Actualizado: 27/01/2022 17:36
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Literatura

El turco sentado

Con esta segunda entrega continúa la serie “Una familia, un siglo”, que traza la prevalencia de la amistad por encima de las diferencias que conducen al odio en una célebre familia cubana

Comentarios Enviar Imprimir

De algún modo, el hilo de estas crónicas conduce hacia el papel que desempeñó la familia Diego-García Marruz-Vitier en la formación de la generación de Orígenes. Y no sólo a él, sino a la gestación de un texto que abrió la puerta por la que transitan aún muchas de las tendencias de la poesía cubana de los últimos sesenta años: En la calzada de Jesús del Monte, el libro que colocó en la poética nacional la cotidianidad de las gentes y descubrió la memoria afectiva de las cosas que les rodean.

Al margen de los talentos personales para observar la realidad en sus detalles, la semilla de esta visión humana fue sembrada en la casa de Neptuno y Águila. Entre bromas y motes, los jóvenes adolescentes que allí se reunían elaboraron una poética que se nutrió de otras expresiones y, en lo básico, tuvo su más sólido pilar en la amistad, fundamentada en un concepto de armonía, que sin ser idílico, expresaba tolerancia y lealtad a los otros, y fue único en aquellos días, pero prácticamente excepcional en las tertulias de todo el siglo XX cubano.

No se lo propusieron, pero estos adolescentes dieron una lección a los mayores, quienes intentaban una y otra vez consolidar publicaciones y grupos, sin lograrlo, vencidos por las pugnas entre personalidades complejas y a menudo protagónicas. Lezama, con 28 años de edad, era un producto de ese medio, pero cuando conoció a los jóvenes poetas acumulaba malas experiencias respecto a los grupos. Se había rodeado de amigos difíciles e incluso de enemigos. Tal vez por ello se dio cuenta enseguida que estaba ante personas diferentes, que admiraban su obra de una manera auténtica, sin recelos.

En alguna de las veladas nocturnas, en las cuales de pronto se imponía el humor en la conversación, Agustín Pi ideó la frase que ha trascendido como bautismal: “Nosotros estamos en el turco sentado”. Agustín era el amigo a quien más tarde Cintio definió como “el miembro silencioso de Orígenes”, uno de los personajes más importantes del grupo, con extraordinario talento y agudeza, y centro de amistad de quienes se frecuentaban en 1940.

La tertulia dio lugar a un tipo de ejercicio humorístico, cercano a las letras, del cual Agustín era su principal cultivador. Se trataba de un juego literario, una suerte de género que produjo caricaturas poéticas de Eliseo, de Octavio, de Fina. Por el filo humorístico de Pi pasaban todos. Y esa fue realmente la literatura propia de El turco…, una expresión ajena a lo que se destinaba a cuadernos, libros y revistas. Textos sin afán de trascendencia, efímeros incluso, escritura de diversión que en su mayoría se ha perdido, aunque parece que aún se conservan algunas muestras.

Los que sí se conservan son los cuadernos. Las ediciones artesanales producidas por El turco sentado.

Eliseo, quien despuntaba como poeta, era un excelente copista y pasaba los textos a máquina en papel de lujo. Luego, Bella los cosía y empalmaba con gran habilidad. Esas publicaciones contienen los poemas iniciales de Fina García Marruz, Eliseo Diego, Cintio Vitier y Octavio Smith, y llegaron a reunir también obra conjunta. La costumbre era entregarlas como regalos de cumpleaños o en navidades.

Ya para entonces frecuentaba la casa Gastón Baquero, quien estaba en plena eclosión poética. Algo después, al núcleo original se unieron el poeta Emilio Ballagas, el narrador Oscar Hurtado y el pintor Roberto Diago, entre otros. Ese fue el embrión de lo que más tarde pasó a la historia de la literatura cubana bajo el nombre de Generación de Orígenes.

Luego entonces, esta generación se formó por dos vías y comenzó a gestarse mucho antes de la aparición de la publicación que le dio nombre. De una parte, El turco sentado; de otra, José Lezama Lima —quien ya había sido editor de Verbum, en 1937, y fundador de Espuela de plata, en 1939— junto a Virgilio Piñera, Mariano Rodríguez, René Portocarrero. Gastón Baquero, relacionado con ambos grupos, fue quien realizó el contacto inicial entre ellos.

Lezama conocía de la existencia de El turco sentado y años después confesaba cómo muchas veces, en tránsito por las calles de Neptuno y Águila, miraba hacia el pequeño balcón de la casa de Josefina Badía, mientras resistía el impulso de subir. Impulso que Cintio calificaba como un “presentimiento realmente poético”. Porque lo que él quería buscar allí era amigos.

El encuentro finalmente se dio, pero pasaron varios años entre la tarde de 1938 en que Gastón Baquero presentó a Cintio y a Lezama, durante una conferencia en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, hasta el día de 1943 en que se inauguró la amistad y con ella el vínculo definitivo de El turco sentado con lo que un año más tarde sería la revista Orígenes.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.