Actualizado: 20/10/2017 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Deportes

Río 2007

¿Panamericanos en huelga?

Algunas realizadas y otras por ocurrir, las huelgas de diversos organismos de Río de Janeiro preocupan al Comité Organizador de los Juegos.

Enviar Imprimir

La pregunta que titula este artículo corre de boca en boca por las calles de Río de Janeiro. La sospecha de que varios sectores federales podrían aprovechar la fiesta deportiva para exigir y lograr antiguos pedidos al gobierno se torna previsible.

El inicio de la semana estuvo matizado por la huelga de todas las unidades de la Policía Civil de la ciudad, que aprovecharon las circunstancias del aumento de las labores de seguridad para volver a solicitar incrementos salariales, así como mejor infraestructura para las dependencias policíacas, la mayoría en franco deterioro inmobiliario y con muy pocas disponibilidades técnicas.

Los oficiales cariocas habían amenazado ya con paralizar sus acciones en diciembre de 2006, pero esta vez la realidad ha tomado por sorpresa a los sectores federales.

Los Departamentos de la Policía Federal de todo el país mantuvieron inmovilizados sus sectores en junio y sólo se contentaron con un aumento del 30% del salario básico. Numerosas publicaciones brasileñas aseguran que ese precedente debe haber incentivado la presente y las posibles futuras huelgas de los órganos de la policía del estado.

Anuncio de huelga en los aeropuertos

La oficina de prensa del Ministerio de Defensa y el Departamento de Aviación hizo público por estos días el arresto por insubordinación de cinco controladores aéreos que ya han sido apartados de sus funciones y puestos a disposición de los tribunales militares.

Es bueno recordar que Brasil atraviesa la mayor crisis del sector aéreo en su historia y, según observadores, lo que ya dura cerca de 11 meses podría continuar.

Un reflejo claro de estas predicciones iba a materializarse a partir de este jueves. Los sindicatos de los trabajadores de todos los aeropuertos de Río de Janeiro habían acordado paralizar el grueso de sus operaciones.

Teniendo en cuenta que a partir del 11 de julio, jornada para la que estaba anunciada la inmovilización obrera, la ciudad, sus aeropuertos, empezaron a recibir al grueso de las delegaciones de la mayoría de los países que participarán en la fiesta deportiva de las Américas, la Infraero (empresa federal que regula las labores aeroportuarias) aprobó un acuerdo con los sindicalistas y en vez del 3% de incremento salarial que pedían los trabajadores aeroportuarios, el gobierno otorgó el 6%.

No obstante, temiendo que la medida esté relacionada con la presión existente por el inicio de los Juegos, los sindicatos se pronunciaron por suspender la amenaza de huelga por lo menos hasta el viernes.

Por el enorme tráfico aéreo de un país que eliminó casi de manera total sus servicios de ferrocarriles interestaduales, cualquier tipo de trastornos de esa índole podría empeorar lo que ya es una situación de crisis en el sector de la aviación comercial brasileña.


« Anterior12Siguiente »