Actualizado: 23/07/2019 14:59
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

EE UU-Cuba

Política, viajes y remesas

La política de EE UU hacia Cuba cambia, pero aún falta mucho camino por recorrer.

Comentarios Enviar Imprimir

Un cambio en la política de Estados Unidos hacia Cuba se aproxima. Cuánto demorará —si el presidente Barack Obama simplemente sigue la política del gobierno de Bill Clinton o decide romper el molde— aún no está claro.

La reciente Omnibus Appropriations Act (Ley General de Presupuesto) camina, con lentitud, por la dirección correcta, pero está muy lejos de cumplir la promesa que hiciera Obama el año pasado, durante su campaña electoral: "De inmediato, autorizaré las remesas y los viajes familiares ilimitados a la Isla". Así y todo, la ley da al gobierno tiempo para llevar a cabo una revisión muy necesaria de la política hacia Cuba.

Para los cubanoamericanos y sus familiares en la Isla, la eliminación de los fondos para la aplicación de restricciones draconianas (la autorización a viajar una vez cada tres años y sólo para visitar a parientes inmediatos) ha producido un alivio inmenso. Las tías, los tíos y los primos son, otra vez, familia, y las visitas podrán realizarse una vez cada doce meses, gracias a una licencia general. Los gastos diarios durante el viaje podrán ser de 179 dólares, en contraste con los ridículos 50 de la vieja regulación.

Un nuevo informe de Diálogo Interamericano, La condición cubana: migración, remesas y su diáspora, de Manuel Orozco, muestra los resultados de una encuesta realizada entre 500 cubanos (300 en Estados Unidos y 200 en Cuba) en diciembre y enero pasados. A continuación, señalo los resultados más importantes:

Los crecientes vínculos comerciales entre La Habana y los países europeos pueden ser un factor que explique la razón por la que los cubanos se dirigen hacia Europa, en particular a España.

En una encuesta del año 2005, el 81% de los cubanos entrevistados tenían al menos un familiar en Estados Unidos; en el año 2009, la cifra es del 61%. La emigración hacia Estados Unidos, sin embargo, no disminuye. Entre los años 2000 y 2009, más de 200.000 cubanos fueron admitidos legalmente en Estados Unidos.

Razones políticas y económicas

Aunque la política es siempre un factor a considerar, los cubanos tienden también a emigrar por razones económicas. Al responder a la pregunta de por qué sus familiares han emigrado, los encuestados priorizan tres aspectos —para mejorar la vida de la familia (38%), por los bajos salarios (26%) y para ayudar con remesas (21%)— que se asemejan a los argumentos de otros emigrantes centroamericanos y caribeños.

De los entrevistados en la Isla, el 39% manifestó el deseo de emigrar en un futuro inmediato, una proporción mucho más alta que la hallada en cualquier otro país de la región, y un dato que pudiera reflejar la singular situación política de la Isla.

Los emigrados cubanos mantienen un compromiso inalterable con la familia que han dejado atrás. Hasta ahora, la recesión no ha afectado el monto de las remesas; sin embargo, los datos de la encuesta muestran una tendencia interesante: mientras en el año 2005 el 81% de los cubanos recibía remesas de Estados Unidos, en 2009 lo hace un 53%. Las remesas enviadas desde España casi se han duplicado, de un 12% en 2005 a un 23% en la actualidad.

Por otra parte, las transferencias desde Estados Unidos son algo más altas (200 dólares versus 150 desde Europa), aunque su frecuencia (ocho veces al año) permanece igual. Cerca de 40% de las remesas desde Estados Unidos se efectúa por medios informales, esto es, al margen de lo establecido por la ley.

Casi todos los cubanos radicados en Estados Unidos afirmaron que continuarán con los envíos más allá de los próximos seis años. En este aspecto, se comportan como los otros emigrantes: mientras más tiempo envían remesas, más firmes resultan sus compromisos. De acuerdo con el informe de Diálogo Interamericano, el flujo de remesas desde Estados Unidos es, al menos, de 830 millones de dólares al año.

Empresarios naturales

También es interesante cómo emplean el dinero de las remesas los cubanos en la Isla. El 36% ahorra un promedio de 500 dólares cada año. La mayoría carece de una cuenta bancaria, pero más de la tercera parte tiene la esperanza de invertir esos ahorros para iniciar algún negocio. La cifra duplica el porcentaje de los destinatarios de remesas en República Dominicana, Nicaragua y Honduras.

Una cuarta parte de los cubanos utilizan sus ahorros para satisfacer las necesidades básicas, un 50% más que los dominicanos, nicaragüenses y hondureños.

La condición cubana: migración, remesas y su diáspora nos hace recordar a los seres humanos que sufren los costos de la política de Estados Unidos y, muy especialmente, la intransigencia del gobierno cubano.

Si la política a seguir por Estados Unidos eliminara todas las restricciones a los viajes familiares y a las remesas, los beneficios repercutirían de inmediato en las vidas de muchos de los cubanos de a pie. La Habana, cuyo Ministerio de Relaciones Exteriores aún no se ha pronunciado oficialmente sobre la Omnibus Act, probablemente prefiera que no haya más cambios en lo referente a los viajes familiares.

Los cubanos son empresarios naturales. Aun ante obstáculos abrumadores, los que viven en Cuba ahorran con vistas a tener en el futuro un negocio propio. La mera idea aterroriza —o al menos, paraliza— al gobierno de La Habana. A la vez, no existe otra vía para que los dirigentes logren mejorar los niveles de vida de la población. O liberan las energías empresariales de los ciudadanos o se deben preparar a pagar un alto precio por su persistente intransigencia.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

Una mujer cambia dólares por pesos convertibles cubanos en una entidad gubernamental. La Habana, 26 de octubre de 2004. (GETTY IMAGES)Foto

Una mujer cambia dólares por pesos convertibles cubanos en una entidad gubernamental. La Habana, 26 de octubre de 2004. (GETTY IMAGES)

Relacionados

La condición cubana: migración, remesas y su diáspora (PDF)

Descargar PDF [260,26 kB]