, el guantanamero Julio Fis y el granmense Rolando Uríos, a cosechar éxitos inimaginables entre los mejores especialistas del mundo en balonmano.

Uríos es considerado uno de los mejores pívote del mundo; lo ha ganado todo, tanto a nivel de selección nacional como de clubes. Fue campeón del mundo con la selección de España en 2005 y plata en el Campeonato Europeo de 2006.

"Comencé a jugar balonmano a los nueve años, en mi ciudad natal Bayamo, y el entrenador que más influyó en mi carrera fue Richard Almaguer", declaró Uríos, quien comenzó a jugar a los 16 años con el equipo Cuba, ganando varios campeonatos panamericanos.

A nivel de clubes, su palmarés ha sido por igual impresionante. Fue campeón de la Liga de Europa con el BM Ciudad Real en la temporada pasada y subcampeón en la anterior. Elegido mejor pívot de la Liga ASOBAL en la campaña 2004-2005, ha ganado dos veces la Recopa del viejo continente y otras dos la Supercopa.

Fue campeón de la Liga ASOBAL en la campaña 2003-2004 y subcampeón de la misma en tres ocasiones, además de campeón de la Copa del Rey en 2002-2003 y de la Supercopa española en la temporada 2004-2005.

"La recepción que he tenido en España ha sido muy buena. Es gratificante caminar por la calle y que te reconozcan", manifestó el granmense.

En 2001, el club BM Ciudad Real le hizo un contrato de trabajo, vía que utilizó para salir de la Isla. En la actualidad está casado y tiene dos hijos.

Un goleador nato

Julio Fis, que juega en la posición de lateral izquierdo, comenzó a practicar este deporte con 14 años. Aunque actualmente permanece fuera de las canchas debido a un transplante que le hicieron en 2006 del cartílago de la rodilla izquierda, su regreso se espera para el próximo 15 de julio.

"El peor momento de mi carrera es el actual, pues llevó varios meses sin poder jugar al balonmano", se lamentó el jugador.

Nacido en Guantánamo, es un goleador nato. En dos temporadas jugando para el club Valladolid, anotó 511 goles; en varios partidos anidó 10 y la velocidad de sus disparos desde los nueve metros se ha marcado en 130 kilómetros por hora.

Ha jugado en la también potente Liga de Alemania, considerada junto a la Asobal entre las mejores del mundo. Es muy fuerte y a la hora de tirar a puerta, cuando logra desarrollar todo su potencial, es casi imparable.

Casado y con un niño pequeño, la decisión de no retornar a la Isla la tomó en 1999, cuando se encontraba en Hungría gracias a uno de los convenios bilaterales que existían entre los gobiernos de Cuba y el país europeo.

Ambos jugadores han sido acogidos con mucha hospitalidad por los españoles. "Siempre me han tratado bien y me reciben como a un hijo más en cada ciudad donde juego", resaltó Fis.

El BM Ciudad Real ganó la recién finalizada Liga de España por segunda vez en su historia.

Uríos y Fis pertenecen a una generación de balonmanistas que ha sido la mejor en la historia de la Isla. Un grupo que finalizó octavo en el Campeonato del Mundo de 1999, efectuado en Egipto y donde el máximo goleador fue Uríos, con 57 anotaciones.

Los otros cubanos que juegan actualmente en Primera División española son el matancero Ivo Díaz, en el J D Arrate, y el holguinero Humberto Ecfiga. Ambos poseen nacionalidad húngara.

* Ariel Torres Martínez, desde España, colaboró en este artículo.