Actualizado: 23/10/2019 9:47
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Literatura

La era post-Fidel

Un libro se pregunta cómo será la gestión de Raúl Castro ante una hipotética sucesión: ¿Predominará el lado terrible o el generoso?

Enviar Imprimir

Acerca de After Fidel – The inside story of Castro's regime and Cuba's next leader (Palgrave MacMillan, Nueva York, 2005), el ex ministro de Relaciones Exteriores de México, Jorge Castañeda, opina que "Brian Latell (su autor) combina más de treinta años en la CIA con el rigor y una prosa viva".

Por su parte, George J. Tenet, ex director de la CIA, estima que Latell es "uno de los más destacados analistas estadounidenses acerca de los asuntos de Cuba. La obra refleja un perfil psicológico fascinante de Fidel Castro y del hombre que después de más de cuarenta años en la sombra, podría pronto ser el sucesor, su hermano Raúl".

El libro está escrito desde una perspectiva estadounidense de Cuba y Fidel Castro. El autor es quizás la única persona en el mundo que no sólo leyó atentamente, sino que estudió durante décadas los discursos de Castro y trató de ponerse en el difícil papel de adivinar sus próximos pasos.

Por otro lado, la obra recoge las citas esenciales de las varias biografías publicadas acerca de la vida del dictador, lo que ahorraría al lector la farragosa lectura de centenares de páginas.

Latell es, además de un analista de inteligencia, un profesor universitario que dictó conferencias durante muchos años en su cátedra de la Universidad de Georgetown. Es decir, no debe identificársele absolutamente con los pretendidos errores de la CIA hacia la Isla, en su larga confrontación con Fidel Castro, al que evidentemente, según el autor, los norteamericanos no subestimaron como enemigo.

No se encuentra en el libro, porque al parecer no era el objetivo de su trabajo durante 30 años en la CIA, una exposición de los largos años del poder castrista, sino una indagación de la personalidad de Fidel Castro, en función de lo que sucederá después de él. Por eso, la obra recoge también en varios pasajes el complejo perfil de Raúl, el posible sucesor.

Una valoración pragmática

Como quizá era de esperar, el libro ha suscitado fuertes reacciones en algunos sectores del exilio. Los más vociferantes lo consideran como un intento por promover la posible transición encabezada por Raúl, en lugar de lo que realmente es: una valoración pragmática de la más probable de las situaciones, luego de la muerte de Fidel Castro. Esto, dada la ausencia de una oposición interna capaz de desafiar, por el momento, al poder establecido, que tratará por todos los medios de sostenerse en el mando.

Además del hecho indiscutible de que ningún otro líder cubano, después de la muerte de Castro, tiene la posibilidad y los medios necesarios para desafiar la jefatura de Raúl Castro.

Alcibíades Hidalgo fue durante varios años jefe de gabinete de Raúl y miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba. Su nombre aparece varias veces mencionado en la obra, como una de las fuentes consultadas por Latell para escribir el libro.


« Anterior12345Siguiente »