Actualizado: 26/06/2019 9:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Reportaje

«La epidemia se les ha ido de las manos»

Mientras crece el número de víctimas, La Habana sigue sin reconocer la existencia del dengue, según disidentes y expertos.

Enviar Imprimir

A pesar del silencio oficial, la epidemia de dengue que azota Cuba ha disparado las alarmas de los ciudadanos. Médicos independientes e integrantes de la oposición interna han denunciado el secretismo sobre la enfermedad y las causas que, en su opinión, "favorecen" la recurrencia de la misma.

El pasado viernes, la Iglesia Católica tomó cartas en el asunto, al pedir a sacerdotes y responsables de la Arquidiócesis de Santiago de Cuba —una de las regiones más afectadas— que incluyeran en sus preces menciones para aliviar el dolor de los enfermos por dengue.

En un comunicado firmado por el arzobispo Pedro Meurice Estiú, y al cual tuvo acceso Encuentro en la Red, se encarga a los sacerdotes, diáconos y comunidades orar "mientras dure la epidemia de dengue que nos aflige".

La nota de la Iglesia es el primer documento público, no oficial, que menciona tácitamente el rebrote de la enfermedad.

"Oh Dios, a cuyo mandato obedecen todos los elementos, te suplicamos humildemente que controladas las amenazas de la enfermedad que padece nuestro pueblo, pase el peligro por la invocación de tu nombre...", agrega el comunicado, que además fue leído en las parroquias de la diócesis.

¿Epidemia?

Mientras tanto, las autoridades persisten en negar la existencia de la enfermedad. La agencia italiana IPS citó recientemente al doctor José San Martín Martínez, director de la Unidad de Vigilancia y Lucha Antivectorial, del Ministerio de Salud Pública, según el cual "no existe peligro de ocurrencia de epidemia de dengue".

Opositores consultados por Encuentro en la Red opinan que los médicos están actuando con "cautela", porque corren el riesgo de ser expulsados de sus puestos si confirman el padecimiento. No obstante, sí ordenan tratamientos sintomáticos, es decir, activan los protocolos referidos al dengue.

"Al gobierno le cuesta reconocer la epidemia. Es una actuación irresponsable, porque la información es crucial para que la gente tome precauciones", dice Elizardo Sánchez Santacruz, presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional.

Otros periodistas independientes y miembros de la disidencia también intentan atar cabos e interpretar la magnitud de la epidemia con cifras aisladas y testimonios de afectados, sin que hasta la fecha puedan extraerse conclusiones definitivas.

Las mayores afectaciones parecen darse en las provincias de Ciudad de La Habana y Santiago de Cuba, las de mayor población del país. Los hospitales viven escenas de pánico, y en las calles, excepcionalmente, el tema de la alimentación cede su cotidiano protagonismo.


« Anterior123Siguiente »