Actualizado: 27/10/2021 22:52
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Cine, Ciencia Ficción, Películas

La época de oro de los filmes de ciencia ficción (III)

Serie en tres partes

Comentarios Enviar Imprimir

The Incredible Shrinking Man (1957). Fue filmada en blanco y negro bajo la dirección de Jack Arnold basada en la novela de Richard Matheson The Shrinking Man publicada un año antes. Arnold tenía en su haber, antes de esta, otros cuatro filmes de ciencia ficción: Creature from the Black Lagoon (1954) Tarantula (1955) This Island Earth (1955) y la secuela Revenge of the Creature (1955) todas de aceptable éxito de taquilla. Matheson escribió la novela I Am Legend en 1954, la cual ha sido llevada a la pantalla tres veces: The Last Man on Earth (1964); The Omega Man (1971) y I Am Legend (2007). The Incredible Shrinking Man obtuvo el premio Hugo[1] de 1958 por la mejor presentación dramática y en 2009 fue incorporado al National Film Preservation Board.

La trama se centra en un hombre que, reposando en un yate, en alta mar, se ve envuelto en una espesa neblina y seis meses después se percata que la ropa le queda holgada y comienza a preocuparse porque el fenómeno continúa con más intensidad. Las consultas con diferentes médicos no producen ninguna solución a su problema y por ello se amarga y le genera problemas personales que se van agravando en la misma medida de que él se va encogiendo.

Los efectos especiales que fueron utilizados fueron en algunos casos novedosos para le época de la filmación, y la misma se efectuó en el más completo hermetismo con el fin de despertar el interés; se construyeron objetos comunes de gran tamaño como la casa de muñecas donde el protagonista encuentra refugio al disminuir su tamaño a unas pocas pulgadas, en la misma es donde va a hacer atacado por un gato debido a un descuido de su esposa (VER), además se construyeron a escala gigantesca una ratonera, unas tijeras, un lápiz, un clavo y otros objetos que fueron parte de las giras que brindó durante varios años Universal Studio. Muchos de los accesorios de gran tamaño de esta película se alquilaron a Twentieth Century Fox once años después para la serie de televisión Land of the Giants (1968). El presupuesto de la película fue sobrepasado en unos 50 mil dólares para un total de $750 mil y en el primer año recaudó $ 1.430.000, aproximadamente $10 millones actuales.

Los ejecutivos preferían un “happy end” pero aceptaron el criterio del director ya que él había alcanzado éxitos de taquilla en sus filmes anteriores; Arnold pudo así imponer un final en que el protagonista desaparecía en el mundo infinitesimal con un largo soliloquio semi-filosófico, lo cual era lo más alejado al final que querían en Universal Studio.

The Fly (1958). Fue filmada en colores y CinemaScope bajo la dirección de Kurt Neumann quien había dirigido otros filmes de ciencia ficción como Rocketship X-M (1950); Kronos (1957) y She-Devil (1957), el guion se basó en el cuento corto del mismo nombre de George Langelaan[2]. En Cuba fue exhibida con el ridículo nombre de La mosca de la cabeza blanca. Se realizaron dos secuelas en blanco y negro: Return of the Fly (1959) and Curse of the Fly (1965) y en 1986 se filmó una nueva versión y una secuela bajo el título de The Fly II en 1989. En 1959 fue nominada al premio Hugo. Con un presupuesto de 495 mil dólares alcanzó $3 millones en la taquilla, aproximadamente $21 millones en moneda actual, ocupando el tercer lugar por recaudación entre los filmes de ciencia ficción de los años 50, el primero fue Destination Moon (1950) y el segundo Invasion of the BodySnatchers (1956).

La trama está centrada en un científico que está experimentando con un equipo capaz de tele transportar seres vivos[3] y fatalmente al realizar un experimento con él mismo su organismo se combina con el de una mosca que entra en la máquina y los dos organismos se combinan, ahora hablaríamos del ADN. A solicitud de su esposa realiza un intento de tele transportación pero como no se ha encontrado la mosca que también sufrió un cambio no logra restituirse normalmente y es entonces que la esposa —y el resto del público que observa el filme— puede conocer el terrible resultado del fallido experimento (VER) ha pasado hora y cuarto desde el inicio del film, lo cual es normal cuando de monstruosidades se trata.

