Actualizado: 19/01/2021 21:47
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Cine, Ciencia Ficción, Películas

La época de oro de los filmes de ciencia ficción (II)

Serie en tres partes

Comentarios Enviar Imprimir

Creature from the Black Lagoon (1954). Fue filmada en tres dimensiones (3D) y originalmente proyectada por el método de luz polarizada. La versión que se proyectó en Cuba, con el título “El monstruo de la Laguna Negra”, no fue en 3D. Este filme más que de ciencia ficción es de horror, el elemento científico es bastante limitado, pero siempre ha sido considerado dentro del género de la CF y dentro del mismo tuvo amplia repercusión en los años 50.

El filme comienza de una forma muy peculiar ya que después de una rápida lectura de un par de versículos del Génesis continua con una explicación de la evolución del planeta, del surgimiento de las especies hasta la aparición de los seres terrestres. El argumento se ubica en el río Amazona —fue filmado en dos locaciones de Florida— y narra el encuentro de un paleontólogo con una garra fosilizada de un ser que no puede identificar y recurre a otros especialistas en vida marina.

Se organiza una expedición que parte hacia el Amazona y allí sufren los ataques del monstruo con pérdidas de vidas humanas, en su mayoría los marineros y ayudantes latinos, el ser al parecer tiene algún prejuicio, y por otra parte se siente atraído libidinosamente por la heroína (VER). El ser, que no sabemos si es un mamífero acuático, un anfibio o un reptil, no muere a pesar de ser baleado en repetidas ocasiones y el héroe masculino no permite que sea rematado lo cual dejó abierta la posibilidad a dos secuelas: Revenge of the Creature (1955) y The Creature Walks Among Us (1956) que no tuvieron el éxito de taquilla de la primera.

De esta forma se va a iniciar una cadena de filmes, más de una docena a lo largo de los años[1], con estos seres anfibios depredadores sexuales, que al fin lograran saciar sus apetitos en 1980 en el filme Humanoids from the Deep, violación que dejó consecuencias (VER)[2], y en cuanto a la relación romántica habrá que esperar a la excelente película de Guillermo del Toro, The Shape of Water, que ganó 9 nominaciones y 4 Oscar. Dentro de este tipo de películas deberíamos añadir la excelente Cold Skin (2017) en la que es el ser anfibio la víctima de la lujuria de un ser humano.

Them! (1954). Filme que fue uno de los mejores de los 50 y le dio paso a la aparición de media docena de películas centradas en insectos de proporciones descomunales[3], todos ellos como una consecuencia de la radioactividad generada por la prueba nucleares, por tanto, su tesis llevaba implícito la necesidad de eliminar dichas pruebas. Filmada de blanco y negro, el guion fue desarrollado por Russell S. Hughes quien tuvo en su haber varias películas de ciencia ficción.

En este caso son hormigas gigantescas que aparecen en el desierto de Nuevo México y luego en Los Ángeles, California. Como la mayoría de las películas de monstruos las criaturas permanecen ocultas durante gran parte de la primera mitad, aparecen por primera vez a los 28 minutos, solo haciéndose notar por los chirridos que las acompañan durante todo el filme. Fueron confeccionadas tres a tamaño completo y utilizaban motores eléctricos para sus movimientos alcanzando resultados impresionantes para esa época.

Por supuesto como en los otros filmes un científico desempeñará un importante papel, en este caso un entomólogo, pero a diferencia de los otros científicos su objetivo no va a ser contactar o salvar el monstruo sino destruirlo. Como curiosidad anotemos que el actor seleccionado para personificar el alienígena en The Thing —y por tanto no articuló una palabra en Them!— desempeñó el papel del agente del FBI con múltiples diálogos.

En general el argumento esta aceptablemente estructurado y relativamente verosímil quizás con la excepción del sargento de la policía de carretera que de esa humilde posición llega hasta codearse con los más altos funcionarios civiles y militares.

La película finaliza, después del ataque final contra las hormigas gigantes, con un mensaje admonitorio del anciano entomólogo (VER).

Forbidden Planet (1956). Se puede decir que este filme es la joya de la corona, fue rodada en colores en el sistema CinemaScope y con sonido estereofónico, se basó en la novela A Story of Planet Ionus —en la película toma el nombre de Altair IV— de Allen A. Adler, que estuvo en la lista negra generada por el macartismo. Se destacó además de por los elementos técnicos por varios aspectos de su trama: fue la primera película de ciencia ficción en representar a humanos viajando en una nave estelar más rápida que la luz. También fue la primera en desarrollarse completamente en otro planeta de otra galaxia. El robot llamado Robby[4] (VER) es un personaje por sí mismo y en nada se parece a los robots de las películas anteriores[5]. La banda sonora fue una partitura musical completamente electrónica, sobre ella abundaremos más abajo. Y por último es la primera película en que aparece una intérprete femenina con una minifalda.

Forbidden Planet fue nominado al Oscar a los mejores efectos visuales en la 29ª edición de los Premios de la Academia. En 2013, la imagen se inscribió en el Registro Nacional de Cine de la Biblioteca del Congreso y se consideró “cultural, histórica o estéticamente significativa”.

Hay un elemento misógino en la trama que salta fácilmente a la vista actualmente, pero en aquellos años, al parecer, no fue así percibido, en primer lugar, la tripulación de la nave (United Planets Cruiser C-57D) está formada por 18 hombres —todos caucásicos— y ni una sola fémina. Y además se produce una escena en que el comandante de la nave prácticamente acusa a Alta, el único personaje femenino, de provocar a los hombres por la vestimenta que utiliza (VER).

