Actualizado: 15/11/2018 8:55
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Entrevistas

Literatura

«Biografía imaginaria, pero con personaje real»

Antonio Orlando Rodríguez, premio Alfaguara de Novela, habla sobre 'Chiquita', la historia de una vedette cubana.

Comentarios Enviar Imprimir

Chiquita, la novela, acaba de ganar el Premio Alfaguara de Novela 2008. Pero esta novela es también una entrevista. Antonio Orlando Rodríguez es el periodista que intenta desentrañar los límites entre la verdad y el mito de Espiridiona Cenda, una vedette cubana de 65 centímetros de altura que alcanzó la gloria en París y Nueva York en el siglo XIX.

La novela es contada por esta pequeñísima mujer en el ocaso de su vida. En remembranzas recorre su infancia, en Matanzas, y los escenarios de Estados Unidos y Europa, sus muchos amantes —el tamaño no le fue impedimento—, hasta la decadencia de la artista, que se resiste a ser exhibida como una bestia de circo. Y todo esto con la guerra de independencia de Cuba como telón de fondo.

" Chiquita es una novela elegante y llena de vida, reconstruye la época de máximo esplendor de los teatros de variedades, y logra traer otra vez a la vida, en todo su genio, su crueldad y su encanto, a un personaje inolvidable, con una imaginación sin descanso, que despliega como una inmensa partitura", destacó el jurado, presidido por el nicaragüense Sergio Ramírez.

El autor, Antonio Orlando Rodríguez, nació en Ciego de Ávila, pero a los seis años sus padres se mudaron para La Habana, y ahí se quedó. Vivía en La Puntilla, cerca del mar. Por diez años escribió literatura infantil, lo premiaron, publicó una decena de historias fantasmagóricas, de vampiros y dráculas, y hasta experimentó a cuatro manos, con Daína Chaviano, Alberto Serret y Cheli Lima, la telenovela Hoy es siempre todavía.

¿Le leían sus padres los cuentos de Poe o Stevenson?

Fíjate que no. No vengo de un hogar de lectores. Mis padres no leían, no eran intelectuales. Yo me fui haciendo del hábito de la lectura por el camino, a medida que fui creciendo, me fui haciendo un adicto a los libros.

¿Cómo se enteró de la existencia de Chiquita?

Nancy García, una amiga que vive en Miami, es fanática de la internet, y en sus búsquedas encontró una foto de Chiquita, una liliputiense que medía sólo 26 pulgadas, y me la envió. Me quedé muerto, más cuando supe que había sido una celebridad en Estados Unidos.

En Cuba jamás había oído hablar de ese personaje. Y luego supe por qué en la Isla nadie la conocía. Había salido de Cuba siendo una desconocida, nunca regresó, y en Estados Unidos se volvió un ídolo, al punto que en 1901 el presidente Mac Kinley la recibió en la Casa Blanca. Quiere decir que, mucho antes de Gloria Estefan, una cubana fue invitada a la Casa Blanca.

¿Cómo hizo la investigación para saber la vida de Chiquita?

La primera parte de su vida transcurre en Matanzas, entre la Guerra de 1868 y la de 1895. La segunda, cuando llega a Estados Unidos. Su vida transcurre básicamente en Nueva York, pero también en París, porque tuvo una carrera internacional.

La parte de Nueva York no me fue difícil. Tú sabes: están los periódicos, los museos, y todo está en archivos. Requería tiempo, pero no era lo más difícil. Lo peor era investigar la historia de Matanzas, los pequeños detalles. Y yo pensaba que encontrar todo eso, por lo menos para mí, que vivo del lado de acá, iba a resultarme imposible.


« Anterior12Siguiente »

Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

Antonio Orlando Rodríguez, premio Alfaguara de NovelaGalería

Antonio Orlando Rodríguez, premio Alfaguara de Novela.