Actualizado: 26/05/2017 13:27
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Oposición, Disidencia, Fariñas

Opositores: Mejor “Go Paperless”

La oposición sabe que sus candidatos no pueden tomar parte ni en actos ni en conferencias ni en visitas a centros de trabajo. Así que tienen que jugársela intercambiando con la gente

Comentarios Enviar Imprimir

El cisma entre opositores papeleros y revoltosos cobró impulso este verano al desmarcarse Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) del llamado Encuentro Nacional Cubano. Ahora la Mesa de Unidad de Acción Democrática (MUAD) lanzó —desde la Plataforma Ciudadana #Otro18— una convocatoria oficial para candidatos a las próximas elecciones municipales (2017).

Lo que el viento dejó

Al cabo de casi medio siglo de castrismo corriente y anticastrismo perdedor, lo único que queda sobre el tapete racional de la oposición es —efectivamente— dar guerra electoral. Ni las marchas ni las huelgas de hambre ni demás tánganas han servido ni servirán para nada. Mucho menos los informes de represión y las iniciativas de imprenta en reuniones aquí o allá.

Nada de eso conducirá a que Estados Unidos endurezca el embargo ni la Unión Europea, la Posición Común. Tampoco la elite gobernante atenderá las demandas de ni dialogará con los opositores. Y así como no vendrán ni cascos azules de la ONU ni marines yanquis, no estallará guerra civil como aquella que tumbó a Batista ni revuelta popular como aquella con que Machado se fue a bolina.

Eso es lo que hay, pero también hay una situación socio-jurídica de partida que la Plataforma Ciudadana #Otro18 pasa por alto al lanzarse a la guerrita electoral de municipio: los candidatos se nominan mediante propuestas a viva voz y votación a mano alzada en asambleas por área de circunscripción electoral.

No hace falta empapelar nada ni colarse como intermediario entre el pueblo y los candidatos que solo el pueblo puede y debe proponer, pero antes que campaña en voz baja entre la gente para que voten por opositores, quienes solo tendrían que coordinar dónde proponerse unos a otros y presenciar el escrutinio en los colegios electorales, la convocatoria de #Otro18 urdió este papeleo:

  • Lista de candidatos, que como es sabido no parará tan solo en MUAD, sino también en la mesa del jefe de sector de la PNR del área de residencia de cada candidato. Dizque la lista se coordinará por Eliécer Ávila, lidercillo renuente a marchar los domingos
  • Una hojilla denominada La Voz del Elector, que cada candidato usará para recoger propuestas ciudadanas. Tal sería la enésima recogida opositora de futilidades, como ahora firmas en una página digital para que Raúl Castro atienda las peticiones de Fariñas

Así, la plataforma va más allá de los límites fijados por el artículo 171 de la Ley [72/1992] Electoral para la propaganda política: “la divulgación de las biografías, acompañadas de reproducciones de la imagen de los candidatos”. En el mismo artículo, el bando castrista resulta ser más habilidoso para montar su jueguito:

“Los candidatos podrán participar de conjunto en actos, conferencias y visitas a centros de trabajo e intercambiar opiniones con los trabajadores, lo cual permitirá a la vez que éstos conozcan personalmente a los candidatos, sin que ello se considere campaña de propaganda electoral”.

La oposición sabe que sus candidatos no pueden tomar parte ni en actos ni en conferencias ni en visitas a centros de trabajo. Así que tienen que jugársela intercambiando con la gente —sin dárselas de candidato por estar registrado en una lista ni venir a recoger opiniones en otra— para que, llegado el momento, la gente vote por él. Si la gente no lo hace por miedo u otras causas, no vale lamentarse ni echar la culpa al gobierno: ese es el pueblo que hay.

Plataforma disfuncional

#Otro 18 encomienda a los candidatos “dar a conocer y buscar el apoyo de sus potenciales electores para tres propuestas básicas (…) relacionadas con la reforma electoral anunciada por el Gobierno[:] 1) La independencia y el carácter permanente de la Comisión Electoral Nacional; 2) La eliminación de la Comisión Nacional de Candidaturas y, 3) La elección popular y directa del Presidente o Presidenta de la República”.

Aquí se le cruzaron los cables. No tiene sentido el intento de colar propuestas en una reforma electoral que los diputados castristas están a punto de servir. Para dar curso a esas tres propuestas hay cambiar primero al parlamento, ya sea a la fuerza o de la única forma en que la oposición pacífica puede hacerlo: a través de un largo y tortuoso camino de acceso a la Asamblea Nacional, que jamás podrá acortarse por los candidatos de base con “apoyo de sus potenciales electores”.

El intento es otro avatar papelero de la manía de pedir peras al olmo, tal y como hacen los opositores revoltosos con sus protestas callejeras por motivos que no atraen ni animan al pueblo. Aquí tampoco vale la pena lamentarse ni echar la culpa al gobierno: ese es el pueblo que hay.

#Otro18 predica “que los llamados representantes del pueblo no sigan siendo aquellos avalados por el Partido Comunista de Cuba y por el Estado frente al pueblo,” pero actúa entonces como si fuera un Partido en gestión o un Estado en cierne que avalaría representantes genuinos. Al aclarar “que quienes se postulen a la lista pueden trabajar con la plataforma sin identificarse necesariamente con quienes convocan”, #Otro18 no hace más que urdir el mismo ardid pueril castrista de que el Partido no postula.

Si la gente de a pie en cada circunscripción electoral puede postular y avalar con su voto a los candidatos de base, los opositores tienen que ganarse a la gente por sí mismos y sin necesidad de entelequia mediadora y papelera, aunque la contra-inteligencia del boconeo anticastrista vomite que así colaboran con el Gobierno.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (http://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.