La banda sonora, que en los créditos se presenta como “electronic tonalities” y sus creadores, el matrimonio Bebe y Louis Barron, no aparecen como músicos, se señalan dos motivos: no eran propiamente músicos al no estar afiliados a la Union y recibieron menos dinero por su trabajo que si hubiesen sido considerados como lo que realmente eran: músicos de avanzada. Ello determinó que la banda sonora, a pesar del impacto que causó, no fuese nominada a un Oscar. Ha quedado para la historia el hecho de que el público en la presentación previa del filme estalló en aplausos al oír la banda sonora que acompaño la escena del aterrizaje de la nave, puede escucharla aquí. La música que acompañó los créditos iniciales, que en aquella época eran más extensos que los actuales que generalmente aparecen al final, puede ser escuchada aquí.

La trama trata de una expedición que va al planeta donde una anterior no ha enviado noticias a la Tierra sobre sus resultados, los únicos sobrevivientes de esa primera expedición es un científico y su hija. Este científico ha descubierto los avances de una civilización que dominó el planeta pero que desapareció misteriosamente dejando solamente las estructuras subterráneas que habían construido y que encierran el peligro que destruyó a esa civilización, a los terrícolas de la primera expedición y que amenazan a la segunda que fue al rescate.

Invasion of the Body Snatchers (1956). Esta película quizás es la que mayor cantidad de versiones con posterioridad se han realizados y fue considerada en 1956 entre las mejores películas de ese año, en 1994 fue seleccionada para su preservación en Registro de la Biblioteca del Congreso como “cultural, histórica o estéticamente significativa”. La revista Time incluyó Invasion of the Body Snatchers en su lista de las 100 mejores películas de todos los tiempos, destacándola entre las 10 mejores películas de ciencia ficción de la década de 1950, y entre las 25 mejores películas de terror.

Este filme se basó en la novela, publicada dos años antes, The Body Snatchers del autor Jack Finney, al existir una película de horror de 1945 con ese mismo nombre se decidió añadirle la palabra “Invasion” para evitar confusiones. Fue firmada en poco más de 20 días y se concibió como un “B film”, una película de relleno, con el bajo presupuesto de $350 mil [aproximadamente $2,5 millones actuales] pero resultó un éxito de taquilla recaudando en el primer año $3 millones [$22 millones actuales].

La esencia de la trama es la aparición de unas semillas llegadas del espacio que al convertirse en unas vainas son capaces de sustituir a los seres humanos por otros exactamente similares pero que actúan como unos robots, sin pasiones, sentimientos y otras características de los seres humanos. Mucho se ha debatido sobre el mensaje que pretendió trasmitir pero en mi criterio resulta evidente en dos escenas que se pueden ver aquí: (VER). En mi criterio es incuestionable que la amenaza del comunismo y su penetración en la sociedad norteamericana está presente, aunque ya para los momentos de la filmación el “macartismo” comenzaba su declive. La última escena en el clip que le presentamos fue originalmente la última escena del filme[6], pero se decidió que era un final demasiado pesimista y se le agregó otra escena en la que queda modificado de una manera más esperanzadora.

Como ya mencionamos este filme ha tenido tres versiones[7]: Invasion of the Body Snatchers (1978); Body Snatchers (1993) y The Invasion (2007), en mi criterio la mejor y más terrorífica ha sido la de 1978 protagonizada por Donald Sutherland que logra transmitir el miedo y la paranoia que están en el centro de la novela de Finney.


[1]The She-Creature (1956); The Monster of Piedras Blancas (1959); Creature from the Haunted Sea (1961); Amphibian Man (1962) [excelente filme soviético]; The Horror of Party Beach (1964); Sting of Death (1966); Creature of Destruction (1968); Zaat (1971); Octaman (1971); Humanoids from the Deep (1980); Demon of Paradise (1987); Humanoids from the Deep (1996); Cold Skin (2017) y The Shape of Water (2017).

[2] Esa escena seguramente fue influida en la muy conocida del Alien (1979) de Ridley Scott.

[3]Tarantula (1955); The Black Scorpion (1957); Beginning of the End (1957); The Deadly Mantis (1957); The Spider (1958); Attack of the Giant Leeches (1959) y The Wasp Woman (1959).

[4] Costó aproximadamente $125.000, Robby the Robot fue muy caro para una película en ese momento; representó casi el 7 % del presupuesto de $1,9 millones de la película lo que equivale casi un $1 millón en dólares actuales. Fue utilizado posteriormente en otras dos películas y en varias series de la TV.

[5] El comportamiento del robot se ajusta a las tres reglas que Isaac Asimov introdujo por primera vez en el cuento Runaround de 1942.

[6] En esa escena el personaje protagónico que ha logrado huir de sus perseguidores alcanza un camión que se dirige hacia Los Angeles, San Francisco, Portland y Seattle, es decir las más importantes ciudades de la costa oeste donde siempre ha tenido mucha fuerza los movimientos liberales, y descubre que va lleno con las vainas que convierten a los humanos en seres sin sentimientos ni principios morales.

[7] Además de estas versiones la temática de la posesión o sustitución de los humanos por extraterrestres ha estado presente en múltiples filmes.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.