El maquillista que confeccionó la cabeza de la mosca para ser llevada por el actor, siempre la consideró su obra maestra, a pesar de las quejas del actor ya que pesaba 20 libras y lo obligaba a hablar por señas. La versión de 1986 se ajusta más al cuento original ya que en este filme la transformación no se limita a la cabeza y un brazo sino que abarca todo el cuerpo, pero ello no disminuye el valor de la primera versión en la que la trama se desarrolla con un subtema de gran interés ya que la esposa del científico es acusada de la muerte de su esposo, al cual ayudó a suicidarse de forma tal que no quedara ningún rastro de su deformidad.

On the Beach (1959). No fue la primera película en tratar el tema post apocalíptico el mismo fue abordado por primera vez en 1916 en el film danés The End of the World en el que el planeta es destruido por un cometa, ni tan siquiera fue la primera en la que una guerra con armas atómicas generan la destrucción de la humanidad ya que en 1951 el filme Five aborda este asunto, e incluso en el mismo 1959 el filme The World, the Flesh and the Devil[4] tiene como base la destrucción planetaria como el resultado de una guerra con armas nucleares. La importancia de On the Beach radicó en gran medida en el elenco de primer orden que la protagonizó: Gregory Peck, Ava Gardner, Fred Astaire, y Anthony Perkins bajo la dirección de Stanley Kramer que había dirigido películas de gran éxito como Not as a Stranger (1955), The Pride and the Passion (1957) y The Defiant Ones (1958).

En Cuba fue exhibida bajo el nombre de La hora final, posiblemente porque su título original no reflejaría la temática, y debió ser la última proyectada con esos famosos actores. La película se filmó en blanco y negro y se basó en la novela del mismo nombre de Nevil Shute que había sido publicada en 1957, Shute no era un escritor de ciencia ficción, pero esta fue su novela más exitosa, abordó el tema a partir de sus ideales pacifistas, los cuales eran compartidos ampliamente por Peck.

La acción ocurre en 1964, fecha que fue utilizada por otras obras del género ya que 25 años después del inicio de la Primera Guerra mundial se produce la Segunda y la Tercera vendría también 25 años después de iniciada la Segunda. Es en Australia a donde llega un submarino[5] norteamericano que ha sobrevivido la conflagración en donde se desarrollan la mayor parte de los hechos, ya que aún a la región no han llegado los efectos de la radioactividad que es la que ha diezmado a la población del hemisferio norte.

La película tiene, además de su propósito antibelicista, un marcado contenido romántico enfocado en los dos personajes centrales: el capitán del submarino y una alcohólica aussie que se presenta en cada escena con un ajuar distinto, que de acuerdo a los créditos fueron provistos por una casa de modas italiana. Fue la tercera y última película en la que Peck y Ava actuaron juntos, y al parecer la celebridad de la pareja a veces dificultó las tomas de las escenas, en particular las de la playa, ya que el público irrumpía y la escena tenía que ser repetida una y otra vez. El presupuesto del filme fue $2.900.000, en lo cual debió influir los salarios de los actores principales y generó $11 millones, aproximadamente poco más de $75 millones actualmente.

El marcado pesimismo de la película se concreta con la total desaparición de la población de Melbourne, y se supone junto al resto de la población australiana, ya que el gobierno reparte un veneno para aliviar los sufrimientos de la población en un acto de eugenesia. La premier del filme se efectuó en unas 20 ciudades de todo el mundo y en algunas de estas presentaciones participaron personalidades de los diferentes países como la familia real japonesa que asistió al estreno de Tokio, el rey sueco en Estocolmo; fue la primera película norteamericana estrenada en Moscú[6], pero solo con la presencia de dignatarios, nunca fue proyectada al público en general.

Entre las leyendas y anécdotas que rodean esta película está el que John F. Kennedy se sintió muy influido por la misma durante la Crisis de Octubre.


[1] El Premio Hugo es un premio literario anual a las mejores obras de ciencia ficción o fantasía.

[2] Langelaan no era un escritor de ciencia ficción y su cuento fue publicado en el número de junio de 1957 de la revista Playboy.

[3] Tuvimos que esperar hasta Star Trek para ver estos equipos funcionar adecuadamente.

[4] Solo quedan tres personas, dos hombres y una mujer, interpretados por Harry Belafonte, Inger Stevens, Mel Ferrer.

[5] El Departamento de Defensa de EEUU se negó a brindar su apoyo a la filmación y claro está menos aún facilitar un submarino nuclear, por tanto, el que aparece en filme fue facilitado por la Royal Navy que brindó un submarino, pero no nuclear sino diésel-eléctrico.

[6] Gregory Peck y su esposa estuvieron presente durante la proyección.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.