Actualizado: 23/09/2022 21:11
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Cuba, Miami, Éxodo

¿Hacen algo Miami y Miami-Dade para afrontar la crisis migratoria cubana?

Esta crisis migratoria es mayor que todas las anteriores, incluida la del Mariel y la “Crisis de los Balseros” juntas

Comentarios Enviar Imprimir

Si en los últimos 11 meses, cerca de 180.000 cubanos entraron a EEUU por la frontera mexicana y otros 8.000 lo intentaron por vía marítima. Si desde octubre del año pasado 5.421 balseros fueron interceptados en alta mar y unos 3.000 lograron tocar tierra firme, cifra que supera la del total de balseros detenidos en los últimos cinco años. Si de mantenerse el ritmo actual 2022 podría cerrar con un récord absoluto de una llegada de más de 200.000. ¿Qué están haciendo los gobiernos de la ciudad de Miami, Hialeah o el condado Miami-Dade para enfrentar esta crisis? ¿Con qué planes cuentan frente a una situación que seguramente afectará desde las calles y carreteras hasta las escuelas y hospitales? ¿Qué interés han mostrado nuestros legisladores locales y estatales en el enfrentamiento del problema que ya tenemos arriba quienes vivimos aquí? ¿Qué ayuda, si alguna, estará dispuesto a brindar el gobierno federal?

Basta mirar las cifras, esta crisis migratoria es mayor que todas las anteriores, incluida la del Mariel y la “Crisis de los Balseros” juntas. Durante la primera, en 1980, 125.000 cubanos abandonaron la isla, y en la segunda, en 1994, lo hicieron 35.000. En el año fiscal 2020, 14.000 cubanos entraron ilegalmente a Estados Unidos por la frontera mexicana. En 2021 fueron 39.300, y hasta agosto de 2022 —el año fiscal comenzó el 1 de octubre del año pasado y termina el próximo 30 de septiembre— cerca de 180.000 emigrantes han ingresado por la frontera sur. Los datos de balseros interceptados por guardacostas norteamericanos son igualmente alarmantes. En el año 2017 fueron detenidos 1.468 cubanos; en 2018, 259; 313 en 2019; solo 49 en 2020 y 838 balseros en 2021. En solo 11 meses del presente año fiscal, ya van 5.421, de acuerdo a las cifras ofrecidas por el diario El País y otras fuentes noticiosas.

Se trata de un éxodo sin precedentes, y todas las autoridades locales, estatales y federales, salvo unas pocas reuniones con el gobierno cubano de la actual administración, parecen empeñadas en la política del avestruz.

No hay duda que buena parte de estos recién llegados o casi todos acabarán en el sur de Florida, y en particular en Miami y Hialeah. Pero ahora parece que todo el apoyo se ha dejado en las manos de familiares y amigos. O quizá nuestros políticos piensan que estos nuevos inmigrantes llegan con recursos, luego de vender todo lo que tenían en Cuba gracias a las medidas que introdujo Raúl Castro durante su mandato. En cualquier caso, sería bueno conocer su opinión.

La actual crisis migratoria es la mayor vivida hasta ahora desde el 1 de enero de 1959, y en ocasiones anteriores, como durante el éxodo del Mariel, se establecieron diversos planes de ayuda. En décadas atrás, legisladores como los republicanos Ileana Ros-Lehtinen y Lincoln Díaz-Balart lograron la aprobación de medidas de auxilio. Nada ahora. Ni una palabra de los actuales legisladores de igual partido. Quizá estén esperando la ocasión propicia para que les sirva a sus campañas electorales. Mientras tanto, los que llegan y los que están debemos prepararnos para la avalancha.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.