Actualizado: 06/12/2019 17:18
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

relaciones Cuba-España, Miguel Ángel Moratinos

Moratinos y Raúl Castro sellan una 'nueva etapa' de relaciones Madrid-La Habana

Los cancilleres de ambos gobiernos acordaron establecer consultas políticas que abarcarán los derechos humanos, pero no el tema de los presos políticos.

Enviar Imprimir

El canciller español, Miguel Ángel Moratinos, selló este martes con Raúl Castro el inicio de una nueva etapa en las relaciones entre Madrid y La Habana, que abarca la reanudación de la cooperación económica y un acuerdo para el establecimiento de consultas políticas, incluido el tema de los derechos humanos, pero no el de los disidentes presos.

Según AFP, Raúl Castro, quien sustituye a su hermano Fidel desde hace ocho meses, recibió en un ambiente distendido a Moratinos, quien poco antes había firmado los acuerdos con el canciller Felipe Pérez Roque.

Vea también: El rey Juan Carlos envía una carta a Fidel Castro

El ministro español, que terminó en la madrugada del martes una intensa visita oficial de dos días a la Isla, dijo haber encontrado en Raúl Castro "comprensión" y "voluntad de trabajar juntos".

El viaje de Moratinos es el primero que realiza un canciller de la Unión Europea (UE) a La Habana desde que el bloque adoptó en 2003 sanciones diplomáticas para protestar por el encarcelamiento de 75 disidentes y la ejecución de tres hombres que secuestraron una embarcación de pasajeros para intentar escapar de la Isla.

Pérez Roque destacó que el relanzamiento de las relaciones bilaterales sitúa a España como interlocutor privilegiado entre Cuba y la UE.

Vea también: Acuerdos de cooperación económica, política y cultural entre La Habana y Madrid

Uno de los resultados más importantes de la visita de Moratinos es la creación de un mecanismo de diálogo sobre derechos humanos, tema que será abordado por comisiones mixtas en mayo próximo, previo a la reunión del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra.

Este mecanismo, basado en el respeto a la soberanía y la no injerencia, es el primero entre la Isla y un país de la UE, destacó el ministro español, quien lo calificó de "novedoso" para "el debate de cuestiones que no siempre son coincidentes, pero pueden ser discutidas".

Sin embargo, pese a las numerosas declaraciones de buenas intenciones y diálogo "franco y sincero" sobre "todos los temas", Pérez Roque dejó claro que los presos políticos, el asunto más delicado en las tensas relaciones entre La Habana y la UE, no está en la agenda.

"Todas las cuestiones pueden ser planteadas, no se excluye ni una sola cuestión relativa a derechos humanos", dijo Moratinos a periodistas en una conferencia de prensa en La Habana, según citó Reuters.

"Hemos discutido todos los temas en un clima de confianza, entendimiento y respeto", respondió el canciller español a preguntas de la prensa sobre la disidencia.

A su lado, Pérez Roque dijo que no habrá "temas prohibidos" ni tampoco "tabúes". No obstante, afirmó que "los presos en Cuba no forman parte de esta agenda".

"Nosotros, además, consideramos que ese es un tema que tiene que ser tratado por nuestro sistema legal, por los mecanismos establecidos en nuestro país y, por supuesto, de acuerdo a lo que está establecido en las leyes cubanas", advirtió el funcionario, según EFE.

Pérez Roque dijo que lo acordado es un "diálogo bilateral y recíproco", y "no está encaminado al examen de la situación interna de ninguno de los dos países".

Como es habitual en el discurso del régimen, el canciller cubano se refirió a los "presos políticos" como "mercenarios" procesados por recibir financiación de Estados Unidos, intentar "subvertir el orden" o "cometer actos violentos", y aseguró que "no existe la situación" de que alguien "esté preso por pensar distinto" en Cuba.


« Anterior12Siguiente »
Moratinos y Raúl CastroFoto

El ministro de Asuntos Exteriores de España, Miguel Ángel Moratinos (a la izquierda), y Raúl Castro.