Actualizado: 27/03/2020 12:23
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Opinión

La lógica torcida de la opresión

Si un opositor es 'mercenario' por recibir 2.600 dólares, ¿cómo definir al gobierno que recibió armamento, asistencia militar y millones de rublos de la URSS?

Enviar Imprimir

El canciller Felipe Pérez Roque dice que en Cuba "no hay presos políticos", sino "mercenarios financiados por la potencia extranjera para subvertir el orden interno y cometer actos de violencia y terrorismo".

Durante la visita a La Habana de su homólogo español, Miguel Ángel Moratinos, Pérez Roque afirmó que en la Isla "no existen presos por pensar de manera distinta", y que ese asunto no formó parte de la agenda de la cita porque "es un tema que tiene que ser tratado por nuestro sistema legal", dijo.

El problema de la declaración del canciller cubano es que para justificar la coerción de la libertad individual y los abusos de poder, el régimen de Fidel Castro se ha escudado una y otra vez en la supuesta defensa de la soberanía nacional contra la injerencia extranjera. Para ello, utiliza la fachada legal de una constitución y unas leyes draconianas que, en esencia, sirven para legalizar los crímenes del Estado. Se podría afirmar entonces que la llamada revolución no es más que una verdadera tiranía constitucional.

Ejemplo de lo anterior es el acta de la Causa Número Dos de 2003 por el delito de "Actos contra la independencia o la integridad territorial del estado", vista en proceso sumarísimo en el juicio oral celebrado el 5 de abril de ese año en el Tribunal Popular de Pinar del Río, contra los opositores pacíficos Víctor Rolando Arroyo Carmona, Horacio Julio Arroyo Piña, Fidel Suárez Cruz y Eduardo Díaz Fleitas.

Sumario de los cargos y la sentencia

Por razones de espacio, no reproduzco el texto completo de la vista oral, que demuestra la arbitrariedad del sistema legal castrista, sino únicamente un sumario de los cargos principales y de la sentencia contra Arroyo Carmona.

"Según el Primer Resultando: El acusado Rolando Arroyo Carmona cometió los siguientes 'delitos':

"En 1998 se 'autoproclama Periodista Independiente', vinculándose a la agencia de prensa Cubanet, iniciando así una intensa campaña de denuncias contra la Revolución Cubana, a través de Radio Martí, Radio Mambí y la Voz de los Estados Unidos de América, por lo que Jorge Mas Santos, directivo de la Fundación Nacional Cubano Americana, lo felicitó mediante una carta".

"Se vinculó estrechamente con la Oficina de Intereses de Estados Unidos de América en Cuba, y con su ex jefa, la señora Vicky Huddelson, de quien recibió dinero, literatura, equipos de comunicación y computadoras para realizar su trabajo y treinta y nueve radios receptores de alta frecuencia destinados a captar emisoras extranjeras".

"De igual forma ha mantenido estrechas relaciones de trabajo con Omar López Montenegro […] quien le ha suministrado dinero en efectivo y radios portátiles, audífonos, baterías, cargadores de baterías, equipos de FAX, fotocopiadoras y alimentos; con Janisset Rivero González, del Directorio Democrático Cubano en el Exilio, de quien también ha recibido dinero y libros, y con Frank Hernández-Trujillo, del Grupo de Apoyo a la Disidencia, de quien ha recibido dinero y especialmente medicinas, que ha repartido mediante un consultorio médico independiente, radicado en Guane".

"En el año 2002, con la ayuda de la Oficina de Intereses de los Estados Unidos y las otras organizaciones ya mencionadas, creó una biblioteca independiente bajo el nombre de 'Reyes Magos', dotándola de más de seis mil títulos, revistas y otras publicaciones".


« Anterior12Siguiente »