Actualizado: 23/10/2019 9:47
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Reportaje

Polémica en Miami por fondos federales

Grupos del exilio cuestionan los métodos de la FNCA en su informe sobre el uso del dinero para promover la democracia en la Isla.

Comentarios Enviar Imprimir

El uso de fondos federales para promover la democracia en Cuba es objeto de una agria polémica que enfrenta por estos días a la Fundación Nacional Cubano-Americana (FNCA) con otras organizaciones del exilio.

Representantes de cuatro agrupaciones de la comunidad exiliada fustigaron los métodos usados por la FNCA en su reciente informe sobre el empleo de los fondos asignados a Cuba por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) durante el período 1996-2008.

La controversia se produce en medio de una avalancha de acusaciones del gobierno cubano contra la ayuda monetaria recibida por los disidentes desde Estados Unidos, las cuales implican al principal funcionario estadounidense radicado en la Isla, Michael Parmly.

El informe de la FNCA —divulgado la pasada semana— se centra en las cuatro organizaciones que recibieron el grueso de los fondos de USAID en los últimos doce años: Centro para una Cuba Libre, Directorio Democrático Cubano, Acción Democrática Cubana y Grupo de Apoyo a la Disidencia (GAD).

"Es una rotunda mentira", afirmó Orlando Gutiérrez, secretario nacional del Directorio Democrático Cubano. "Hubiera sido imposible mantener un programa con USAID por 10 años si hubiéramos gastado más del 80 por ciento del dinero en Miami, como dice ese informe".

Según el estudio de la FNCA, "menos del 17% de todos los fondos USAID-Cuba fueron usados en ayuda directa a la Isla", y el restante 83% fue usado para "cubrir los gastos operativos de las organizaciones, los estudios sobre la transición fuera de la Isla y actividades con sede en EE UU".

Gutiérrez asegura que el informe compara peras con manzanas y tergiversa las cifras. "Ellos tuvieron todos los documentos en sus manos, sumaron los gastos de nuestras actividades internacionales y las presentaron como si se hubieran hecho en Miami. Además, se compara a organizaciones más enfocadas en el terreno de la solidaridad internacional con las que tienen su objetivo de trabajo dentro de Cuba".

Acusaciones

El polémico informe da continuidad al publicado por la Oficina del Contador General (GAO, por sus siglas en inglés) en noviembre de 2006. En esa ocasión, GAO informó que una auditoría a los programas destinados a Cuba de USAID detectó problemas de supervisión por parte de esa agencia y "gastos dudosos" de algunas de las organizaciones que recibieron fondos.

El informe agrega que "entre 1998 y el 2005 el Directorio Revolucionario Cubano invirtió el 85 por ciento de los fondos de USAID en pago de salarios, beneficios a los empleados y jefes de oficina, mientras que un mísero 4% se gastó en ayuda directa al pueblo de Cuba".

Gutiérrez aseguró que el foco de trabajo del Directorio no está dentro de la Isla. "Nuestra organización se dedica a monitorear la situación de los derechos humanos y darla a conocer internacionalmente, así como a recabar apoyo en el extranjero para respaldar la sociedad civil cubana, no a hacer envíos a la Isla", señaló.

El dirigente del Directorio consideró que la FNCA aplica un doble rasero en su análisis del uso de los fondos destinados a la democracia en Cuba.

"En julio del 2002, la Fundación declaró a la prensa que había enviado ayuda a los disidentes por valor de un millón de dólares, pero su declaración de impuestos de ese año revela que sólo mandaron $6 mil, en el 2003 cerca de $19 mil y al año siguiente una cantidad similar", afirmó. "Esa es otra evidencia de las mentiras que han dicho".

José Pepe Hernández, presidente de la FNCA, declinó comentar sobre esas acusaciones.

"Nuestra intención no es entrar en un careo con esas organizaciones. Lo que puedan decir no nos interesa, no cambia los detalles ni las circunstancias del informe. Las cifras hablan por sí solas, y el objetivo es que se cambien las restricciones en el envío de ayuda directa a la Isla, no buscamos enjuiciar ni acusar a nadie", aseguró.

El Grupo de Apoyo a la Democracia (GAD), que dirige Frank Hernández Trujillo, fue el que salió mejor parado en el análisis de la FNCA. El GAD gastó el 81% de los fondos en Cuba, según el documento.

"La llamativa diferencia [entre el Directorio y el GAD] demuestra que es posible gastar una significativa porción de los fondos en ayuda a los disidentes cubanos —los recipientes de los esfuerzos de USAID", dice el informe.

Hernández Trujillo consideró, sin embargo, que la FNCA no tomó en cuenta las particularidades de cada organización. "Las midieron sin considerar que cada una tiene un contrato específico con USAID para realizar determinadas tareas. Los miembros de algunas tienen que viajar al extranjero, los de otras no, por ejemplo".

Para Frank Calzón, director ejecutivo del Centro para una Cuba Libre, el informe demuestra el escaso conocimiento que tiene la FNCA del mecanismo de otorgamiento de fondos del gobierno federal.

"Está lleno de errores y medias verdades. Creo que no entienden cómo funciona el sistema. Uno le hace una propuesta al gobierno federal y este la aprueba o no; el gobierno no dicta qué tienen que hacer las organizaciones", explicó. "Las cifras que publican sobre el Centro para una Cuba Libre no son correctas, son las que aparecen en publicaciones del gobierno cubano. Si me hubieran llamado antes de publicar el informe, les habría explicado".

Recomendaciones y emplazamiento

El documento de la FNCA incluye un grupo de recomendaciones que habían sido esbozadas a raíz del informe de GAO en el 2006. Entre estas figuran que el gobierno de Estados Unidos permita el envío de dinero en efectivo a los grupos de la sociedad civil, a los disidentes y los familiares de presos políticos, y que en la Oficina de Intereres de Estados Unidos en La Habana se radique un supervisor de USAID.

"Muchas de esas sugerencias denotan ignorancia", aseguró Calzón. "Primero, USAID tiene desde hace años una política de no permitir el envío de dinero en efectivo a Cuba. Por otro lado, si la agencia no tiene un funcionario en La Habana, algo que se ha intentado antes, es porque el gobierno de Cuba no lo ha dejado entrar".

El director del Centro para una Cuba Libre también consideró que la FNCA desconoce el mecanismo de supervisión que rige esos programas federales. "Reportamos cada tres meses y todos los años tenemos una auditoría de una firma externa. En enero de este año yo mismo detecté y reporté un problema de desvío de fondos en nuestra oficina que afortunadamente se han podido recuperar", dijo.

Calzón también emplazó a la FNCA a mostrar la misma transparencia que exige a otras organizaciones en cuanto al manejo de fondos.

"Cuando yo era director de la Fundación, en la década del 80, todos los libros estaban abiertos al escrutinio público. Ellos deberían hacerlo también hoy en día. Hay muchas preguntas en torno al manejo que han hecho de sus fondos, y no digo que no haya una respuesta adecuada, pero deberían darla y explicar, por ejemplo, qué hicieron con el dinero de la venta del edificio donde tuvieron una embajada aquí en Washington, y con la Torre de la Libertad en Miami, en la que iban a construir un museo y nunca lo hicieron", dijo.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.