Actualizado: 12/06/2024 15:05
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

El gobierno de Raúl

Washington dice observar 'de cerca' la reestructuración del gabinete

'Raúl quiere rodearse de las personas en que más confía, hacer un gobierno diferente al de su hermano, con gente más eficiente (…) Quiere contar con los militares', dijo un experto del Diálogo Interamericano.

Comentarios Enviar Imprimir

Estados Unidos observa "de cerca" la reestructuración en el gabinete del gobierno de Raúl Castro, indicó este martes un portavoz del Departamento de Estado, Robert Duguid, reportó AFP.

"Los estamos observando de cerca", dijo en rueda de prensa Duguid, aunque rehusó emitir comentarios adicionales al respecto.

La reestructuración venía a cuentagotas desde que el general Castro tomó el mando el 31 de julio de 2006, pero hace un año anunció una compactación y reacomodo del gobierno.

Para Frank Mora, profesor del Colegio Nacional de Defensa con sede en Washington, es un cambio de prioridades, antes fidelistas, pero no necesariamente de un distanciamiento entre los hermanos, quienes en reiteradas ocasiones han proclamado su unidad.

"Esta reestructuración busca dar énfasis a tecnócratas capaces de gestionar. El raulismo gana terreno, está basado en resultados, es más pragmático. El fidelismo es más ideológico", opinó Mora.

La remoción tocó también un programa fidelista, la "Batalla de ideas", pues sacó al coordinador, Otto Rivero, del puesto de vicepresidente del gabinete y puso las tareas del proyecto bajo control de Ramiro Valdés, dotado de amplio poder por Raúl Castro.

"Raúl quiere rodearse de las personas en que más confía, hacer un gobierno diferente al de su hermano, con gente más eficiente (…) Quiere contar con los militares, a los que conoce mejor", dijo Daniel Erickson, experto del Diálogo Interamericano.

Por su parte, citado por Reuters, Bert Hoffmann, experto en Latinoamérica del German Institute of Global and Area Studies en Hamburgo, señaló que "los militares siguen ganando influencia como lo han hecho gradualmente pero de forma sostenida desde que Raúl tomó las riendas del país en el 2006".

"El anuncio parece indicar que Raúl está poniendo a algunos de sus propios hombres en posiciones clave", dijo en tanto el analista Phil Peters, del Lexington Institute en Washington, en su blog The Cuban Triangle.

Según Reuters, Peters dijo sobre las relaciones de La Habana con Estados Unidos que el gobernante cubano "ha fijado claramente su visión de la relación" con Washington y "un cambio es poco probable".

La remoción en la mayoría de los ministerios del sector económico abrió interrogantes acerca de si ahora se concretarán los anunciados cambios. La oposición se dijo escéptica.

"Los relevos buscan blindar el gobierno de Raúl con lealtad burocrática y lealtad militar. No veo cambios a corto plazo, sino una estrategia de bombero para atender los problemas más urgentes", opinó el moderado Manuel Cuesta, según AFP.

A pesar de que la acusación de Fidel Castro involucra a Carlos Lage, "de todas formas las posibilidades de cambio siguen vigentes, pues las nuevas personas designadas son muy cercanas a Raúl Castro", opinó el economista opositor Oscar Espinosa Chepe.

En un artículo de prensa difundido este martes, el ex presidente cubano acusó a dos de los depuestos de "ambiciones que los condujeron a un papel indigno", en referencia implícita a Lage y al canciller Felipe Pérez Roque.

León Padrón, otro opositor, opinó que Raúl dio una vuelta de tuerca "en aras de consolidarse y no se ha olvidado de conducir al país hacia las grandes transformaciones que mejoren la vida de los ciudadanos".

A pesar de que el presidente cubano ha tomado varias medidas, "no se ha pasado de medidas aisladas, de mayor o menor alcance, que no aparecen articuladas a un cambio estructural", opina en un reciente artículo el académico Aurelio Alonso.

Para el sociólogo argentino Atilio Borón, las reformas estructurales están "lentificadas" por los huracanes, el embargo, la ausencia de referentes, la debilidad de un debate nacional y "la existencia de una burocracia" sin vocación innovadora.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.