Actualizado: 18/04/2024 23:36
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Opinión

La otra película

Caso Kennedy: ¿Tiene valor la teoría de La Habana si una vez más la Seguridad del Estado hace de juez y parte?

Enviar Imprimir

Segundo, ¿con quién o quiénes contaban en la administración entrante o en el Senado, que según la Constitución de ese país es el único autorizado a declarar la guerra, para estar tan seguros de que éste y aquél iban a hacer lo que a la hora de la verdad impidieron por todos los medios?

No hay indicios de que Robert Kennedy, doliente carnal y verdadero cerebro detrás del avieso plan cubano de su hermano, admitiera jamás la mera posibilidad de que los exiliados cubanos fueran ejecutores o instigadores del crimen. Ni siquiera había que preocuparse por el voto de la comunidad cubana en la Florida, habida cuenta de que de por sí ésta votaba en bloque por los republicanos y aún no era tan influyente como hoy en día.

De haberse olido semejante conjura, nada obstaba para que, siendo secretario de Justicia, un hombre de su talla y probada valentía política hubiese aplicado todo el peso de la ley a una manga de facinerosos de segunda categoría —así los describe Granma en esencia— que, sobre haber asesinado a su hermano del alma, eran casi todos extranjeros.

Desde este ángulo, parece más plausible la tesis de Huismann sobre la mala conciencia de Robert Kennedy y el temor del presidente Johnson a embarcarse en una acción militar en gran escala contra la Isla que habría podido reeditar las aún frescas jornadas de zozobra nuclear durante la Crisis de Octubre.

Francotiradores y fotos

Tercero, entre la laxa amalgama de verdades, medias verdades y francas mentiras aducidas por la prensa oficial cubana, resalta una novedad ante la cual realmente hay que quitarse el sombrero: la misión de los plomeros de Watergate era, según Frank Sturgis, el agente de la CIA citado por Granma y uno de los "tres" francotiradores de Dallas, "parar las filtraciones de noticias relacionadas con las fotos" que probaban el "rol" de varios veteranos de Bahía de Cochinos en el magnicidio de Dallas. Nos desayunamos con eso.

En esas fotos comprometedoras aparece un exiliado cubano "con una sombrilla en alto, como señal, al lado de la limousine del presidente, justo donde Kennedy fue baleado…". "Hunt —otro agente de la CIA vinculado a la "mafia" cubana de Miami— y Sturgis, le dispararon a JFK desde el montecito de hierba. Ellos fueron, fotografiados, y vistos por 15 testigos".

Y bien, siendo ese el objetivo real de la incursión clandestina en la sede demócrata en Washington, cuyo fiasco le costó la presidencia a Richard Nixon, sólo cabe conjeturar que, o este había sido mal informado y los demócratas no andaban detrás de ese secreto como él suponía, o bien la información era cierta y, en efecto, los demócratas se proponían revelarla.

Lo cierto es que, pese a los más de dos años transcurridos entre el destape del escándalo de Watergate (17 de junio de 1972) y la dimisión de Nixon (9 de agosto de 1974), interludio en que en que el presidente abusó a discreción de sus poderes, sus adversarios, si poseían tales fotos, se abstuvieron de darle el tiro de gracia con ellas. Ni siquiera lo hicieron cuando su sucesor republicano en la Casa Blanca, Gerard Ford, exoneró sin más a Nixon de todos los delitos cometidos durante su mandato.

Teoría descartada

La tesis de la existencia de otros dos francotiradores parapetados detrás de un seto del que algunos testigos alegan haber visto salir humo, ha sido descartada, entre otras cosas, porque los fusiles de precisión modernos no echan humo, como no lo echó tampoco el de Oswald. El humo, si lo hubo, bien pudo haber salido igual de algún habano de estraperlo en el mercado negro local. Es la única conexión cubana imaginable con el tal "montecito de hierba".

Por lo demás, el uso de una sombrilla (no estaba lloviendo en Dallas) como señal, mueve a risa: ¿cómo se las habrían arreglado los francotiradores, especialmente los que se hallaban detrás del seto, o sea, más o menos a ras de tierra, para verla de lejos, ya que es de suponer que no hayan disparado a corta distancia?