Actualizado: 20/09/2019 11:30
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

México

Al parecer, Calderón

La votación puso de manifiesto que México está dividido en dos proyectos políticos. El problema ahora es de gobernabilidad.

Enviar Imprimir

El Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) del Instituto Federal Electoral (IFE) dio la noche del lunes una ventaja de menos de un 1% al candidato centrista del gobernante Partido de Acción Nacional (PAN) Felipe Calderón Hinojosa (36,38%) sobre el centroizquierdista Andrés Manuel López Obrador (AMLO), de la Coalición por el Bien de Todos (PRD 35,54%).

La reducida diferencia explica que el ambiente de tensión se prolongara hasta que el candidato perdedor del PRI, Roberto Madrazo, reconoció su derrota con el 21,57% de los votos. Con ello, el perredismo se quedó solo en la impugnación del proceso electoral.

El resultado final se conocerá luego del conteo casilla por casilla, que la autoridad electoral iniciará este miércoles, el cual no será muy distinto del dado a conocer con las cifras provisionales.

Los datos de las elecciones legislativas, que no fueron controvertidos, otorgaron un 34% de los sufragios a los abanderados del PAN y un 29% al PRD, dejando en un 27% a la Alianza por México (PRI, Partido Verde Ecologista), recogidos en 30.500 centros de votación.

Entre posiciones antagónicas

Preocupa ahora que los dos principales partidos con posturas enfrentadas recojan juntos el 72% de la votación presidencial. Esto revela un electorado muy escindido entre dos posiciones antagónicas: el PAN representando el neoliberalismo, la globalización y la subordinación ante Estados Unidos, frente a un conglomerado (PRD) partidario del populismo, los subsidios y una política nacionalista proclive a las medidas igualitarias.

La elección hizo patente con toda claridad la polarización provocada, más que por los políticos, por un Tratado de Libre Comercio aplicado desde 1994 a rajatabla, una apertura de fronteras que favoreció a las pocas empresas con vocación exportadora y liquidó a miles de pequeños negocios que formaban la cadena productiva. El desempleo resultante se reflejó en un intenso asedio a la frontera con Estados Unidos por cientos de miles de mexicanos que huyen en busca de trabajo, y que ahora son rechazados vigorosamente por las políticas anti-inmigrantes norteamericanas.

Otro prisma del fenómeno radica en el ensanchamiento de las franjas de miseria que se enquistaron en el campo y en todas las ciudades. En estas el tejido social se debilitó por el peso del narcomenudeo, el narcotráfico, la piratería y el comercio informal, el crimen organizado, la violencia intrafamiliar, la prostitución infantil, el tráfico de órganos y otros fenómenos que se han convertido en vivencias cercanas para muchos habitantes.

La votación puso de manifiesto que México está dividido en dos segmentos y en dos proyectos políticos, claramente visibles en los resultados que favorecieron al PAN y al PRD.


« Anterior123Siguiente »